Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

miércoles, 28 de agosto de 2013

De cómo Pedro Carreño trató el tema del homosexualismo en la Asamblea Naciona...Su histerismo y exagerado "rechazo"me hizo pensar en el viejo refrán "dime de qué presumes y te diré de qué padeces", porque en verdad la presunción es manifestación de insuficiencias y temor al efecto espejo que sufrimos cuando alguien nos enfrenta a nuestras propias carencias y sombras...También recordé un artículo de Rubén Monasterios en Noticiero Digital que decía "báñame la cara con su aliento perfumado, enreda tu crin en mi cabello, déjame cabalgarte, bestia adorada, y ensártame de un solo golpe…" Ese párrafo parece extraido del libro que recomendaba en cadena nacional de radio y TV, pero con frenesí supremo, el Presidente fallecido Hugo Cávez comenzando sus años de campaña y luego mandato. Chávez elogiaba el ORÁCULO DEL GUERRERO y pedía a sus guerreros que lo leyeran, hasta que lo lanzó al olvido, a raíz de la piadosa información que le suministrara BORIS IZAGUIRRE, aclarándole que el folletito era un libro de culto entre los GAYS !! Que su autor LUCAS ESTRELLA ES MUY COLEGA DE JUAN BARRETO, TAREK WILLIAM SAAB, EL FINADO WILLIAM LARA, EL VERDI-ROJO SÚPER SNOB CHADERTON, Y TODOS LOS GUERREROS CON DEFECTOS DE ORIGEN.QUE FORMAN PARTE DE LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA (Parte III)

Más que homofobia

MARCOS CARRILLO |  EL UNIVERSAL
viernes 30 de agosto de 2013  
El vaho de inmundicia en el que ahoga su vida el impresentable Pedro Carreño ha horrorizado tanto al país que pareciera que se ha perdido de vista la verdadera fechoría cometida por él y por todos los que ilegítimamente detentan el poder.

El debate nacional se ha centrado en buena medida en el lenguaje burdelero del militarcito (no podía esperarse otra cosa) y en una atribulada defensa de la homosexualidad, fundamentada, en general, en una simplista actitud politically correct, más bien banal y no exenta de  hipocresía. Todo parece estar impulsado por una remota y pueril esperanza de que las palabras del teniente dejen mal parado a un gobierno que se pavonea como la vedette de los "progre" del  mundo (porque los subsidia).

Como es sabido, el tal Carreño, utilizó su derecho de palabra en la AN para "denunciar una mafia homosexual de la oposición", que fue descubierta por un allanamiento a la casa de un funcionario en el que supuestamente consiguieron elementos que lo "incriminaban" (ese fue el espíritu de la intervención del diputado) por su condición sexual. Así, el totalitarismo que había venido imponiéndose en el país se despoja de todo pudor, y se devela como el medio y el fin de la mafia cubana que ha hecho de Venezuela su feudo con la colaboración de los vendepatria que le sirven de mampara.

En este sistema la vida deja de ser propia y pasa a ser un artefacto del poder.  Por eso se utiliza todo el aparato estatal para espiar, perseguir, acosar e invadir la intimidad de un ciudadano si eso beneficia a la clase gobernante. El apabullante Estado se utiliza para hacerle saber a la sociedad que todos, sin excepción,  son sospechosos de tener vida privada, algo inaceptable para ese combo de ignorantes que admira a Corea del Norte.

La denuncia de Carreño tiene un claro mensaje: mientras no se ejerza la ciudadanía, mientras se sea un sumiso esclavo del castrochavismo, se puede estar a salvo. Si se desea ejercer la libertad -opinar, disentir, protestar o simplemente colaborar con quienes se oponen a la barbarie- se utilizarán las instituciones del Estado (AN, Fiscalía, Poder Judicial) para perseguir, someter a escarnio público y eventualmente condenar judicialmente a quien se atreva a tal agravio.

El ataque a la condición sexual de una persona por parte del Estado es, en definitiva, una ofensa contra toda forma de libertad, es una advertencia a la disidencia, una reiteración inequívoca de que el totalitarismo se ha impuesto en el país y que los Castro no están dispuestos a perder el poder en una tierra que se ha convertido en su alcancía.

No he querido aprenderme el nombre del funcionario objeto del pretendido escarnio como forma de consideración a su condición de ciudadano y como gesto de ínfima rebeldía frente a los delincuentes que gobiernan, pero es deber de todo aquel que crea en la libertad y la democracia respetar a la  víctima de una las más tenebrosas y reprochables formas de atavismo político que ha resucitado en Venezuela. También es deber rebelarse contra un gobierno cuyo adalid anticorrupción vive embutido en Gucci y Armani.

mrcarrillop@gmail.com

@carrillomarcos


Tomado del blog "Kayrós. Tiempo de iluminación" lunes, 28 de junio de 2010

EL ORÁCULO DEL GUERRERO, Lucas Estrella Schultz



En 1995, en las estanterías de algunas librerías apareció subrepticiamente un librito de páginas amarillas que, en apariencia, no tenía grandes pretenciones. Fue publicado por Editorial Cuatro Vientos y llevaba por nombre El Oráculo del Guerrero. Es pequeño, de poco más de diez centímetros de altura. Cabría en cualquier parte; incluso en el interior de un bolsillo correría el riesgo de extraviarse. Fue escrito por un joven de nombre evocador: Lucas Estrella.

Después de llamar la atención de algunos curiosos, El Oráculo del Guerrero comenzó a traspasarse de mano en mano; a ser leído en las calles, en el Metro, en las reuniones de amigos. Durante las fiestas de fin de año, con su ayuda, magos improvisados vaticinaron el futuro. Luego, algunos le concedieron vida propia. Pintaron los números de sus capítulos en semillas o porotos, los gurdaron en una bolsita y los llevan consigo dentro del bolsillo izquierdo de su camisa, cerca del corazón.

En septiembre de este año, El Oráculo del Guerrero fue reeditado en Nueva York por St Martin's Press, traducido al inglés y, finalmente ilustrado con hermosas imágenes orientales. Quisimos conocer a su autor, quien -al calor de la vieja tradición del guerrero- está trenzando los espíritus de cientos de personas que no se conocen, o quizá... aún no se recuerdan.

"Soy un aprendiz de guerrero"

Cuesta adivinar quién es Lucas Estrella. A cada pregunta responde primero con un silencio. Luego, comienza a hablar pausadamente, midiendo cada palabra con la mesura de un anciano. De pronto, cuando algo le parece gracioso, ríe travieso. Lucas Estrella tiene una voz dulce, profunda, que acaricia mientras habla. Su cabello ya tiene canas. Pero esa gruesa barba que le cubre los pómulos esconde el rostro de un niño. Nació en Argentina y desde los siete vive en Chile.

Es investigador de ciencias biológicas y ecológicas, con estudios en Estados Unidos y Alemania. Políglota y ensayista, está familiarizado con las artes marciales, además de ser practicante de budismo y sentirse humildemente hermano de monjes guerreros, como los shaolín. Se define como un "aprendiz de guerrero que está todo el tiempo tratando de mantenerse centrado, que busca empequeñecer su ego, pulverizarlo y esparcirlo por el viento".

Para Lucas Estrella, escribir El Oráculo del Guerrero significó sus buscar raíces: "El escribirlo, implicó tomar la decisión de reconocer que de esta tradición vengo y hacia esa tradición voy. Fue buscar un mañana. Escribir El Oráculo definió el mar en el cual nado, la corriente en la que yo fluyo".

- ¿Qué hace un científico proveniente de las ciencias exactas en el mundo de la magia, de los oráculos y los guerreros?
- Mi camino se está apartando a pasos agigantados de la ciencia. Me siento desencantado...

- Jodorowsky afirma que el nombre le concede la identidad al ser humano. ¿Qué implica para ti llevar por nombre uno tan sugerente como el de Lucas Estrella?
- Ese es mi nombre de nacimiento. No es inventado Es el nombre que me regalaron mis padres... Pero en todo caso, creo que mi tarea está fuertemente marcada por el apellido Estrella. En la medida en que uno entre las tinieblas, le muestra un rumbo a la gente, una manera de hacer las cosas..., a mirar el cielo y decirles que no todo se restringe a esto..., que hay otra forma de vivir, esa acción puede ser como la luz de las estrellas.

- Qué puedes decir respecto del conocimiento que entrega El Oráculo...?
- Todo ese conocimiento no es mío ni me pertenece. No soy un sabio, ni un gurú ni un maestro de nadie ni de nada. Si las palabras de El Oráculo tañen tus cuerdas interiores es porque esa sabiduría es tuya, no mía. El Oráculo es simplemente un espejito de bolsillo. Todo lo que estamos hablando son solo palabras. No debemos dejarnos engañar ni deslumbrar por fuegos de artificio. Ni una de ellas tiene sentido si no se pone en práctica. Hablar, escribir, es fácil. Engañar, vender el cuento es fácil. Lo veraderamente difícil es vivir de acuerdo con lo que estamos conversando. Con eso estoy. El guerrero busca el pan, no las migajas. En cada palabra de este libro están presentes las enseñanzas de las artes marciales. Lucas Estrella explica que El Oráculo tiene como finrescatar un cuerpo de conocimientos teóricos que subyace en la práctica de este milenario arte, que a menudo se desvirtúa en forma aberrante.

- ¿Por qué creaste El Oráculo del Guerrero?
- Esa es la pregunta que más veces me han hecho en la vida. Hay varias razones. La más imposrtante es que tengo la firme convicción de que uno tiene que buscar un conocimiento propio. El Oráculo es un llamado a entender que uno no necesita ir a otro lugar, otro país, ni adoptar otra condición; que no hace falta nada más de lo que uno tiene para ser libre. Tenemos en las manos todo lo que necesitamos para empezar. Es un llamado para que cada uno recobre el mirarse a sí mismo.

- ¿En qué radica el poder de El Oráculo? ¿Por qué posee el don de interpretar lo que el lector está sintiendo?
- En el fondo El Oráculo es un espejo.

- ¿Eso quiere decir que en cada página en donde el lector se detenga y mire, se va a encontrar?
- Sí

- ¿Pero que papel juega la casualidad?
- Yo no creo en la casualidad. Existe un azar inteligente. Hay algo en las manos de uno que, cuando elige una carta de tarot, cuando elige un papelito, está sacando lo que tiene que sacar. Tal vez existe algo dentro de uno que busca una manera de cristalizar lo que ya se sabe.

- ¿Qué significa ser un guerrero?
- Como guerrero, uno está obligado a cultivar permanentemente el conocimiento, la compasión y la valentía. Estos son los tres pilares fundamentales que involucra el camino del guerrero. Si le falta alguno de ellos es un guerrero cojo. Un guerrero sin compasión es un guerrero salvaje. Un guerrero sin arrojo es un guerrero cobarde. Y sin sabiduría es un guerrero ciego.

- ¿Cuál es la batalla de un guerrero?
- La primera y la última batalla de un guerrero es la que libra siempre contra su ego, el que está permanentemente demandándole que haga esto o lo otro para complacerlo, llenarlo, engrandecerlo. Todo aprendiz de guerrero tiene que entender que lo primero, y tal vez lo último que haga sobre esta tierra, va a ser siempre estar en guardia, luchando contra su propio yo. Esa es la batalla del guerrero... y no sé si tendrá fin.

DESCARGAR "EL ORÁCULO DEL GUERRERO"

Tomado del blog "La Pulga de libertad" 21 DE ABRIL DE 2009


Chávez editor

Donde pone el ojo suben las ventas. Impresionante el fenómeno Chávez, confirmado una vez más con las noticias que llegan del mundo editorial post Cumbre de las Américas. El vetusto y trasnochado volumen Las venas abiertas de América Latina se convierte en número uno en ventas casi cuarenta años después de su publicación, gracias a que Chávez se lo regaló a Obama. Pero semejante fenómeno no es nuevo, al menos no para los venezolanos.
Corría apenas el primer año de la revolución, 1999. En un discurso ante el Congreso del ya fallecido Jorge Olavarría, donde alertaba de los peligros dictatoriales que amenazaban al país gracias al gobierno de Hugo Chávez, el Presidente desestimaba el temporal de palabras leyendo un libro que pronto se convertiría en un clásico de ventas en el país. El oráculo del guerrero, escrito por Lucas Estrella, fue libro de cabecera de la revolución bolivariana hasta que Boris Izaguirre, con toda la autoridad del caso, dijera que se trataba de un libro rematadamente gay. De inmediato el libro desapareció del verbo presidencial, lo cual mostraba la solidez intelectual de la ideología del régimen. Pero la palabra de Boris llegó después de que los ejemplares se vendieron por miles, sobre todo en las calles y autopistas de la ciudad gracias a los buhoneros, que eran por esos días los más beneficiados de todo el interés que despertaba el presidente Chávez.
El segundo gran éxito en ventas del presidente fue La Bicha, como cariñosamente llama el presidente Chávez a la Constitución de Venezuela de tanto haberla violado. Cuando el Presidente sacó de su bolsillo un miniejemplar tapa azul de la Constitución, de inmediato se inició un nuevo fenómeno de ventas. Hasta los opositores más recalcitrantes del régimen tenían su ejemplar azul en el bolsillo. Claro que en letra tan pequeña nadie se ocupó de leer el texto constitucional, pero eso es otro tema, aquí estamos hablando de ventas, no de lectura.
Después de eso, la verdad sea dicha, Chávez el editor había perdido un poco su toque de Midas. También es cierto que sus lecturas y sus referencias se complicaron y refinaron un poco y el mercado del libro venezolano no lo acompañó. Aunque Chávez la figura es la medida más importante de ese mercado, porque los libros explicando, justificando o fustigando al Presidente no han dejado de reproducirse ni de venderse en estos diez años de revolución. Pero lo que el editor necesitaba para resurgir era un nuevo mercado y Obama le vino como anillo al dedo. Por fin llegó la internacionalización de Chávez el editor.

Tomado del blog "La Guarida del Malévolo" DOMINGO, 26 DE JUNIO DE 2005


Del Oráculo del Guerrero a Los Miserables.

Las Lecturas del Presidente.

Es bien conocida la afición del Presidente Chávez por la literatura de bolsillo. Todos recordamos sus citas al librito de Lucas Estrella “El Oráculo del Guerrero” en los inicios de a su gobierno. Se trataba de una colección de pensamientos escritos por un experto en artes marciales para ayudar a las personas a afrontar los problemas cotidianos. Chávez no volvió a citar el libro después de que el escritor Boris Izaguirre, homosexual declarado, dijo públicamente, con la irreverencia que le caracteriza, que el libro de Lucas Estrella era una apología a la homosexualidad, “ -el solo nombre de Lucas Estrella, devela a su autor, nada más gay que ese seudónimo”, decía Izaguirre. Chávez borró de su discurso las citas al libro. El segundo libro de cabecera dicen que fue “El Búho que no Sabía Ulular”, una serie de cuentos de Robert Fisher llenos de moralejas entre los que destacaba el de un búho rebelde que no quería ulular de la misma forma que los demás búhos, el Presidente, seguramente se veía retratado en el, como también se debió haber visto en “El Caballero de la Armadura oxidada”,otra fábula de bolsillo de Robert Fisher que cuenta la historia de un caballero que de tanto usar su armadura se queda prisionero en ella, así decide ir en busca del Mago Merlín para que lo ayude a salir, dicen que Chávez distribuyó el libro entre los miembros de su gobierno y parece ser que finalmente buscó a Fidel Castro para que hiciera el papel de Mago Merlín. Coincidiendo con la crisis del 2001 salió “¿Quién se ha llevado mi Queso?” un best séller que habla de las diferentes aptitudes frente al cambio y que dicen le resultó poco menos que una tabla de salvación al producirse el “carmonaso”. Recientemente Chávez dejó los libros de auto ayuda y dicen que ha vuelto a leer el clásico de Tzum Tzu “El Arte de la Guerra” que había leído en la Academia Militar, “Las Venas Abiertas de América Latina” de Eduardo Galeano, libro que por cierto es calificado como la Biblia de los izquiedosos en “El Manual del Perfecto Idiota Latinoamericano”; Pero, realmente y según se desprende de sus discursos, el actual libro de cabecera de Chávez es el clásico de Víctor Hugo “Los Miserables” ¿Por qué será?

1 comentario: