Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

domingo, 20 de octubre de 2013

Soy de los pocos pendejos que en este país creen que cada quien es inocente hasta que se demuestre lo contrario; al revés que la gran mayoría de los venezolanos, siempre dispuestos a condenar a priori a cualquiera que resulte bajo alguna investigación por un supuesto delito. Tan es así que el sospechoso pierde hasta el derecho a la libertad, cuando aún no se ha demostrado su culpa en el delito que se le achaca.

17/10/2013 Notitarde
Albersidades

Parra


Peter Albers
Soy de los pocos pendejos que en este país creen que cada quien es inocente hasta que se demuestre lo contrario; al revés que la gran mayoría de los venezolanos, siempre dispuestos a condenar a priori a cualquiera que resulte bajo alguna investigación por un supuesto delito. Tan es así que el sospechoso pierde hasta el derecho a la libertad, cuando aún no se ha demostrado su culpa en el delito que se le achaca.

Es una actitud generalizada, y para muestra basta un botón: Los arquitectos e ingenieros que tramitamos permisos de construcción ante los organismos municipales debemos presentar una copia del certificado de solvencia con nuestros respectivos gremios, con sello húmedo original estampado sobre dicha copia. Esto, para prevenir que algún profesional maula y deshonesto manipule la fecha de validez, ya caduca, alterándola para hacerla aparecer como vigente. Es más fácil suponer que todos los arquitectos e ingenieros somos maulas y deshonestos, y que nos la pasamos adulterando documentos, que cotejar la fecha indicada en la copia presentada con los registros llevados en la contabilidad del gremio y, de comprobarse la falsificación, castigar a quien incurra en ella. Con el engorro de tener que ir a la sede del gremio, pedir el certificado, salir a sacarle copias, y regresar a que le estampen el sello húmedo a cada una. Los justos pagando por los pecadores.

Caso cuyo comentario es casi obligado en la actualidad es el de la situación "sobrevenida" con la investigación al alcalde Edgardo Parra y su gente.

Conozco a Edgardo Parra desde que él era niño. Desde entonces, nuestros encuentros han sido más bien ocasionales, y no podría decirse que hemos sido amigos asiduos. Pero sí lo fui de su padrastro, Natividad de nombre, y "Margarito" de apodo por su procedencia, un ingeniero jovial (como joviales son todos los margariteños) profesional serio y honesto, y con quien mantuve una buena amistad y una limpia relación profesional; su madre, una maracucha, luchadora y dedicada a su hogar y sus hijos. Juntos levantaron una numerosa prole pues, además de los que ya María tenía de su anterior esposo fallecido (los Parra Oquendo) de su unión nacieron varios más (los Rodríguez Oquendo). A todos les reitero mi amistad, y repudio la bajeza de quienes ahora le voltean la cara y le desconocen, caído en desgracia, sufriendo la incuria de todos aquellos que antes le adulaban y solicitaban favores.

Bastante se ha escrito ya sobre lo que viene aconteciendo con Edgardo Parra y su desempeño como Alcalde de Valencia. Árbol caído del cual leña se ha hecho. Tiempo hace que se da crédito a muchos rumores sobre las actividades de su hijo y de algunos de su familia, hechos de los cuales, de ser ciertos, era imposible no conociera Edgardo, dejemos que la justicia siga su procedimiento. Aunque ella no sea del todo ciega, y se ensañe con quienes han caído en desgracia con el régimen, mientras ignora acusaciones que, por los mismos delitos que le imputan a Parra, sean hechas contra personajes influyentes del Gobierno y sus amigos.

Graves consecuencias tendrá el caso Parra, más un aviso para aquellos chavistas con "techo de vidrio" que piensen saltar la talanquera o enfrentarse a los más influyentes, que un castigo a quienes se aprovechen de sus posiciones privilegiadas para enriquecerse ilícitamente.

18/10/2013 Notitarde
Indocencias

Honores


José Joaquín Burgos
La generosidad valenciana "pica y se extiende" como dicen los narradores de béisbol. Lo digo con serena reflexión, gratitud y con el orgullo de ser padre de dos hijos maravillosos aquí criados desde muy pequeños y abuelo de cuatro nietos que significan todo el amor y la luz del mundo. Viejo docente del inolvidable liceo "Pedro Gual" y transitoriamente de la U.C.. Los valencianos me han enseñado a ser querido y a querer. La ciudad, naranja iluminada de nuestra heroica y prodigiosa tierra, ha sido para mi familia, más que un hogar, un templo de afectos torrenciales inagotables, una escuela de serenidad y madurez que ojalá algún día termine de templar mi ya deteriorado corazón… en fin, Valencia es mi vida en su más pleno acontecer… Y esa es mi bendición y la de mi familia.

La docencia en el Pedro Gual y en la UC para mí significan el logro de un desiderátum definitivo en mi vida profesional e intelectual. Y un día, mi tránsito por Notitarde alimentó también las raíces que ya eran de este suelo. Alguna vez me ví obligado a confesar que esas raíces, guanareñas, ya eran también latido de Valencia: al fin y al cabo la Coromoto y la Virgen del Socorro son una misma madre…

Y ahora en mi pecho llevo, como una flor inmensa, el orgullo de haber recibido, de manos de la propia Rectora Magnífica de la Universidad de Carabobo, , Dra. Jessy Divo de Romero -bellísima flor del jardín valenciano, dijera don Luisito Martínez Mainardi-, la Orden Dr. Alejo Zuloaga Egusquiza. ¿Qué más, Dios mío alcanzaré a vivir en mi pequeña y pobre existencia terrenal?... La "Arturo Michelena", la "Ciudad de Valencia", "El Sol de Carabobo"… Demasiado honor para tan pequeño latido, mas de puro amor digo con mi más honda y sentida voz, que cualquiera sea el lugar del mudo donde exhale el último aliento, en ese instante supremo estaré en Guanare y en Valencia a la vez.

Y mis hijos y nietos, para siempre, llevarán esta luciérnaga brillando en su memoria.

17/10/2013 Notitarde
Trinchera

Dietrich

Luis Cubillán Fonseca
Tanto a ciertos marxistas de buena voluntad, que los hay, todos no son alcahuetas del estado terrorífico en que nos encontramos, les duele como a nosotros la patria -término estúpido en estos momentos. Sin embargo cuotidiano en la retórica cuartelaría donde reposan los soportes del régimen, que con candorosos ojos ve la intromisión cubana allí. Según Dietrich, la situación venezolana es una vergüenza para los marxistas del S. XXI. Las palabras del informado economista concuerdan con todo lo que vivimos. Ha llegado la hora de unir esfuerzos: quienes no somos marxistas y quienes lo son de buena voluntad, puesto que es imposible continuar en manos de un régimen cuya desaprobación viene de quienes comenzaron a construirlo.

Nada impide que para amordazarnos nos llegue un combo armado allanador de hogares en cualquier madrugada y que los medios gobierneros digan que uno conspira …. en la tarde nuestros familiares no sabrán más de nosotros. Lo digo pues igual le pasó al general Isaías Baduel, un día enaltecido con lagrimeos y condenado al opinar; entonces unos forajidos lo apresaron. Hoy atacan al Alcalde de Valencia, para darle visos de honestidad a la engañosa política represora de corruptos. El régimen se justifica ideológicamente con el tirano comunista Fidel, como si el no contribuyera con el estado de hambre y podredumbre investigado por Dietrich, pues está ahíto de la leche que falta aquí.

El análisis de Dietrich, deja claro el papel vicario de Giordani, autor intelectual del saqueo, él pudo evitarlo y calló. Según un General compañero de Gabinete, Giordani dijo que había que arruinar al país para hacerlo comunista. El marxismo o socialismo, que uno sepa, no indica en ninguno de sus libros fundamentales que para llegar al paraíso comunista se deba robar a manos llenas y llevar al país al desastre; más habiendo manejado sin ninguna clase de control el realero que han manejado. Lo que sí han hecho es dejar que crezca una boliburguesía escandalosa. Los niñitos que compraron el apartamento de Onassis en Nueva York, pertenecen a familias muy ricas de Valencia, lo que demuestra que el régimen con tal de quedarse, se entiende hasta con el demonio, la ideología es la pantalla. Enriquecen a los pata en el suelo denunciados por Chávez refiriéndose al hermano de Chacón, quien alegó ignorancia del caso, y a "Los niñitos bien" provenientes de una saga genealógica que se entronca con Bolívar, ellos no heredaron al Libertador que ha servido para engañar pendejos, hicieron la plata trabajando con las ¡plantas eléctricas!

¿Acaso el pueblo no ve los resultados de esta democracia directa y participativa acunada por los comunistas Castro? Pregúntele a Maduro, si le permite a su señora esposa que salga a trabajar sin haber usado papel tualé, las más jóvenes sin toallas sanitarias, -si llegan son caras- y sin embargo están obligadas a trabajar ocho horas !Sin limpiarse y con la faldita ensangrentada!, podemos añadir sin lavarse, puesto que no hay agua, y cuando llega está contaminada ¡En este siglo XXI, hay torturas que duelen más que los grillos de las ergástulas!

En el futuro ¿Cómo se explicaran las bondades del socialismo real? Si viviendo la bonanza más escandalosa que hemos vivido, nos han sometido muy injustamente a la peor calidad de vida? El Socialismo real no se acabó con la caída del muro de Berlín, y el abandono de Kruschev, a las teorías marxistas después de "probarlas" en Rusia durante setenta años. Al socialismo lo estamos matando, entre los marxistas honrados, y nosotros que no les salimos al paso armados, ¡Para siquiera justificar la lucha de clases!

Dietrich, prueba que la mafia nos divide: es decir todos los venezolanos sean del partido que sean, de un lado, y los invasores cubanos, con sus valedores en los estamentos del poder! Unámonos, que luego el tiempo permitirá que volvamos a ser una Venezuela de hombres, no de esclavos de los corruptos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada