Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

sábado, 3 de diciembre de 2016

La Luna entra en Acuario este sábado 3 de diciembre a las 3:45 de la tarde, hora de Venezuela (19:45 GMT), y en su recorrido por este signo de sorpresas, hará conjunción con Marte antes del amanecer del 5 de diciembre.

SÁBADO, 3 DE DICIEMBRE DE 2016


Luna en tramo final de alineación planetaria

Textos tomados del blog "Termometro Zodiacal" de Pedro Gonzalez Silva
En un anterior artículo explicamos el recorrido de la Luna por la 
alineación planetaria que se ha formado por estos días, y hablamos de 
una especie de “sacudida” energética que de alguna manera traería un  
desequilibrio en los acontecimientos del día a día, y con un  
efecto similar al recorrido veloz de unos dedos sobre el teclado de un 
piano.

Esos dedos, que en este caso es la Luna, se deslizan en estos momentos 
por este teclado cósmico, y en esta semana recorrerá los tres últimos 
signos donde en estos momentos hay planetas alineados; tocará a Marte 
en Acuario, Neptuno y Quirón en Piscis, y a Urano en Aries.

Ya la Luna pasó por Júpiter en Libra, formó parte de la alineación en 
Escorpio, llegó a Sagitario y tocó al Sol, Saturno y Mercurio, luego ha 
transitado por Capricornio tocando a Plutón y a Venus, y ahora, en este 
tramo final, recorrerá Acuario, Piscis y Aries, donde se encuentran 
los últimos astros que forman esta alineación: Marte, Neptuno, Quirón y 
Urano.

La Luna entra en Acuario este sábado 3 de diciembre a las 3:45 de la 
tarde, hora de Venezuela (19:45 GMT), y en su recorrido por 
este signo de sorpresas, hará conjunción con Marte antes del amanecer 
del 5 de diciembre.

Esta “tecla” es muy intensa, pues se trata de Marte, el astro de la 
acción, de la guerra, que en Acuario se comporta de forma nerviosa y 
desordenada, con reacciones abruptas y temperamentales.

La Luna llegará a Piscis el 6 de diciembre a las 12:32 de la madrugada, 
hora de Venezuela (04:32 GMT), entrando en un estado de exaltación, 
son sus cualidades de emotividad y sensibilidad elevadas al máximo, y 
en hora de la tarde se fusionará con la energía de Neptuno, que por 
una parte nos puede envolver en un halo de incertidumbre y 
confusión, pero también puede agudizarnos el sexto sentido, que  
nos permita descubrir aquello que está oculto.

Al día siguiente, la Luna todavía en Piscis, después del mediodía, se 
encontrará con Quirón, que puede generar desasosiego y frustración, 
pero que también da las vías para sanar heridas, y estas vías 
siempre están en atender a los demás como si fuéramos nosotros 
mismos, y aplicando a nosotros mismos, aquello que aconsejamos a los 
demás.

El 8 de diciembre entra la Luna al ofuscado signo de Aries, que 
mueve muchas energías, y recibe a nuestro satélite, que ya ha tocado 
al regente de esta franja zodiacal, Marte, por tanto viene con el recuerdo 
fresco del guerrero para transitar por su morada, y encontrarse a Urano, 
que rige a Acuario, donde “casualmente” está Marte; es decir, en 
estos momentos hay un intercambio de casas: Marte en la casa de 
Urano, que es Acuario, y Urano en la casa de Marte, que es Aries; 
esto indica un fuerte cruce de energías entre dos astros de fuerte 
temperamento y de reacciones sorpresivas y tajantes.

Pues bien, la Luna estará en conjunción con Urano, cerrando el contacto 
con toda esta alineación planetaria, el 9 de diciembre  en horas de 
la tarde, para terminar la sacudida con un fuerte manotazo sobre 
ese teclado cósmico. Es de suponer que las vibraciones permanecerán 
en el aire por un buen tiempo.


SÁBADO, 26 DE NOVIEMBRE DE 2016


Luna Nueva para conectarte con tu ideal

Cuando hablamos de ideales, pensamos muchas veces en cosas irrealizables, 
o en el mejor de los casos, en cosas que tal vez podamos lograr 
cuando no estemos tan ocupados en la vida cotidiana.

Sin embargo, la realización de nuestro ideal, de nuestro propósito más 
esencial de vida, es el asunto más importante, porque de ello depende 
el verdadero sentido de nuestra existencia.

Conectarse con este propósito es el primer paso para avanzar en su 
búsqueda; es un proceso de autodescubrimiento personal, donde 
pasamos por falsos caminos que en un momento dado parecen 
formar parte de nuestros deseos, pero después descubrimos que no 
nos llenan.

Esa conexión con lo más elevado de nuestra conciencia, con 
nuestro “Yo superior”, se da en medio de la búsqueda, de las 
experiencias, aprendiendo a escuchar a nuestro corazón; eso nos 
permite ir tomando valor para emprender el camino hacia nuestro 
verdadero ideal, hacia nuestra realización plena.

En la búsqueda de esa conexión, hay momentos cósmicos que 
son muy favorecedores, porque lo que el universo dibuja en su infinita 
bóveda, lo está dibujando en nuestra alma; el macrocosmos se 
manifiesta en nuestro microcosmos y da la oportunidad de que lo 
manifestemos en acciones concretas.

Uno de estos momentos cósmicos es la Luna Nueva en Sagitario, 
que ocurrirá este martes 29 de noviembre a las 8:19 de la mañana, 
hora de Venezuela (12:19 GMT).

El Sol que es la conciencia, la capacidad de saber que estamos vivos, 
el que nos hace vivir el aquí y el ahora, se une a la Luna, 
que domina el inconsciente, donde todo lo que vivimos aquí y 
ahora, queda grabado, y se convierte en recuerdos, en sueños, 
y le da permanencia.

Estos dos astros unen sus energías complementarias en Sagitario, el 
signo que se asocia al pensamiento creador, a los ideales, es decir, a 
todo aquello que en principio es abstracto, etéreo, y que es la base de 
lo que luego se ha de convertir en un hecho tangible, concreto.

Esa amalgama de energías son la base perfecta para lograr esa 
conexión con nuestro propósito de vida, con nuestro más elevado 
ideal, aquello para lo cual vinimos al mundo y que le da sentido 
a nuestra existencia.

Primero que nada, la persona tiene que estar preparada para esto. ¿Cómo 
saber si lo está? Es simple, sólo hay que tener el intenso deseo de ir 
en busca de nuestro ideal, de descubrirlo, de intentarlo, de 
arriesgarse y no posponerlo más.

Esta Luna Nueva es muy buena para lograr esa conexión. Este 29 
de noviembre podemos intentarlo como un inicio, aunque no es 
cosa de un día, pero por algo hay que empezar. Calmar la 
mente, respirar profundo, y primero sentir. Un verdadero ideal tiene 
que despertar entusiasmo, emoción. Dejemos que la mente nos pase 
imágenes hasta que aparezca una que sea la que nos entusiasme, y 
tratemos de fijar esa imagen en la mente unos segundos, máximo un 
minuto.

Eso es suficiente para grabar esa imagen y dejar que nuestro 
inconsciente trabaje y mueva los hilos kármicos que nos traigan 
oportunidades que nos conecten con nuestro ideal, a la vez 
que lo vamos descubriendo poco a poco. Mantengamos vivo 
el deseo, el entusiasmo, no lo enterremos en la vorágine de nuestra 
vida cotidiana.

** Escucha nuestro programa de radio de esta semana, en estos dos 
enlaces:


Segunda media hora:https://www.podomatic.com/podcasts/starpetrvs/episodes/2016-11-26T14_35_13-08_00


SÁBADO, 19 DE NOVIEMBRE DE 2016



Activación “masiva” de alineación planetaria

En estos momentos (19-11-2016) una alineación planetaria, 
incluyendo puntos energéticos que no son planetas pero actúan 
como tales, mantienen a nueve de 12 signos del zodíaco 
entrelazados: Urano en Aries; Quirón, Neptuno y Nodo Lunar 
Sur en Piscis; Marte en Acuario; Plutón y Venus en Capricornio; 
Saturno y Mercurio en Sagitario; Sol en Escorpio; Júpiter en 
Libra; Nodo Lunar Norte en Virgo y Luna en Leo.

Este lunes 21 de noviembre hay cambios: a las 5:35 am, hora 
venezolana (09:35 GMT) la Luna pasa a Virgo, donde contactará 
al Nodo Norte; nuestro satélite empezará a recorrer entonces 
todos los signos donde los astros se encuentran uno tras otro 
y los estará activando uno a uno.

Imaginemos algo parecido a una mano deslizándose por las 
teclas de un piano rápidamente, haciendo sonar todas las notas 
musicales rápidamente; cada una suena por separado, pero 
por lo rápido del deslizamiento, el sonido de cada nota 
coincide y se entrelaza en una vibración común.

Así será el efecto “masivo” que provocará la Luna al recorrer 
los signos y encontrarse en cada uno de ellos a uno o 
más planetas. Nuestro satélite desencadena energías y por 
tanto sucesos, y su efecto se siente en la psique colectiva, 
en las masas, y si en su recorrido se encuentra a 
tantos astros entrelazados, su efecto se hace más notorio.

El lunes 21, mientras la Luna empiece a recorrer Virgo, el Sol, 
a las 5:24 de la tarde, hora de Venezuela (21:24 GMT) entrará 
a Sagitario y activará las cualidades esenciales de este signo 
durante un mes, cambiando de la polaridad subterránea de 
Escorpio, a la expansiva sagitariana, dando un empujón “hacia 
afuera” de todas las energías planetarias entrelazadas.

No obstante, al pasar el Sol a Sagitario, Escorpio queda vacío y 
se reduce la cadena ininterrumpida de astros, a aquellos 
que están en Aries, Piscis, Acuario, Capricornio y Sagitario. 
Sin embargo, al poco tiempo, la Luna volverá a conectar a Escorpio, 
Libra y Virgo, una vez que llegue a la franja escorpiana, donde 
estará entre el 26 y 28 de noviembre, continuando con la 
activación en masa de la cadena planetaria.

La Luna estará hasta el 8 de diciembre transitando por todos 
los signos ocupados por planetas, por lo que, en resumen, 
desde el 21 de noviembre hasta el 8 de diciembre, se estará 
dando esta intensa activación de la alineación planetaria, 
tal como un teclado que vibra casi al unísono.

Esta alineación planetaria nos trae un desequilibrio 
energético, una sacudida, y provoca eventos que pueden hacer 
cambiar el rumbo de los acontecimientos a nivel mundial; 
nos saca de la rutina, de lo cotidiano, de lo ya establecido; 
es un tiempo fuera de lo común, y son esos momentos los 
que marcan hitos históricos en la humanidad, tiempos que 
siempre serán recordados porque provocaron un nuevo rumbo.

A veces, cuando estamos viviendo el momento, no percibimos 
lo que está ocurriendo, luego, cuando todo ha pasado, es 
que nos damos cuenta que hemos dejado atrás una página, 
y que eso ha quedado grabado en la historia.

En estos momentos, en medio de la alineación de planetas, 
dos de ellos se encuentran conectados por el aspecto 
astrológico más conflictivo, movido y discordante: una cuadratura
 (ángulo o distancia de 90 grados). Se trata de Júpiter y 
Plutón; y es curioso, Plutón rige al signo del que está 
saliendo el Sol (Escorpio), y Júpiter rige al que está entrando 
(Sagitario).

Eso puede indicar que la nueva energía que se activa, la 
sagitariana, que buscará con su fuerza expansiva sacar a flote 
todo aquello que ocurre bajo cuerdas, en forma oculta, 
muy a lo escorpiano, no tendrá fácil la tarea, es decir, lo 
que salga a flote no saldrá fluidamente, sino “pujando”. Así 
son los partos, y estamos en tiempos de renacimiento.

Puedes escuchar por aquí mi programa de radio del sábado 
19-11-2016. Son dos enlaces, para la primera media hora 
y la segunda media hora. Haz click en los enlaces:




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada