Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

domingo, 13 de enero de 2013

El mensaje acuariano para este ciclo que llega y se mantiene hasta el 18 de febrero, es desarrollar la visión de futuro, dejando de lado soluciones inmediatistas. Es momento de actuar con conocimiento de causa, con un objetivo superior, humanitario, vanguardista, que nos lleve a buscar cambios con un proyecto definido, con un sueño en la mente que se haga realidad con nuestras acciones.


SÁBADO, 12 DE ENERO DE 2013

Acuario, tiempo del Saber

Tomado del blog Termómetro Zodiacal de Pedro González Silva

El próximo sábado 19 de enero, a las 05:23 de la tarde, hora de Venezuela (21:53 GMT), entra el Sol a Acuario, signo cuyo propósito es el conocimiento superior. Se encuentra en la cima de la cruz cósmica de signos fijos, rigiendo la palabra “Saber”;  integrada también por Leo (su palabra: Osar), Escorpio (Callar) y Tauro (Querer).

El mensaje acuariano para este ciclo que llega  y se mantiene hasta el 18 de febrero, es desarrollar la visión de futuro, dejando de lado soluciones inmediatistas. Es momento de actuar con conocimiento de causa, con un objetivo superior, humanitario, vanguardista, que nos lleve a buscar cambios con un proyecto definido, con un sueño en la mente que se haga realidad con nuestras acciones.

El ciclo llama a vivir el desapego a los resultados; es tiempo de conectarse con el ideal por una causa, visualizando lo que ha de ser el futuro, pero no preocupándonos excesivamente por los resultados inmediatos; sólo manteniendo el sueño, el ideal, y construyendo el futuro en el presente, haremos realidad nuestras metas; el apuro y la búsqueda de resultados rápidos solo traerán fracasos, incertidumbre e improvisaciones.

Los signos fijos son los que están en el centro de una estación del año, cuando el ciclo natural (sea primavera, verano, otoño o invierno) está en pleno desarrollo. Todo signo fijo nos indica que sólo manteniendo un objetivo firme, una voluntad indoblegable que no caiga ante las dificultades, podremos lograr nuestros objetivos y deseos. Acuario, que está en pleno centro del invierno, llama a tener fortaleza y perseverancia para cerrar un ciclo, para visualizar los cambios que vendrán en el futuro cercano.

También el 19 de enero, pero a las 2:56 de la madrugada, hora venezolana (07:26 GMT) entra Mercurio, astro de las comunicaciones y los procesos mentales, a Acuario, y es propicio abrir nuestra mente a la intuición, el desarrollo de la creatividad, y la ruptura de viejos esquemas mentales y paradigmas. Marte, el astro de la acción, está también en la franja acuariana, por lo que el ambiente se tornará impredecible, lleno de exaltación y nervios, ante lo cual debemos hacer un esfuerzo por no caer en el desorden y la anarquía; es importante centrarnos.

En un plano superior, desde hace unos años estamos comenzando a vivir las cualidades de una nueva era acuariana, es decir, nuestro planeta está en los inicios de un tránsito por la zona de influencia de la constelación de Acuario, ciclo de más de dos mil años, que apenas empieza a vivirse.

La “nueva era” no es una religión, además de un  fenómeno astronómico, trae consigo una influencia astrológica para la humanidad, una nueva actitud; el esoterismo y la religión pasan a ser conocimiento científico elevado, la ciencia se da la mano de la espiritualidad para encontrar verdades, es un tiempo donde el énfasis está en el conocimiento y en el desarrollo del ser humano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada