Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

domingo, 20 de octubre de 2013

Y pensar que en el apartamento de soltero de Edgardo Parra en Los Sauces era donde se reunían los "troskystas" de la Universidad de Carabobo (muchos llegados de París o de USA gracias al Plan de becas "Gran Mariscal de Ayacucho") con el monje Jorge Giordani. ¡Cuántos nombres hoy en la "oposición" formaron parte de ese grupo!!! La historia no los olvida...

Desayuno en la Redacción
Notitarde 20/10/2013 
Para la concejal Gladys Valentíner el desorden en la Alcaldía de Valencia es tan grande que no podrán resolverlo en mes y medio "ni que Ameliach le meta todos los reales y trabajen 24 horas al día"

Caso Parra: "Sus compinches y alcahuetes ...hoy se han convertido en sus verdugos"


Silmari Rivas Rubin
La concejal Gladys Valentíner está convencida de que lo ocurrido con el alcalde Edgardo Parra es un "show político" que posiblemente pudieron utilizar sectores del oficialismo para favorecer una candidatura, pero que ahora no beneficia a nadie y ha causado un duelo a la ciudad: "Vamos a estar claros, esto pega en el alma de los valencianos".

Alertó que se trata de una situación bastante delicada: "Estamos ante un evento electoral y esto pudiera desmotivar a mucha gente".

A su juicio, hay méritos más que suficientes para enjuiciar al burgomaestre, para dictarle una sentencia ejemplarizante; pero, también considera que ni el peor delincuente del mundo ha recibido el trato que ha recibido Parra. "Aquí lo que hay es una gran persecución y los que fueron sus compinches y alcahuetes, hoy se han convertido en sus verdugos", afirmó.

La concejal se cataloga como una acérrima opositora del Alcalde, a quien no pretende defender en ningún momento; aún así, expresa duelo por lo sucedido con la autoridad local porque no era la forma, independiente de las cosas desastrosas que hizo él en la administración pública.

"También he dicho que el país está lleno de Edgardo Parra. Aquí en este país hay demasiada corrupción y eso tampoco es nada nuevo", refirió la concejal por la parroquia San José.

De igual modo, la edil estima que el municipio vive actualmente una ilegalidad de las peores, con la designación del edil Alexis López como alcalde encargado por parte del Concejo, en violación del artículo 87 de la Ley Orgánica del Poder Público Municipal. "Es algo evidente: Tenemos un alcalde que está ahí porque ésa fue la orden que dio el Gobernador ¡Ésa es la realidad!".

Valentíner ha hecho contundentes denuncias contra la gestión de Parra y fue la única edil que salvó el voto durante la sesión extraordinaria del Concejo Municipal para el nombramiento del concejal Alexis López como alcalde encargado.

Durante una visita a la sede de este tabloide, como invitada a este Desayuno en la Redacción, se refirió a los últimos acontecimientos del ámbito municipal como un episodio que será recogido como triste por la historia de Valencia, a una tragedia que comenzó en 2009 cuando Edgardo Parra tenía pocos meses en el cargo de alcalde de la ciudad.

Por esta casa editorial estuvieron Laurentzi Odriozola Echegaray, director del periódico; Margarita Jiménez Márquez, miembro de la junta directiva; María Inés Ferrero, Gerente de Relaciones Institucionales; el reportero gráfico Jorge Cera y los periodistas Marlene Piña Acosta, Francisco Briceño y Silmari Rivas Rubin, quien suscribe este trabajo.

La tragedia comenzó en 2009

La concejal califica lo sucedido con el Alcalde como una tragedia para la ciudad, que comenzó cuando apenas Parra tenía seis meses en el cargo: "Ahí nos dimos cuenta de que no era lo que Valencia merecía. Cuando él asumió la Alcaldía no tenía ni idea de lo que iba a hacer con el municipio ni tampoco aceptó la ayuda de nadie".

Recordó que el ex alcalde Francisco "Paco" Cabrera entregó en 2008 una Alcaldía modelo, aunque faltaban muchas cosas por hacer. Dejó -continuó- el Plan Valencia 2020, que cualquier alcalde responsable lo hubiese tomado como modelo para encaminar la ciudad hacia la Valencia que todos sus habitantes quieren. "'Paco' creo que fue muy humilde y le puso ese proyecto en sus manos a Parra, para que le diera continuidad".

Parra -siguió la concejal- no logró conformar un equipo de trabajo, ni bueno ni malo. Su manera de ser, su prepotencia, su grosería, no le permitieron aceptar propuestas ni sugerencias.

Destacó que la mejor obra de "Paco" fue conformar un equipo de trabajo con gente exitosa. A propósito, la concejal citó una de las frases del ex presidente estadounidense John Fitzgerald Kennedy: "Un hombre inteligente es aquel que sabe ser tan inteligente como para contratar gente más inteligente que él". Al respecto, acotó que a esa inteligencia se le deben sumar valores.

Hechos irregulares y Valencia

sin contralor municipal

Al dedicarle varios minutos a los hechos irregularidades de la gestión de Parra, la concejal recordó que la Alcaldía de Valencia estuvo durante año y medio sin contralor municipal, después de que José Miguel Martínez fue destituido del cargo, por haber hecho una denuncia bien sustentada sobre la pésima calidad del asfalto utilizado por la recién iniciada gestión de Parra para tapar los huecos de las calles de la ciudad.

Adicionalmente -agregó- diez de los trece concejales de Valencia son militantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv). "Las principales funciones de los ediles son legislar y ejercer un control político sobre las funciones del alcalde y sus directores", trajo a colación Valentíner.

Criticó que se presentaron muchos casos grotescos, ante los cuales ella tuvo que asesorarse para investigar y presentar las denuncias, como el de estafa por un millón 300 mil bolívares, aproximadamente, causada en 2012 al municipio por el robo de 110 cheques de la Dirección de Administración de la Alcaldía.

"Por este hecho resultaron detenidos los que menos tenían que ir presos, unos empleados de bajo nivel; mientras que el Alcalde, el Director de Administración y la Jefa de la Unidad de Tesorería, los verdaderos culpables, ¡Bien, gracias!".

El tema de los cheques -acotó- puso a tambalear la gestión de Parra y en esa oportunidad hubo mucha preocupación en el seno del Psuv, incluso se llegó a hablar de que le pedirían la renuncia al Alcalde.

Sin embargo, la concejal señaló que hay otra denuncia más grave y de la que todavía nadie ha hablado, también planteada por ella ante el Concejo y la Contraloría Municipal: La contratación de la empresa Asgard para el cobro de impuestos a contribuyentes especiales, que -según resolución del alcalde Parra, de diciembre de 2011- son los que más aportan al fisco, como las ensambladoras de vehículos.

"Estos contribuyentes están obligados a formalizar el pago ante las taquillas de Asgard, también por reglamento del Alcalde; de lo contrario, la Dirección de Hacienda lo considera como no hecho y podría multarlos. Por si fuera poco, Asgard recibía inicialmente un 5% de lo recaudado, frente a otras contratadas con el mismo propósito que solamente perciben un 2,5%".

Indicó que para el momento de su contratación por parte del municipio, Asgard no contaba con licencia de actividades económicas ni está inscrita en el Registro Nacional de Contratistas. "¿Pero quién trajo esta empresa a Valencia? Alberto Terán, el director de Hacienda que se fue del país después del allanamiento de las oficinas del hijo del alcalde Parra".

Asimismo, la concejal se refirió al cobro exagerado de aseo urbano a los sectores industrial y comercial, con un incremento de hasta un 2 mil por ciento sobre lo contemplado en la ordenanza que regula el servicio, que fue aprobada el año pasado por el Concejo Municipal.

Reconoció que los concejales del Psuv también han luchado contra esta irregularidad desde enero de este año, con reiteradas convocatorias a Diego Castro Duno, presidente del Instituto Municipal del Ambiente (IMA) para entonces. "Se creó una comisión coordinada por el edil Pedro Yánez y se hizo una propuesta para mejorar la situación. ¡No puede ser que a los sectores industrial y comercial los vaya prácticamente a quebrar el aseo urbano!".

"Se han cobrado unas sumas gigantescas de dinero, que no sabemos dónde están y mucho menos se han invertido en mejorar el servicio, porque la recolección de la basura sigue siendo deficiente", denunció.

Agregó que se permitió llegar a los extremos, a pesar de las denuncias que ella formuló ante la Contraloría Municipal y la Comisión de Asuntos Fiscales y Contraloría del Concejo Municipal. Por cierto, la concejal lamentó que al actual contralor municipal, Rafael Arteaga, se le haya visto la cara solamente en dos sesiones desde que fue juramentado en febrero de 2012.

Parra no ha perdido

su condición de Alcalde

Como abogada, Valentíner aseguró que Edgardo Parra no ha perdido su condición de máxima autoridad municipal: "Él es el Alcalde, con una ausencia temporal".

Comentó que, en el supuesto de que no se realicen las elecciones municipales de diciembre y que a Parra lo absuelvan dentro de 45 días, él tendría que regresar al cargo.

La concejal insistió en que la designación de Alexis López como alcalde encargado es ilegítima, al tiempo que criticó que hasta el pasado viernes ningún ciudadano ni ninguna institución habían intentado ante el Tribunal Contencioso Administrativo un recurso de nulidad de esa decisión del Concejo Municipal.

Indicó que urge una cruzada por el rescate de la legalidad y la decencia en las instituciones. De allí que, llamó a la sociedad civil, a los gremios y especialmente al Colegio de Abogados a procurar la nulidad del nombramiento de Alexis López.

Reiteró que no existe causa legal para declarar la ausencia absoluta del alcalde Edgardo Parra. Las causales de ausencia absoluta -detalló- están expresamente establecidas en el artículo 87 de la Ley Orgánica del Poder Público Municipal y no hay otras: Muerte, renuncia, incapacidad física o mental debidamente comprobada, revocatorio del mandato y una sentencia condenatoria definitivamente firme.

Aseguró que al Concejo Municipal le correspondía era designar a un funcionario de alto nivel como alcalde encargado, pues la presunción de que los funcionarios de alto nivel estén involucrados en los supuestos hechos de corrupción no está prevista en la ley y los concejales no son quiénes para llenar ese vacío.

En todo caso -explicó- el ente legislativo pudo abrir un expediente administrativo a cada uno de los directores de Parra y demostrar que ninguno está en capacidad de ejercer el cargo, no porque estén vinculados sino porque podrían contaminar las investigaciones. "Esto quizá se pudo asimilar".

La concejal alertó que la situación de ilegalidad podría paralizar la administración municipal por completo. Ella duda que alguien actualmente quiera firmar un contrato con el municipio, ante la posibilidad de que un tribunal lo declare nulo. "Hay un principio en derecho que dice que toda autoridad usurpada es ineficaz y sus actos son nulos", dijo.

"Tomaron el poder del Concejo para montar a López"

"Esto no tiene otro fin, sino político; pero, lo que pudo ser un acto para beneficiar la candidatura de Miguel Flores a la Alcaldía de Valencia se les revirtió, se les escapó de las manos", insistió la invitada al Desayuno en la Redacción.

Recordó que con la mayoría de la fracción de Psuv y los votos de los concejales de oposición Claudio Suárez y Noé Mujica, fue destituido Pablo Montoya de la presidencia del Concejo Municipal, siendo también oficialista, el pasado jueves 10, en media hora y mediante moción de urgencia.

"Tomaron el poder del ente edilicio para 'montar' a Alexis López, uno de los más cercanos colaboradores de Miguel Flores y posteriormente lo designan como alcalde (e), el pasado lunes 14".

A propósito, Valentíner calificó como decente la gestión de Pablo Montoya, sobre quien aseguró que "jamás le notó ninguna picardía". Si ella hubiese estado en aquella sesión -confesó-, no hubiese levantado su mano para sacarlo de la presidencia del cuerpo legislativo.

De acuerdo con lo acotado por la edil, los directores que hasta ahora ha designado Alexis López han sido traídos de la Gobernación de Carabobo y se habla de que algunos de los miembros del tren ejecutivo de Parra serían ratificados en sus cargos, como Francisco Hernández, en la Dirección de Administración; y Patricia Marcano, en la presidencia de la Fundación para el Fomento y Desarrollo de Obras y Actividades Turísticas y Recreacionales (Fundatur).

De darse estas ratificaciones -asomó- se les caería el argumento a los concejales de que todos los funcionarios de alto nivel de la Alcaldía estarían involucrados en los supuestos hechos de corrupción imputados a Parra y por lo cual ninguno podría ser designado alcalde encargado.

"Un desorden tan grande que no podrán resolver en mes y medio"

Valentíner enfatizó que el desorden en la Alcaldía de Valencia es tan grande que no podrán resolverlo en mes y medio. "¡Ni que Ameliach (Gobernador de Carabobo) le meta todos los reales! ¡Ni que trabajen las 24 horas del día podrán poner la Alcaldía medianamente a punto!".

Tampoco -a su juicio- están dadas las condiciones para que se lleve a cabo la V Feria Agroindustrial de Valencia, cuya fecha está encima. "Primero, las instalaciones no están aptas, tanto de la Plaza de Toros Monumental como del Parque Recreacional Sur, además, el evento es posible con el patrocinio del sector privado ¿En esta situación del municipio qué patrocinante va a poner sus reales?".

Bajo esa perspectiva, Valentíner recomienda suspender el programa ferial. "Además, por encima de todo está una transición que requiere de la atención permanente de todos los que están ahí. Si suspenden la Feria se quitan un problema de encima", afirmó.

Se requiere un equipo

de "cuarto bate"

Para la concejal por San José, se requiere conformar un equipo de "cuarto bate" para rescatar a Valencia, que estén dispuestos a entregar mucho tiempo de su vida para levantar este monstruo. "Paco" -destacó- a principio de su gestión trabajaba hasta 18 horas diarias y sus primeros años de administración los tomó para reestructurar la Alcaldía.

"Aquí tenemos que comenzar por poner orden en la casa y a los valencianos no les podemos crear falsas expectativas. No vamos a creer que llegamos hoy y dentro de dos años va a estar todo como lo dejó 'Paco'. ¡No, eso no es así! Nosotros tenemos que ver que estamos agarrando una Alcaldía que está en el suelo, pero en el suelo".

Lo que pasa actualmente con Valencia debe motivar -sugirió-, sobre todo a los funcionarios públicos, a adecentar la función pública: "Hasta que no la adecentemos, no estaremos haciendo nada".

La edil se pregunta cuántos de los que quieren ocupar cargos en la administración pública están preparados para ello. "¿Estamos preparados para enfrentar todo esto con valentía?".

"El episodio de Parra es demasiado triste y nosotros tenemos que seguir trabajando para que vuelva la decencia a este país. Eso se puede lograr si cada uno pone un pedacito de su parte", acotó.

Valentíner manifestó preocupación porque hay una generación de boliburgueses, de jóvenes que no llegan a 40 años, que han puesto en sus manos los mejores contratos sin ni siquiera saber que dos más dos son cuatro. Citó el caso del hijo del alcalde Parra, quien -señaló- se rodeó de "muchachos" y varios de ellos de "buenas familias".

A la concejal igualmente le inquieta que muchos actores políticos se dediquen a declarar sobre esta tragedia de Valencia, pero que nadie haga algo por adecentar la ciudad. Asimismo, lamentó que se permitiera que las cosas con Parra llegaran al nivel que están, siendo Valencia la tercera ciudad más importante del país.

Ventana

"Pisé el despacho del Alcalde solo una vez"

Francisco A. Briceño J.

Para Gladys Valentíner la Alcaldía de Valencia no tiene secretos. Lleva ocho años como concejal de Valencia "investigando y averiguando", tiempo en el cual el diálogo ha sido su norte, pese a que, asegura, Edgardo Parra pocas veces la escuchó.

"Desde que llegó no hubo posibilidad de dialogar con él. Asumió el cargo por sorpresa y creo que nunca midió lo que significaba ser Alcalde de Valencia", comenta.

Entre las denuncias por irregularidades en la gestión del burgomaestre, Valentíner -quien es abogada- recuerda el caso de la empresa Asgard, contratada por la Alcaldía en condiciones poco claras.

"Luego de hacer esa denuncia, me lo encontré en un sitio y cuando pensaba pasarle por un lado, él me dio la mano, me templó y me dio un beso. Pensé que me iba a dar un trancazo", comenta -entre risas- la concejal como una de las pocas anécdotas con Parra.

Y es que, por la falta de voluntad de diálogo de Edgardo Parra, Valentíner solo pisó el despacho del Alcalde una sola vez. "Fue por la reunión de la Orden Ciudad de Valencia", comenta, tras recordar que tuvo que imponérsela al burgomaestre.

"En su despacho me di cuenta que ese hombre no era lo que los valencianos merecíamos y él no hacía nada para merecer el agrado de los valencianos", sostiene.

Entre otros recuerdos, comenta que, a solicitud del edil Pablo Montoya, Valentíner aceptó acudir a una reunión con Edgardo Parra al inicio de su gestión. "Yo dije: Bueno, ¿cómo no? Y me llama Pablo y me dice: Gladys, la reunión es el domingo a las 8:00 de la noche en la Alcaldía, y yo le dije: Dígale al Alcalde que yo no trabajo los domingos y de noche menos. Ahí murió".

La concejal comenta que nunca ha tenido contacto con el entorno familiar de Parra. "De su detención me enteré precisamente por Notitarde. Eso se veía venir", agrega, tras dejar en claro que no se regocija en esta situación que tiene en "duelo" a Valencia por las consecuencias.

"El daño es cuantioso y el daño moral es peor porque ha pegado en el corazón de los valencianos, pero debemos seguir trabajando", insiste.

Por ello, Valentíner, quien es madre y abuela, mantiene sus aspiraciones firmes a la reelección como concejal de forma independiente por la parroquia San José, pero con su respaldo firme a Miguel Cocchiola.

"Me gusta lo que hago, me apasiona el tema municipal, dejé de ser abogada en ejercicio hace tiempo y como mi familia, yernos, nietos viven en Caracas, tengo tiempo suficiente para dedicárselo a Valencia y eso he hecho".

Explica que "la MUD tenía todo el derecho de no apoyarme. San José es una parroquia 90% opositora. Mi candidatura no pone en riesgo a Cocchiola, todo lo contrario, la gente conoce mi trabajo y el voto que consigo es para él también".

Por ello, demuestra su empeño en sumarse a la lucha para "enderezar este barco" desde el concejo municipal junto a Miguel Cocchiola. "En tiempos de crisis la experiencia cuenta y junto a él quiero ser protagonista del rescate de Valencia", concluye.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada