Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

lunes, 7 de enero de 2013

Julio Castillo a pesar de ese error si puso en el tapete el parecido que tiene Zorba, el griego, con la realidad venezolana...En manos de los lectores estará el saber leer entre líneas y comparar los finales de historias tremendamente humanas que estamos viviendo


Análisis psicológico de la película “Zorba El Griego”

abril 14, 2011

Con esta película abordamos el tema “El Sentido de la Existencia Humana”, dentro del ciclo del Existencialismo; y a la vez, continuamos con la revisión, exposición y  reflexión de temas anteriores del ciclo, como son la soledad, la angustia ante la muerte y el vacío, la posibilidad de elección, la responsabilidad y la libertad.

A lo largo de la película, dos personajes contrastan e interactúan en la isla de Creta: Basil y Alexis; este último es Zorba el griego.

Basil es un escritor e intelectual que vive en un mundo racional e idealizado, con un gran miedo al contacto y a la expresión de sus emociones; lo mismo que a la sensualidad y la sexualidad que puede inspirarle una mujer.

Vive de una forma rígida y reprimida, temeroso de volcarse ante cualquier acontecimiento.

Escapa de su soledad refugiándose en sus libros, que lo han sumergido en la alienación, la racionalización y la intelectualización, que le impiden ver, sentir y vivir a plenitud. Sin embargo, se da cuenta que no le bastan y quiere moverse más allá de su ensimismamiento racional.

En Zorba encuentra una viva inspiración para transformarse y romper con su vida ordinaria y rutinaria.

Ante la muerte, Basil se amedrenta y actúa con cobardía; por ejemplo, cuando los hombres de Creta (un grupo cerrado y machista), deciden vengarse de la viuda por haber despreciado el amor de un joven de su etnia, y en su lugar haberse entregado a un forastero.

En consecuencia, su enamorado platónico se suicida ante su desprecio y los hombres del pueblo castigan entonces a la viuda apedreándola y asesinándola. En esta agresión masiva, Basil se muestra completamente pasivo ante la muerte de su amada, siendo un cobarde incapaz de defenderla.

Basil evita a toda costa responsabilizarse de su amor por la viuda, ni cuando ella está viva, ni cuando están por matarla; su acercamiento a ella es inhibido, tibio, medroso y con una gran represión de sus emociones.

En otra escena, la perversidad de Basil se hace patente cuando engaña a Bubulina, diciéndole que Zorba desea casarse con ella. La ilusiona de esta manera buscando vengarse del dinero que suponía Zorba estaba despilfarrando “dándose la gran vida”, envidiando a la vez los placeres que él es incapaz de vivir. 

Basil elige amurallarse emocionalmente, para después permitirse moverse y dejarse llevar ante la influencia de Zorba, y al final su cuerpo acartonado se mueve con el baile del sirtaki, y le permite salir de su acorazada personalidad. Elige también correr el riesgo cuando pone su empresa en manos de Zorba, a reserva de lo que pueda suceder.

Finalmente Basil aparece renovado y transformado, ensancha su margen de libertad en la medida que la trama se desarrolla. Nunca lamenta haberse arriesgado al confiar a Zorba su fortuna y su empresa (la mina), y partir de Creta con las manos vacías; pero eso sí, con un gran aprendizaje de vida.

Alexis es su antítesis, con su enorme capacidad de asombro ante todos los sucesos de la existencia, libre de hacer lo que quiere y lo que siente y viviendo en el aquí y el ahora. Valora la amistad y confianza que Basil deposita en él, con quien inicialmente acuerda un negocio (que lo va a situar en una aventura de renovada autoafirmación), para finalmente establecer una profunda relación de de amistad, que se vuelve cada vez más intensa.

Su personalidad es estable, armoniosa, creativa y espontánea. Se relaciona tanto con hombres como con mujeres, más allá de los convencionalismos sociales. Así lo vemos cuando le pide trabajo a Basil, de una manera franca y directa, que incluso puede llegar a parecer una actitud confianzuda. Con las mujeres, por ejemplo, defiende valientemente a la viuda ante los amenazadores hombres de la isla cuando le esconden su cabra, y posteriormente cuando se da cuenta que van a asesinarla, intenta defenderla y lo hace sin miedo.

La forma como Zorba afronta el dilema de la muerte, la podemos observar en la narración que hace a Basil sobre la muerte de su hijo: él baila para “no volverse loco”. No significa que no sienta el dolor, sino que lo expresa con movimiento.

Con Bubulina (la francesa que sueña con sus almirantes) muestra una gran  ternura, empatía y capacidad de contacto. Cuando ésta muere, a él no le importa su cuerpo inerte ni sus pertenencias, solamente se lleva algo vivo: al loro de la difunta, e incluso tiene el cuidado de tapar la jaula con una manta. Zorba no se solaza ante la muerte, prefiere irse con lo que está vivo.

Su gran capacidad de contacto le permite a Zorba resolver su soledad existencial de otra manera: más cerca del mundo real (a diferencia de Basil). Todo lo que viven juntos los lleva a replantearse el sentido de su existencia, y ambos se retroalimentarán constantemente.

Zorba tiene un estilo de vida caracterizado por el desapego, el desarraigo y la improvisación, así se nos muestra. Por ejemplo cuando está con una prostituta más joven que él, a quien conoce cuando viaja fuera de Creta, y vive con ella una intensa aventura hedonista. Goza de la gran libertad que su desinhibición le ofrece y asume total responsabilidad ante su fuerte tendencia a regirse por sus propias pulsiones y deseos, pero siempre sostenido por un profundo sentido ético.

 

Los símbolos.- En la escena de la mina, Zorba se dirige enérgico a la montaña y le grita: “Te arrancaré las tripas”, refiriéndose a la extracción del contenido de ésta. De inmediato, empieza a diseñar una maqueta, es decir, el mecanismo o la forma mediante la cual el hombre llegará a su objetivo, o sentido de vida. De esta forma, la montaña también simboliza la trascendencia. Zorba se mueve hacia su objetivo por medio de la acción; realiza su deseo y cierra su ciclo de contacto con una saludable retirada. En otro momento de la película, él mismo afirma: “un hombre no hace algo sin un porqué”, es decir, sin un sentido.

Los libros de Basil son la representación de sus máscaras, su represión y sus defensas psicológicas, mediante los cuales intenta evadirse de su vacío existencial.

La decadencia de Grecia se representa mediante el personaje deBubulina; ella también se encuentra en descenso. Sus amantes, los almirantes extranjeros de diferentes naciones la saquearon y la olvidaron, de igual manera que lo hicieron con ese país.

El personaje del loco refleja el miedo ancestral a la locura. Todos en la isla lo quieren evitar, sin embargo, él es capaz de mostrar sentimientos más nobles que el resto de los hombres de la isla.

La cabra negra simboliza el mal presagio: negra también es la viuda, quien siempre viste de ese color y tiene el cabello negro; siempre oculto, a la usanza de las mujeres de ese poblado, que al soltárselo en la escena íntima con Basil, suelta también su represión sexual, a la vez que también se constituye como un símbolo de oscuros augurios.

El baile simboliza el movimiento del hombre hacia su libertad, la energía de una existencia intensa y plena, en armonía con el cuerpo que vigoroso se vuelca hacia la alegría de vivir.

O. Prettel, Y. Sassoon y G. Obispo
________________________________________

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada