Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

lunes, 6 de marzo de 2017

Y no podria faltar el toque cosmico...Esta aparente “falta de amor” que habrá en el ambiente, no será más que un período en el que las energías venusinas buscarán nuevos canales de expresión y nuevas formas de manifestarse.

VIERNES, 3 DE MARZO DE 2017


Venus retrógrado: Amor en reestructuración

Textos tomados del blog "Termometro Zodiacal" de Pedro Gonzalez Silva

Desde el sábado 4 de marzo, a las 5:05 de la mañana, hora de Venezuela (09:05 GMT), Venus comienza a retroceder en el signo de Aries, y estará en esa fase hasta el sábado 15 de abril, pues a las 6:17 de la mañana de ese día según hora venezolana (10:17 GMT) volverá a avanzar desde el signo de Piscis.

Venus es el astro del amor y de las relaciones humanas, y en su fase de retrogradación, la energía de este astro se manifestará de un modo más introspectivo, lo que nos motivará a reformular nuestro mundo afectivo, nuestras relaciones, nuestro modo de expresar el amor.

Venus estará en Aries al momento de empezar su movimiento retrógrado, y en este signo se encuentra en una posición de debilidad, llamada técnicamente “exilio”, por tanto la expresión de sus cualidades de romanticismo, armonía y conciliación, están disminuidas, por lo que esta fase de retroceso será más intensa; de alguna forma será como si Venus dejara de existir en la carta astral.

Esta aparente “falta de amor” que habrá en el ambiente, no será más que un período en el que las energías venusinas buscarán nuevos canales de expresión y nuevas formas de manifestarse.

El lunes 3 de abril, en su retroceso, Venus regresará a Piscis, signo en el cual pasará del “exilio”, a la “exaltación”, y será interesante este empuje energético que recibirá Venus, mientras por contraste, estará en retroceso; eso indicará un momento en el cual, toda esa energía introspectiva que pasaba desapercibida en Aries, se sentirá con mucha fuerza en Piscis, y nos moverá, nos sacudirá, internamente, nos sentiremos revueltos en nuestro mundo afectivo, como sin saber qué hacer, con un gran caudal afectivo que no sabremos, en principio, cómo manejar.

Todo esto acentuará, e irá llevando paulatinamente a nuestra conciencia, todo este proceso de reestructuración y renovación afectiva, que nos llevará a desprendernos de amores que ya no son tales, y abrir nuestro corazón a nuevos sentimientos, que nos llevará a dejar de tener entusiasmo por ciertas cosas que ya cumplieron su ciclo, y a conectarnos con otras que forman parte de nuevos ideales y deseos.

Así llegaremos al momento en que Venus avance con su energía en plenitud, en el signo de Piscis, y será el momento de explayar la energía renovada de Venus, hacia todas aquellas personas, proyectos o situaciones que forman parte de nuestros nuevos afectos.

** Escucha “El Termómetro Zodiacal” en la radio, a través de estos dos enlaces:



… y aquí les comparto, muy acorde con las energías que moverá Venus, esta bella canción de Adele: “Someone like you”… https://youtu.be/I6P4FNE2n4s


VIERNES, 24 DE FEBRERO DE 2017


Marte, Urano y Júpiter en la rueda del destino

Marte, el astro de la acción, está en su propio signo, que es Aries, con su energía bien dosificada, muy favorable para los emprendimientos, para tomar la iniciativa, ser pioneros, proactivos, valientes, con capacidad de correr los riesgos necesarios para ir en busca de nuestras más anheladas metas.

Marte en su domicilio, se une a Urano y el lunes 27 de febrero, ambos astros avanzan al grado 22 de Aries; sus energías se amalgaman y se producen imprevistos en nuestras acciones, aparecen cosas no programadas ante las que tenemos que actuar con rapidez.

Pero a la vez, Urano junto a Marte nos da la oportunidad de salir de la rutina, de romper con lo cotidiano, de abrirnos paso ante lo nuevo. Es un momento ideal para hacer lo que nunca hacemos, para ir por un camino distinto, para reaccionar de manera diferente, probar nuevas alternativas, es un momento en el que nada será igual, y todo lo planificado puede derrumbarse para dar paso a las sorpresas.

Justo cuando Marte y Urano, este 27 de febrero, estén juntos en Aries, a 22 grados, ambos se colocarán frente a Júpiter, es decir, estarán en oposición a este astro que se encuentra a 22 grados de Libra, el signo opuesto, y la vez complementario, de Aries.

Júpiter es como una gran lupa, que bajo su efecto, todo se agranda o se magnifica. Por eso todo lo inesperado que puede traernos la unión de Marte y Urano, puede adquirir dimensiones mucho más grandes bajo la influencia jupiteriana; el efecto disruptivo, desenfocante, alocado, de la alquimia entre Marte y Urano, se expande, se exagera, y nos lleva a lanzarnos a lo desconocido.

Las energías son muy similares a los arcanos del Tarot “El Loco” (Urano), que sin preocupación se lanza al vacío; “La Torre” (Marte), que es destruida por un rayo, indicando cambios radicales, y por la “Rueda de la Fortuna” (Júpiter), que deja en manos del destino, lo que ha de ocurrir, porque todo tiene su ciclo, un ciclo que inexorablemente se cumple.

** Escucha “El Termómetro Zodiacal” en la radio, a través de estos dos enlaces:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada