Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

domingo, 20 de octubre de 2013

AGRADECIMIENTO


No puedo comenzar este blog después de un hermosìsimo mes de reencuentros familiares en Europa
sin dar un merecido agradecimiento a uno de los jóvenes que pertenecen al staff de SERVICIOS
ESPECIALES en el Aeropuerto Internacional de Maiquetía y a la disposición en general que este
Departamento cumplió, al habiéndole solicitado a una de las aereomozas de ALITALIA, del vuelo AZ 686 Roma-Caracas, del viernes 18 de octubre 2013, la necesidad de una silla de ruedas para descender del avión, trámite que se hace desde que uno embarca y se solicita de antemano con tiempo, no a escasas 3 horas del aterrizaje como hice yo, ya que el dolor del cuerpo y de las piernas en especial no me dejaba mover de lo intenso que era.
El Capitán de la nave solicitó el servicio a Maiquetía, y la aeromoza nuevamente vino a mi para
decirme que la diligencia se había hecho pero que dejaba a la bondad de Maiquetía hacerlo realidad
ya que asi no era la forma ni el tiempo para solicitarlo.
Cual no sería mi sorpresa al ver que en la puerta del avión estaba pronta mi silla de ruedas, y un joven de
contextura fuerte, cuyo nombre lamentablemente no supe porque el dolor era más fuerte que yo,
quien con habilidad increible nos condujo a dos ancianos y a mi a través del aeropuerto abarrotado además de gente y solicitudes de sillas de ruedas por la cantidad de vuelos que salían y llegaban. Si pude cali-
brar la condición de servicio que cada uno de los miembros del Departamento de Servicios Especiales
del Aeropuerto "Simón Bolívar" de Maiquetía tenían, pues la demanda era mayor que el material de que
disponían y hacían magia para cumplir las exigencias...Gracias al joven que con pericia y profesionalidad
nos prestó con afecto su servicio, que Dios lo bendiga a él y a todos sus compañeros por la calidad que al menos yo pude vivir y observar en esa área de nuestro aeropuerto internacional.GRACIAS

Maiquetia 2011.jpeg


Pasillo Conector

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada