Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

jueves, 14 de diciembre de 2017

La aguda crisis del chavismo, que vemos en este momento, es una directa consecuencia del deterioro total del país provocado por Nicolás Maduro y la burda manipulación desde La Habana. Paradójcamente, su inicio hay que remontarlo al propio Hugo Chávez, quien sin importarle el concepto Patria, otorgó la riqueza de la nación a Fidel Castro.


CUBA Y LA REVUELTA DE LOS CHAVISTAS CONTRA MADURO
ANGELICA MORA | 07/12/2017 | Web del Frente Patriotico
La lucha de hoy de Maduro con los chavistas no es por “depuración” sino por rasguñar lo que aun queda de la riqueza. La batalla también proviene de Cuba, donde los castristas temen que el timón se les pueda ir de las manos.
La aguda crisis del chavismo, que vemos en este momento, es una directa consecuencia del deterioro total del país provocado por Nicolás Maduro y la burda manipulación desde La Habana.
Paradójcamente, su inicio hay que remontarlo al propio Hugo Chávez, quien sin importarle el concepto Patria, otorgó la riqueza de la nación a Fidel Castro.
Maduro siguió el camino para el que fue designado por el moribundo ex presidente y como era de esperar, ha servido fielmente los designios de la Cúpula gobernante de Cuba cuyo único propósito ha sido la supervivencia y el uso del chorro petrolero para su propio beneficio, sin importarle crear el caos en la nación bolivariana.
Chávez inició el latrocinio de la riqueza y la destrucción de la pujante economía venezolana con sus caprichosos mandatos de “exprópiese” frente a entidades que producían ganancias, para acapararlas y destruirlas -de paso- en el proceso.
Nicolás Maduro es un ignorante, pero era lo más fiel que había para seguir alimentando al gobierno de Cuba. Una vez designado, se rodeó de generales igualmente devotos a la dirigencia de La Habana.
Como Ministro de Defensa Maduro nombró a Vladimir Padrino, quien mostró al mundo su seguimiento incondicional ,arrodillado a los pies mismos de Fidel Castro, en un patético twitter donde proclamaba: “Gracias COMANDANTE!. Seguiremos aferrados a las ideas y a las causas más nobles de la humanidad. ¡Hasta la Victoria!”
La lucha de hoy de Maduro con los chavistas no es por “depuración” sino por rasguñar lo que aun queda de la riqueza. La batalla también proviene de Cuba, donde los castristas temen que el timón se les pueda ir de las manos.
El símbolo de la guerra interna es “el zar del petróleo”, Rafael Ramírez. Era el hombre fuerte de Chávez quien había sido nombrado Ministro de Petróleo, pero no se le tomó en cuenta para la sucesión porque era muy ambicioso.
Chávez, junto a Fidel Castro, pensaron que debía colocarse en Miraflores a alguien con poca capacidad, pero absolutamente fácil de maniobrar, como lo era el sindicalista y ex chofer del Metro de Caracas, formado en Cuba.
Ramírez fue nombrado por Maduro presidente de Petróleos de Venezuela, PDVSA, y embajador ante la ONU, pero decayó en los favores y fue objeto de la purga actual, que envolvió e hizo caer también a Eulogio del Pino y Nelson Martínez, altos jerarcas chavistas que se alternaron en el ministerio de Petróleo y la presidencia de PDVSA.
La purga de Maduro tiene en mente barrer a los enemigos, de cara a las elecciones presidenciales fijadas para diciembre de 2018, pero que pueden adelantarse, según lo dicte La Habana y donde el servil mandatario se perpetuará en el poder.
Los chavistas han visto el peligro, incluso el ambicioso Diosdado Cabello -quien quiere ser candidato- y han respondido a los ataques, algunos aun en forma encubierta sin revelar los secretos propósitos.
No en vano está diciendo Rafael Ramírez: “Quien me ataque a mi debe pensar un poquito, solo un poco, porqué Chávez me tuvo 12 años a su lado. Pero, además, cuando estaba muriendo solo llamo a cuatro y yo estaba allí. Así es que ningún advenedizo me puede venir con cuentos a mi. Viva Chávez! Venceremos!”.
Se revela que el grupo rebelde está conformado por chavistas, más chavistas que Chávez, mientras el pueblo muere por falta de comida y medicinas,y sufre la supresión violenta de los más elementales derechos humanos, comenzando por el de la libre expresión de ideas.
La revuelta de hoy de los chavistas contra Maduro tiene una sola solución: sacar del poder al ignorante pero astuto mandatario y llamar a elecciones, donde ellos pueden tener más chance.

LA PURGA DE PDVSA Y MARÍA GABRIELA CHÁVEZ
Domingo Alberto Rangel | 07/12/2017 | Web del Frente Patriotico
Que el gobierno bolivariano después de casi dos décadas repentinamente encuentre robos, hurtos y desfalcos en PDVSA no debería ser motivo de discusiones esotéricas. Un evento similar era de esperar y cualquier observador que conozca someramente la historia de países que cayeron bajo la férula del totalitarismo… de seguro lleva años esperando una purga en el seno del oficialismo criollo.
Bien: La purga finalmente llegó y en apariencias revienta a lo grande porque acaba de tocar el alto mando de la PDVSA “roja, rojita” que por diez años hizo y deshizo en la petrolera estatal de la mano de Rafael Ramírez quien acaba de renunciar como parte de un acuerdo que entre tramposos está por verse si lo cumplen las partes pero de eso me ocupo en otro párrafo.
Esa cosa de purgar enemigos internos, mandando al exilio, a la cárcel o simplemente asesinándolos, ha sido una vieja afición de señores tolerantes como lo fueron Hitler, Mussolini, Lenin, Trotsky, Mao, Fidel y el gordito de Norcorea. En esto no hay nada que nos deslumbre y más bien los bolivarianos, grandiosos en la palabra y mediocres en los hechos… en materia de purgas se quedan cortos ante sus antecesores del siglo XX.
Lo interesante en el caso comentado en esta extraña Navidad es que por vez primera en la historia la purga de conmilitones no termina en el paredón de fusilamiento o en un exilio peligroso como fue el de Trotsky. Eso se puede atribuir al carácter poco serio del bolivarianismo cuyos máximos cuadros solo tienen tiempo para meterle mano al presupuesto… o a cumplir con las exigencias de quien escribe los guiones que sigue la política nuestra que es muy payasa. Pero también puede ocurrir que las purgas en PDVSA no lleguen a nada… al menos así puede ser si  la hija de Hugo Chávez cumple con lo acordado.
Dejemos de lado las primeras posibilidades, llenas de ladrones y timadores… y a concentrarse en la última que luce más interesante sobre todo para los fanáticos de las conspiraciones y en especial a quienes les atribuyen a los cubanos todas nuestras desgracias.
Así como en nuestro país el bolivarianismo tiene tendencias principales que son el madurismo y el chavismo y también ramales que no llegan a quebrada… así mismo en Cuba quedaron como tendencias principales el fidelismo y el raulismo.
Con diferencias porque las tendencias del oficialismo cubano, léase del Partido Comunista de Cuba, ni  dedican todo el tiempo laboral a la caza presupuestaria ni se atacan entre sí con fiereza como sucede en la oposición venezolana y por lo visto con esta purga también en el seno del PSUV… pero igual en la isla como en nuestro país ocurren deslindes y como se sabe el fidelismo quedó huérfano con la muerte del Caballo.
El deslinde de la Mud se resolvió a medias dándole cabida en Dominicana, a todo opositor que a) levantara la mano pidiendo cancha b) tuviese patrocinantes para el viaje y que, esto ayuda pero es opcional c) demuestre que en el pasado desfalcó por sí mismo o mediante el concurso de la familia un banco del estado o recibió créditos impagos a la fecha. Así la delegación opositora tiene más miembros que un equipo de futbol profesional. Y el deslinde vendrá porque quienes no aceptaron las condiciones que dicta Ramos Allup… toman distancia aunque por los momentos siguen “en la unidad”.
Pero hablando de Cuba es bueno recordar que entre las ocurrencias de viejo ocioso porque Fidel Castro estuvo sus últimos años separado del poder diario y seguramente se fastidiaba… estuvo la de ver en María Gabriela Chávez una posible salvadora “del proyecto”.
Por recomendación de Castro Hugo sacó a la niña del ponzoñoso entorno caraqueño y la envió a estudiar con Cristina Kirchner el arte de gobernar un pueblo, allá en Buenos Aires.
De aquel viaje salieron las habladurías sobre comisiones y jugosos sobreprecios en la compra de harina de trigo para ser importada a nuestro país.
Pasado el tiempo María Gabriela reaparece como embajadora alterna en la ONU, cargo que desempeña hasta la actualidad cuando acaban de destituir a su jefe y mentor político en medio de un vendaval de sorprendentes acusaciones –por lo tardías- contra la moral administrativa de Rafael Ramírez. ¡Esa destitución es parte de una purga pero es además otra cosa!
Es sabido que Ramírez, tan fidelista como fue Hugo Rafael hasta su muerte, se ha dedicado a presentar en los entornos de poder a María Gabriela quien poco  a poco, en Nueva York, aprende lo que no tuvo tiempo de aprender en Buenos Aires. Es sabido también que la joven -38 años- defendió con amenazas a su mentor cuando el Canciller, cuñado de la Chávez y esta novela ya parece un relato medieval… fue encargado de trasmitirle a Rafael Ramírez que ya era hora de salir del cargo bajo la fútil acusación de encubrir la corrupción en PDVSA. De esa pelea feroz vino el acuerdo que saca a Ramírez, deja tranquila a María Gabriela que se compromete a olvidar sus veleidades políticas, por ahora.
Lo que no es muy conocido es que ante la posibilidad de que Maduro pierda la elección presidencial del 2018… Los mentores de María Gabriela Chávez se habían puesto a la carrera para montar una pre campaña basada en el buen recuerdo que tiene el pueblo en general de Hugo Chávez y el rechazo de Nicolás.
En eso andaban cuando se enteran en Miraflores… y comienza una purga que se supone cimentada en los cuantiosos robos que ha habido en PDVSA y cuyos íconos son los primos de Ramírez debido a sus excesos de nuevoriquismo, de puterías y abusos… todos a la vista desde hace muchos años.
La jugada se supone que limpia a un Maduro embalado hacia la elección del 2018… Pero aún queda una mina con carga suficiente… María Gabriela Chávez candidata del chavismo.
Los entusiastas afirman que gana… igual dice pero de Nicolás la gente del Presidente… o los adecos de Ramos Allup… los seguidores de López y de Capriles –ambos inhabilitados- de cada uno de estos dirigentes y hasta los que recorren el país tras el estandarte de la Polar y de Lorenzo Mendoza.
¡Quién no gana nada es el país y su sociedad!
¿Puede poner a ganar a la sociedad un Presidente que no esté comprometido con grandes cambios en las manera de relacionarse el estado con la gente?
¡Hasta ahora ninguno de los susodichos garantiza un cambio que valga la pena… mientras tanto uno se pregunta… si por andar metiéndole ideas de Presidenta a María Gabriela… purgan a Rafael Ramírez y a sus válidos… ¿por qué será que a la Boliburguesía de origen militar no la tocan?… ¿por qué será que al entorno de Ramos Allup tampoco lo toca este gobierno ávido de presentarse como perseguidor de la corrupción?
¡Misterio Señor, misterio!

RAMÍREZ NEGOCIÓ SU SALIDA DEL RÉGIMEN, PERO NO LE SERVIRÁ DE MUCHO
Gustavo Coronel | 07/12/2017 | Web del Frente Patriotico
Quienes lo investigan seriamente no serán tan blandos como Maduro
La carta de renuncia del destructor principal de PDVSA, Rafael Ramírez, comienza así:
Tenga  a bien dirigirme a Usted, con el objeto de notificar mi renuncia al cargo de Embajador Representante Permanente de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el cual he desempeñado desde el día 5 de enero de 2015, hasta la presente fecha. Esta decisión responde a los acuerdos alcanzados en nuestra conversación, una vez recibida la instrucción del Ciudadano Presidente de la República, de separarme del cargo para que cese, según ha sido su deseo manifiesto, de representar a nuestro país frente a este Organismo Multilateral”.
Es decir, Ramírez ha llegado a un acuerdo con Maduro para irse del narco-gobierno. Su salida responde a una negociación.
¿En qué consistirá esa negociación? Rafael Ramírez fue presidente de PDVSA y ministro del sector petrolero por doce años, desde 2004 hasta 2014 pero desde 2002 estaba en la junta directiva de la empresa. Se jacta de haber sido amigo íntimo del sátrapa fallecido, Hugo Chávez. Se vanagloria de haber transformado la empresa en una quincalla vendedora de pollos y sembradora de sorgo. Manejó durante doce años, a su entera discreción, los dineros de la empresa, desviándolos hacia fondos paralelos como el FONDEN, sin transparencia alguna, en estrecha complicidad con Chávez, Giordani y Merentes. Durante los doce años de ese manejo PDVSA recibió y despilfarró miles de millones de dólares de ingreso petrolero. Se entregó petróleo subsidiado y hasta gratis a Cuba y a otros países del Caribe y América del Sur. Ramírez envió sacos de dinero a Cristina Kirchner en Argentina y a Evo Morales en Bolivia. Sus amiguitos, Villalobos y Reiter y sus primos Salazar Carreño y Luongo Carreño han sido detenidos, los dos primeros por la policía española (a pedido de USA)  y los segundos por la policía de Maduro.
¿Cuál puede ser el acuerdo, la negociación a la cual llegó Ramírez con Maduro? En primer lugar, no ir a Venezuela, a ser puesto en prisión en las sucias cárceles de Maduro. Segundo, poder irse en paz a un país donde no exista extradición con los Estados Unidos, país que está investigándolo activamente y donde él ya no gozará de inmunidad diplomática; tercero, permitirle vivir tranquilo, en disfrute de sus “ahorros”.
La carta que maneja Ramírez es el conocimiento que tiene de la magnitud del desastre financiero en el sector petrolero y de la participación de Maduro y sus compinches en el saqueo de PDVSA. Todos ellos fueron miembros de la pandilla. Maduro fue miembro de la Directiva de PDVSA (figuraba como abogado en los libros de la empresa). Todos los chavistas principales tienen las manos llenas de corrupción, por comisión o por omisión.
Este arreglo de Ramírez con Maduro no servirá para comprar su impunidad, ya que quienes lo investigan y estrechan su cerco no son los miembros del narco-régimen venezolano sino entidades de otros países donde él tiene o ha tenido sus dineros y negocios. Su capacidad de maniobra es muy limitada.
La tragedia de PDVSA no tiene precedentes. Seis expresidentes corruptos: Héctor Ciavaldini, Ali Rodríguez, Asdrúbal Chávez, Rafael Ramírez, Eulogio del Pino, Nelson Martínez en menos de 20 años. Ninguna empresa aguanta tal agresión a la moral y a la eficiencia gerencial. Este grupo arruinó a PDVSA y a Venezuela, país que dependía de PDVSA para vivir.
Por eso y por muchas otras razones de similar indignidad es que no es posible sentarse a negociar con esta pandilla de bandoleros. Quien se sienta con ellos, en República Dominicana o cualquier otro sitio, los reconoce como interlocutores válidos y desciende, inevitablemente, a su nivel.

LA PDVSA ROJA Y CORRUPTA DE NICOLAS MADURO.
Carlos Tablante | 07/12/2017 /Web del Frente Patriotico
Hace año y medio escribí el artículo titulado La Pdvsa roja rojita de Rafael Ramírez. Lo copio más abajo porque tiene total vigencia.
Pero antes quiero reiterar lo que hemos dicho siempre: quien tiene más poder, tiene más responsabilidad.
No puede Nicolás Maduro, al entregarle Pdvsa y el denominado Arco Minero a los militares, liberarse de las culpas y responsabilidades que tiene en la corrupción y la quiebra de la Pdvsa roja-rojita, sobre todo cuando ha tenido el control total de las finanzas de la petrolera por lo menos desde diciembre de 2014, cuando nombró a su sobrino político Carlos Erik Malpica Flores como Vicepresidente de Finanzas y Planificación, al mismo tiempo que ejercía el cargo de Tesorero Nacional, tal como lo denunciamos en el libro El Gran Saqueo.
Desde estos puestos claves, Malpica Flores, seguramente con el aval de sus tíos Cilia y Nicolás, ejecutó numerosas operaciones financieras irregulares con el diferencial cambiario, dentro de las cuales hay varias que han levantado las alarmas de las autoridades financieras internacionales, como por ejemplo, las realizadas con Eaton Global Services Limited, empresa de maletín registrada en Hong Kong.
Malpica Flores tuvo que abandonar ambos cargos por la presión del juicio de los narcosobrinos Flores, donde su nombre fue mencionado. Su posición en Pdvsa fue dividida en dos: vicepresidente de Finanzas y director interno de Planificación, al frente de los cuales, Maduro designó a dos personas de su entera confianza que eran coordinados por Malpica Flores desde su nuevo despacho en Miraflores, donde continúa teniendo una gran influencia en las finanzas públicas junto a otro ex Vicepresidente de Finanzas de Pdvsa, Simón Zerpa, quien ocupa múltiples cargos en la administración de Maduro, entre ellos el de ministro de Economía y Finanzas.
Resulta evidente que Nicolás Maduro lo que busca es un mayor control del poder defenestrando a Rafael Ramírez y apuntando a cualquier otro que quiera disputarle el liderazgo del chavismo, con el foco puesto en mantenerse en el poder como sea, a través de la dictadura del hambre y la corrupción que le ha impuesto al pueblo venezolano.
Aquí mi artículo de agosto de 2016, La pdvsa roja rojita de Rafael Ramírez:
“Hay una responsabilidad política, porque los que manejan los destinos de la Nación, corren con la responsabilidad de todo cuanto aconteció… ” Esto lo dijo José Vicente Rangel en 1979 durante el debate parlamentario sobre el caso Sierra Nevada en el que su voto fue crucial para salvar la presidencia de Carlos Andrés Pérez. JVR no se acordó de su propia cita en la conversación televisada que sostuvo el domingo 14 de agosto con el ex presidente de Pdvsa.
Rafael Ramírez Carreño no puede decir que no tiene ninguna responsabilidad en el saqueo que sufrió Pdvsa bajo su mandato de diez años. Es mentira que ignoraba lo que pasaba porque tenía el control total a través de los familiares y amigos que colocó en puestos claves de la industria. La red incluía primos, sobrinos, hermanos, compañeros de estudios y parientes políticos. Los apellidos Ramírez, Salazar, Carreño, Sansó, Rodríguez, Luongo, conforman el entramado nepótico que arruinó a Pdvsa.
Aduce Ramírez que ni Pdvsa ni él tenían cuentas en Banca Privada de Andorra. No hacía falta. Las tenían su testaferro Diego Salazar y casi todos los integrantes de esta red de corrupción. Las millonarias cuentas fueron abiertas tanto en la sede central de Banca Privada de Andorra como en las sucursales de España (Banco Madrid) y Panamá, como está suficientemente documentado en las investigaciones de las autoridades financieras del Principado, EEUU y España.
El caso del desaparecido BPA y sus sucursales en Madrid y Panamá, así como la clandestina oficina que mantenía en Caracas, es especialmente relevante por lo que expone de la corrupción en Pdvsa.
En 2012 – tres años antes de la decisión del Departamento del Tesoro de EEUU que culminó con el cierre del banco- la unidad de inteligencia financiera de Andorra solicitó congelar las cuentas de la red de Ramírez acusando de lavado de dinero a sus miembros, entre ellos a Omar Farías – otro beneficiario de los seguros de Pdvsa – hoy enjuiciado en República Dominicana bajo el mismo cargo.
En ese momento, a Diego Salazar le bloquearon una cuenta personal con 200 millones de dólares. En ella recibía las “comisiones” de las empresas chinas contratadas a través del Fondo Chino-Venezolano bajo el control de Rafael Ramírez. Los acuerdos de préstamo de China a Venezuela obligan a la nación a comprar bienes y servicios a compañías chinas. Salazar era el “representante” de dichas empresas ante el Fondo, como él se definió durante el proceso para desbloquear las cuentas. En el Fondo Chino Venezolano no se movía una hoja sin pasar por las manos de los primos que se pagaban y daban el vuelto.
En 2014, con el apoyo de millonarios bufetes de abogados internacionales que pagó con el dinero robado a todos los venezolanos, Salazar logró que le descongelaran la cuenta e inmediatamente transfirió el dinero a un banco en Hong Kong. Las autoridades de Andorra no habían podido comprobar el origen ilícito del dinero debido a que en Venezuela no había ninguna investigación abierta contra Diego Salazar. Sin embargo, en 2016, las mismas instituciones andorranas emitieron una rogatoria a las autoridades francesas solicitando congelar cuentas y bienes de Salazar y Omar Farías en ese país. El caso sigue abierto.
Ramírez nunca explicó a la opinión pública su relación con el escándalo que se produjo en 2009 cuando su nombre apareció relacionado con unas cuentas del Ocean Bank de Miami. Niurka Sánchez, la oficial de cumplimiento del banco de dueños venezolanos, denunció ante la unidad de inteligencia financiera de EEUU – Fincen- varias operaciones sospechosas de las cuentas de un abogado venezolano que justificó el origen de sus millonarios fondos como “honorarios por consultas legales de Rafael Ramírez”. Los fondos eran depositados en el Ocean Bank y luego transferidos inmediatamente a cuentas en Suiza y Luxemburgo.
Ramírez también entregó a su primo y principal testaferro Diego Salazar Carreño las millonarias cuentas de los seguros y reaseguros de la petrolera. Los manejos delictivos en este área quedaron en evidencia con la tragedia de Amuay, donde la República tuvo que asumir millonarios costos porque Pdvsa no estaba apropiadamente asegurada para el momento. Es solo la punta del iceberg de las cientos de irregularidades perpetradas en este sector.
Como si fuera poco, Ramírez le dió a su primo Salazar y a su cuñado Baldo Sansó el control de las altas finanzas de la petrolera, lo que terminó en los conocidos fraudes con los fondos de pensiones de los trabajadores, con multimillonarias operaciones cambiarias irregulares y con oscuras colocaciones en bancos como el Espírito Santo.
Rafael Ramírez debe responder por todo lo que autorizó. No puede desentenderse de las irregularidades de Bariven, ni del desastre de Pudreval en la importación de alimentos ni de la incapacidad y corrupción con los contratos de la emergencia eléctrica, donde hay inclusive declaraciones de prensa de ex altos funcionarios acusando directamente a Ramírez de haber impuesto a contratistas involucrados en millonarios casos de sobornos e incumplimiento de contratos.
Como presidente de la empresa y ministro de Petróleo y Minería, Ramírez tiene toda la responsabilidad política sobre la ruina de Pdvsa. En la larga lista de culpas figura además el haber designado y mantenido en sus cargos a individuos señalados en actos de corrupción sin haber iniciado nunca una investigación interna de la que se tenga conocimiento.
No es un secreto que Ramírez tiene ahora aspiraciones presidenciales. Es lo que llaman “huir hacia adelante”, seguramente para evitar futuras investigaciones. Para impulsar su candidatura dentro de un chavismo agotado, y una Venezuela que se cae a pedazos, está utilizando a María Gabriela Chávez, también representante de Venezuela ante la ONU.
La Comisión de Contraloría de la AN preparó un informe sobre las irregularidades en la gestión de Ramírez que fue presentado en la plenaria y enviado al MP, al mismo tiempo que emitió un voto de censura contra Rafael Ramírez que fue luego desestimado por el TSJ. Todo ello fue promovido por el diputado Freddy Guevara, presidente de la Comisión de Contraloría, a pesar de las amenazas de demanda de Ramírez, que nunca concretó.
Uno de los peores actos de corrupción de Ramírez, siguiendo instrucciones de Hugo Chávez, es haber entregado Pdvsa a una parcialidad política. La Pdvsa “roja rojita” le permitió enriquecerse grotescamente. Venezuela recuperará lo que le robaron, de eso estamos seguros. Más difícil será recuperar a Pdvsa para todos los venezolanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario