Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

domingo, 20 de enero de 2013

Las misiones de vida de Rómulo Betancourt, Hugo Chávez, Henrique Capriles Radonsky, Nicolás Maduro y Diosdado Cabello...


DOMINGO, 20 DE ENERO DE 2013

El destino de Venezuela en el eje Cáncer-Capricornio


Tomado del blog "Termómetro Zodiacal" de Pedro González Silva.
Hemos analizado en estos días las cartas astrales de los dos principales dirigentes del partido de gobierno venezolano, el PSUV, y compartiremos con ustedes, estimados lectores, algunos hallazgos que seguramente se irán corroborando en el futuro.

El vicepresidente Nicolás Maduro, sagitariano, tiene su misión de vida en el signo de Leo, el signo del presidente Chávez, y de acuerdo a esta posición, debe aprender a ser líder, pero no vemos que sea un líder predestinado en este ciclo histórico que vive Venezuela.

Diosdado Cabello, del signo Aries, según sus puntos del destino (Nodos Lunares), pareciera tener en este ciclo que vive Venezuela, mejores condiciones para controlar el poder que Maduro (independientemente de los cargos que asuma), y su misión de vida es semejante a la de Rómulo Betancourt. No estamos hablando de similitudes ideológicas, sino de energías personales.

Cabello trae de vidas pasadas la energía de Capricornio (Nodo Sur), favoreciendo su capacidad estratégica y de estructurador de maquinarias políticas y ejercicio del poder, pero su misión (Nodo Norte) en Cáncer dice que su gran aprendizaje es lograr conexión popular.

Betancourt no fue de entrada un líder que arrastraba masas, su partido Acción Democrática no tenía muchos seguidores antes del golpe de octubre de 1945. Fue ese golpe en alianza con militares el que llevó a Betancourt a la presidencia la primera vez y trajo como fenómeno un inmenso apoyo popular a Acción Democrática en posteriores elecciones.

Betancourt, teniendo el poder real, dejó que Rómulo Gallegos fuera el candidato presidencial en las elecciones de 1947, y cumplió su misión de vida en Cáncer, la conexión popular, de manera directa, en 1958, cuando al regreso del exilio y después de la caída de Pérez Jiménez, se postuló como candidato presidencial y obtuvo el triunfo.

Las energías astrales indican que en esta etapa histórica del país que empezó el 4 de febrero de 1992, quienes tienen sus puntos del karma, los Nodos Lunares, en Cáncer y Capricornio, son los que están predestinados a ejercer el liderazgo, de una u otra forma.

Hugo Chávez, al igual que Betancourt,  tiene los puntos del destino en esos signos pero en sentido contrario, mientras que Henrique Capriles Radonski los tiene exactamente igual a Chávez, y Cabello los tiene como Betancourt.

Pareciera que en este ciclo y a futuro, Cabello y Capriles serán los que darán más que hablar en materia de liderazgo, y más tomando en cuenta que cuando concluya este período constitucional y empiece el nuevo en 2019, los puntos del destino estarán precisamente en  Cáncer y Capricornio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada