Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

lunes, 6 de marzo de 2017

Ayer salió a la luz un nuevo vínculo entre el Gobierno y la MUD.


EL CRIMEN PERFECTO
Luis José Semprum | marzo 4, 2017 | Web del Frente Patriotico
Ayer salió a la luz un nuevo vínculo entre el Gobierno y la MUD. Según la denuncia del periodista Leocenis García, el diputado José Gregorio Correa, de Primero Justicia, recibe financiamiento del boliburgués Raúl Gorrín, dueño de Globovisión. La denuncia incluye los números de tarjeta de crédito que Gorrín utiliza para pagar pasajes y hospedajes del diputado Correa y de sus familiares (https://goo.gl/QxGNs8).
No es la primera vez que se destapa este tipo de nexos. En septiembre de 2012, se hizo público un video que muestra al diputado Juan Carlos Caldera, también de Primero Justicia, recibiendo dinero del boliburgués Wilmer Ruperti, el hombre que paga la defensa de los “narcosobrinos” (https://goo.gl/caI9wG). Actualmente, Caldera es nada menos que el representante de la MUD ante el CNE.
Ramón José Medina, quien fuera sub secretario general de la MUD, es abogado del boliburgués Víctor Vargas (https://goo.gl/votPYI). Por increíble que parezca, Medina actualmente dirige una fundación cuyo objetivo es captar inversiones en la Cuba de Raúl Castro (https://goo.gl/kiy0N1).
En el año 2014, la Secretaria de Estado adjunta Roberta Jacobson, reconoció que voceros de la MUD le pidieron no sancionar a los violadores de derechos humanos del gobierno venezolano (https://youtu.be/Lhdxnk3ZX50).
A principios de 2015, Thor Halvorssen, Presidente de Human Rights Foundation, denunció públicamente los vínculos del líder máximo de AD, diputado Henry Ramos Allup, con los bolichicos de Derwick (https://goo.gl/3AUXlk).
‎Casos aún más evidentes de infiltración lo constituyen Manuel Rosales y Henry Falcón. Este último atacó en febrero pasado al gobierno norteamericano, por haber acusado a  Tareck El Aissami de ser narcotraficante (https://goo.gl/kIfaaW).
Pero aún si no existiesen todas estas pruebas, igual podríamos deducir que existen acuerdos entre el Gobierno y la MUD. Solo eso explica el fracaso de las estrategias opositoras durante estos largos 17 años; solo eso explica un absurdo diálogo con Maduro, con mediadores vendidos; solo eso explica los encuentros secretos en República Dominicana; solo eso explica que la MUD haya negociado la marcha del 1 de septiembre, y que haya mandado la gente a sus casas a la 1:00 de la tarde.
Como puede verse, a la MUD no le interesa salir del gobierno de Maduro, sino compartir espacios dentro del actual sistema; por eso, se concentran únicamente en el tema electoral, y nos piden nuestro apoyo, pero no para cambiar de modelo, sino para obtener diputaciones y gobernaciones.
Pero quienes se atrevan a denunciar estas realidades, son inmediatamente acusados por la MUD de “romper la unidad” y descalificados como “guerreros del teclado”.  Como la MUD es “lo único que hay”, dicen, entonces hay que morir callados, y dejar que sigan entregando nuestro futuro. Se trata, sin lugar a dudas, del crimen perfecto.

@LuisSemprumH

BOLIBURGUESES, REPUBLICANOS Y MIEMBROS DE LA OPOSICIÓN SE REUNIERON EN REPÚBLICA DOMINICANA (INFORME CONFIDENCIAL)
Leocenis García | marzo 4, 2017  Web del Frente Patriotico
Las cosas en Caracas se complicaron desde que Washington reveló una lista de nombres y un conjunto de sanciones contra funcionarios de Venezuela. Desde entonces, el gobierno de Nicolás Maduro ha negado las acusaciones y dice que las mismas forman parte de una supuesta conspiración internacional contra la revolución bolivariana.
Mientras en el chavismo, los jerarcas del partido de gobierno se apoyan entre sí, reclamando solidaridades. En el caso de sus antiguos aliados, las cosas parecen haber cambiado.
En 2013, meses después de haber adquirido la otrora crítica televisiva Globovisión, sus dueños, Raúl Gorrín y Gustavo Perdomo, dos abogados vinculados a la causa judicial de Danilo Anderson, asesinado en extrañas circunstancias, y el primero compadre del ex tesorero de Hugo Chávez, Alejandro Andrade, se reunieron con el presidente Maduro.
Todo parecía marchar bien, hasta que los problemas de escasez, hambre, y distorsiones en la economía, productos de los controles de la administración socialista, pusieron en graves aprietos al chavismo. Entonces, los boliburgueses, término acuñado a los ricos nacidos durante la era del socialismo bolivariano, empezaron a abandonar el barco de forma gradual.
Una reunión celebrada el pasado lunes 20 de febrero de este año en el Hotel Intercontinental de Santo Domingo, propiedad del Grupo Centroamericano Poma-Robles, muestra hasta qué punto ahora los antiguos aliados del chavismo están dispuestos a poner sus intereses en otras manos.
A la reunión asistieron, los representantes de Ballard Partners de Florida, una firma de lobby vinculada al partido Republicano, y cuyo servicio, consiste en acercar a quienes desean tener acceso a la administración Trump. Uno de sus miembros Bian Ballard, había asistido y aparecido públicamente durante la campaña del senador John McCain, al que Obama venció en su primera elección.
En el encuentro hicieron acto de presencia Brian Ballards y Silvestre Lukis, contratados hace meses por Gorrín, quien también funge como dueño de la aseguradora La Vitalicia en Venezuela. Entonces la firma ayudó a concretar un encuentro con Marco Rubio, un respetado senador del partido Republicano, conocido por sus denuncias contra altos jerarcas del chavismo.
Los gastos corrieron por cuenta del abogado venezolano y propietario de Globovisión quien organizó el encuentro. Gorrín, arribó a Santo Domingo a bordo de un avión Gruman 550, mientras que los representantes de Ballard Partner, lo hicieron en vuelo comercial.
La reunión tomó relevancia cuando apareció el actual diputado y presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, el opositor Julio Borges. Pero, no asistió solo a la cita. Lo acompañaba el diputado y miembro de la Comisión Permanente del Poder Popular de Medios de Comunicación de la Asamblea Nacional, José Gregorio Correa, parlamentario que presentó un Proyecto de Reforma Parcial a la Ley de Telecomunicaciones en 2015.
En el encuentro, se habló de los escenarios que enfrenta el chavismo, y las acciones de la oposición con amplia mayoría parlamentaria. Durante el encuentro el otrora empresario vinculado al chavismo, dijo ser “víctima de una persecución del gobierno de Venezuela” y se quejó de la no renovación de su licencia. Por otra parte, Borges y Correa justificaron su viaje como una rutina de encuentros con congresistas dominicanos.
La presencia de Correa, quizás el más discreto de la reunión, tenía una enorme importancia. El diputado Correa, no sólo es uno de los hombres claves, de Tomás Guanipa, el jefe de la Comisión de Medios, sino que además es un ocupado gestor para resolver las disputas entre el ex candidato presidencial Henrique Capriles y los propietarios de Globovisión.
Capriles, el 26 de mayo de 2013 fustigó públicamente en su cuenta twitter al canal de noticias venezolano: “¿Quiénes son los nuevos dueños de Globovisión? ¿Cómo lograron que Conatel les diera la autorización? ¿Ustedes creen que el Gobierno autorizó la venta de Globovisión para que tengamos información libre? Yo les he dicho que nuestra lucha es por la verdad ¡y la verdad no se negocia! Averigüen quién es el mayor accionista de Globovisión”, dijo Capriles.
Entonces el hoy gobernador de Miranda, agregó, refiriéndose a Raúl Gorrín: “Averigüen ustedes cómo hizo una fortuna en los últimos 3 años un señor de apellido Gorrín, hoy nuevo propietario mayoritario de Globovisión. ¿Le sonará al señor Gorrín los nombres de Claudia Díaz y Adrián Velásquez a quien le dicen “Guarapiche”? Lamento mucho por los trabajadores de Globovisión por todo ese gran equipo, ¡pero los nuevos dueños son unos enchufados! ¡El país tiene que conocer estas cosas, no podemos ser una sociedad de cómplices, el dinero no lo puede todo, eso creen los del Gobierno! ¡Yo tengo un compromiso con nuestro Pueblo y jamás voy a traicionarlo! El Gobierno quiere controlar todos los medios, ¡vendrán otros!
La relación del diputado Correa y el empresario nacido en el chavismo, es de vieja data. El 07 de junio de 2015, el entonces presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos recibió un informe que no salió a la luz pública y, que comprometía la actuación del parlamentario de Primero Justicia.
El informe, en nuestro poder, da cuenta entre otras cosas de un correo electrónico interno de fecha 19 de enero de 2016, a las 13:14 horas, entre la secretaría de Raúl Gorrín, la señora Elizabeth Gouveia (gouveiaelizabeth@gmail.com) y el diputado Correa, cuya militancia política se desarrolla en el partido Primero Justicia (josegcorrea@gmail.com). Según se lee en los mensajes, Correa solicitó pagos de pasajes y hospedaje al Hotel Sanctuary Cap Cana y Paradisus Palma Real, con transporte para él y su familia.
Tal como se ve en los correos, es el propio diputado quien envía los pasaportes a la secretaria de Raúl Gorrín y Gustavo Perdomo, propietarios de Globovisión.
El 25 de febrero de 2016, a las 9:30 de la noche, el diputado Correa le escribe un email a la secretaria de Raúl Gorrín, con el asunto “Boletos y hospedaje”, con copia a sus dos correos gouveiaelizabeth@gmail.comy Elygb@hotmail.com, donde se piden los boletos de hospedaje en Montevideo Uruguay del 12 al 16 de marzo de 2016. Le señala en el mismo correo, que se le asigne boletos y hotel para Yasmira Torres, su mujer, y su hijo José Correa Torres el 29 de marzo en Washington. La secretaria le devuelve un afirmativo tomando nota de las reservas.
El 02 de marzo del año 2016, como se ve en el correo adjunto, la Agencia de Viajes le confirma boletos al email de la secretaria de Raúl Gorrín con copia al señor diputado. Le envía adjunto en el mismo correo la confirmación del Hotel Four Season 5 estrellas, donde estarán alojados por un total de 10.183 dólares.
En los correos adjuntos se ve enviando las tarjetas de créditos, las cuales pagaron los boletos, una número 37458275811019532 de American Express Platinum, a cargo del señor Raúl Gorrín, y otra de número 37458830985204, también American Express, a nombre del señor Gustavo Perdomo.
Entre los boletos cancelados y algunos cambiados a cargos de otras tarjetas, como también se ve en uno de los correos, está el número 230 1633364230 por la línea Copa, el 001 1633364270, 001 1633364272,001 1633364275 por la línea aérea American Airlines, a nombre de familiares del ciudadano diputado.
El artículo 79 de la Ley Contra la Corrupción de Venezuela, establece lo siguiente: “La persona que alardeando de valimiento o de relaciones de importancia e influencia con cualquier funcionario público reciba o se haga prometer, para sí o para otro, dinero o cualquier otra utilidad, bien como estímulo o recompensa de su mediación, bien so pretexto de remunerar el logro de favores, será penado con prisión de dos (2) a siete (7) años; y con prisión de seis (6) meses a dos (2) años, a quien dé o prometa el dinero o cualquier otra utilidad de las que se indican en este artículo, a menos que haya denunciado el hecho ante la autoridad competente antes de la iniciación del correspondiente proceso judicial.”
Sea como fuere, los encuentros, no revisten ningún delito, más allá de los cuestionamientos a Correa. Mientras tanto, los dueños de Globovisión, parecen comprar tiempo y evadir futuras investigaciones sobre los orígenes de sus fondos. Cabe recordar que su acelerado crecimiento viene del caso del Banco Canarias, al ser el representante legal de quien había sido su presidente y con quien comparte apellido: Álvaro Gorrín. En 2006, ese banquero aparece envuelto en el caso de Microstar, por contrabando y defraudación tributaria.
En esa causa, Raúl Gorrín compartió la defensa junto a un abogado cercano: Mariano Díaz Ramírez. En 2006, Díaz Ramírez rindió declaración en el Ministerio Público en calidad de testigo; al igual que Gustavo Perdomo, quien hoy es director principal de Seguros La Vitalicia y está casado con una hermana de Raúl Gorrín.
En 2004, a Gorrín se le abre un informe judicial por extorsión. Según consta en el expediente Nº 10 Aa 2019-07 del 16 de mayo de 2007, el abogado habría desarrollado “una persecución psicológica, intimidatorio y amenazante al ciudadano Dennis Esteban Rada Ling, dejándole en el teléfono celular mensajes amenazantes como es, él (sic) de la muerte inminente; así como insultos con palabras obscenas, todo con la finalidad de que éste le hiciera entrega del dinero solicitado”. La causa fue sobreseída.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada