Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

domingo, 11 de agosto de 2013

La idea de llevar un periódico desde la plaza Bolívar hacia el sur de la ciudad de Valencia, hizo que Miguel Jiménez Márquez junto con sus hermanos Margarita y Manuel Jiménez Márquez, comenzaran a dar los primeros pasos para la construcción de un edificio, desde donde pudieran poco a poco fundar el diario en algunos de sus espacios. Construido el edificio, ubicado en la Avenida Cedeño cruce con Montes de Oca, con el nombre de Torre 4, fue inaugurado el 10 de diciembre de 1975, mientras el proyecto de montar un diario venía avanzando, con estudios realizados por expertos.

Desayuno en la Redacción
11/08/2012 Notitarde
Margarita Jiménez Márquez, fundadora y miembro de la junta directiva, recuerda que el periódico ocupó su espacio en la ciudad desde su fundación el 9 de agosto de 1976, porque era popular pero con clase

Historia y anécdotas de los primeros años del Diario Notitarde




La idea de llevar un periódico desde la plaza Bolívar hacia el sur de la ciudad de Valencia, hizo que Miguel Jiménez Márquez junto con sus hermanos Margarita y Manuel Jiménez Márquez, comenzaran a dar los primeros pasos para la construcción de un edificio, desde donde pudieran poco a poco fundar el diario en algunos de sus espacios.

Construido el edificio, ubicado en la Avenida Cedeño cruce con Montes de Oca, con el nombre de Torre 4, fue inaugurado el 10 de diciembre de 1975, mientras el proyecto de montar un diario venía avanzando, con estudios realizados por expertos.

Buscando asesoría, incluso con otros diarios nacionales, surgió la propuesta de hacer un periódico tamaño tabloide a color, originalmente vespertino, fue así como el 9 de agosto de 1976, aparece el nuevo diario de Valencia con el nombre de Notitarde. Sin embargo, atendiendo a las solicitudes de la gente que lo quería más temprano, seis meses después comenzó su circulación en horario matutino.

El promotor de la fundación del periódico fue Miguel Jiménez Márquez, y en conversaciones surge el nombre de Notitarde, sostiene Margarita Jiménez Márquez, al recordar la historia de los primeros años que está acompañada de tantas anécdotas.

Margarita Jiménez Márquez, actualmente miembro de la junta directiva, en esta ocasión fue la invitada al Desayuno en la Redacción, que se realizó justamente el pasado jueves 9 de agosto, cuando se celebró el 36 aniversario, tiempo en el cual el periódico ha venido evolucionando, hoy en día con la certificación de estar entre los diarios de mayor circulación del país, y manteniéndose en ese contacto directo con los lectores de todos los estratos sociales.

Éste fue un Desayuno en la Redacción lleno de alegrías, satisfacciones y de algunos episodios de nostalgia, bajo los recuerdos de Margarita Jiménez Márquez, quien presentó muchísimas fotografías y distintas vivencias, entre ellas, el haber tenido el privilegio de compartir con el Príncipe Carlos de Inglaterra en un almuerzo en el Club Hípico, durante una visita que hizo a Valencia en marzo de 1978, invitado por el entonces Gobernador ingeniero Lázaro Cariello.

También recibir una dedicatoria enviada desde Estados Unidos por el tenor Plácido Domingo, por quien siente gran admiración, por haberle mandado a decir con su cuñada quien vive en aquel país, que cuando lo entrevistaran en televisión no dijera que estaba viejo, sino que tenía mucha juventud acumulada. Además conocer a varios Presidentes de la República como Carlos Andrés Pérez, Luis Herrera Campins y Rafael Caldera, y a los ex gobernadores de Carabobo como fueron el Dr. Manuel García, el Dr. Fernando Guerra Méndez, Emiliano Azcunes, Lázaro Cariello, y Oscar Celli.

“Yo tuve la oportunidad de compartir y de recibirlos en el periódico”, además de Ministros, Embajadores, y artistas, entre ellos, María Martha Serra Lima, Eliana Pittman, y a Ricardo Cocciante.

En la amplia tertulia estuvieron presentes Laurentzi Odriozola Echegaray, director de Notitarde; Carmen Elena Martínez de Suárez, directora de Administración y Operaciones; Daniel Degwitz, gerente de Finanzas; María Inés Ferrero, gerente de Relaciones Institucionales, Alecia Rodríguez; editora de Ciudad; Miriam Alejandra Bracho, editora jefa de Deportes; Carolina Prince, editora de Variedades; Luisana de Domínguez, editora de Sociales; Blanca Méndez, coordinadora de Ediciones; Martha Chiquito, editora Gráfica y Dirección de Arte, las reporteras Petra María Jiménez, Daisy Linares, Silmari Rivas Rubín, y quien suscribe el siguiente trabajo Marlene Piña Acosta. Nuestra invitada vino acompañada de su hija Guimar Parra Jiménez. Al frente de la cámara estuvo Jacinto Oliveros, Jefe de Fotografía.

Llegó puntual a la cita a la sede que está ubicada en la calle Boyacá, con la elegancia y la amabilidad que la caracterizan, bajo un ambiente con aroma a flores, pues unos hermosos lirios chinos dieron la bienvenida a nuestra invitada a su llegada al salón, obsequiados por Luisana de Domínguez.

“De verdad esto para mí fue una sorpresa, una sorpresa muy agradable, y sobre todo compartir con ustedes. Cada quien tiene sus tantos años, unas más, otras menos, pero lo que sí les garantizo es que la más antigua aquí soy yo”, sostiene a modo jocoso para referirse a la fundación del periódico.

“¡Son 36 años!, aunque para mí son 38, tomando en cuenta el tiempo que duramos con las primeras ideas para concretar el proyecto. Ustedes me preguntarán ¿qué significan para mí estos 36 años? y yo les respondería que hay prioridades, lo que es la familia, sobre todo las hijas y los nietos, pero una parte de mi vida es Notitarde. Uno pasa 36 años aquí, y pasan muchas cosas, pero no me doblego. Yo voy a ser como el indoblegable famoso poeta Armando Valladares, que no pudieron con él, yo tuve la oportunidad de conocerlo”, comenta antes de comenzar a narrar la historia sobre los inicios de Notitarde en 1976.

“Mi hermano Miguel, quien estaba en el ejército, decía que él estaba allí porque quería ser muy correcto y disciplinado, pero que su futuro era otra cosa, él viajaba para la Guaira cuando estaba prestando servicio militar, pero cuando venía a Valencia, en conversaciones con mi hermano Manuel y conmigo, decía que quería construir un edificio para que funcionara un periódico poco a poco, ya que no éramos personas de dinero, pero gracias a una trayectoria bien limpia y correcta, logramos conseguir un crédito”.

“El proyecto era construir un edificio diferente que tuviera helipuerto, no hacer un cajón con ventanas. Comenzamos a buscar el terreno hasta que lo conseguimos, ese terreno se lo compramos al Dr. José Vicente Arenas, se lo pagamos en cómodas cuotas, porque cuando se tiene un plan y una visión, pero no se tiene el capital en el momento, hay que ir poco a poco”.

“Una vez que cancelamos la totalidad de la deuda del terreno, conseguimos el crédito en el año 1973 para la construcción del edificio Torre 4. Eso fue maravilloso, comenzamos con los planes a reunirnos con el arquitecto Carlos Yáñez Carpinello, recientemente fallecido, aunque para la época ya venía trabajando en el proyecto. Y estábamos en conversaciones con la Constructora Condi. Ya con el crédito aprobado, en agosto de 1973, colocamos la primera piedra de la obra, pero ya en esos planes estaba la visión de crear un periódico. No sabíamos cómo sería, ni de qué tamaño, pero ya estaba en planes”.

“En la parte del sótano se hizo lo que llamamos el depósito taller, y ya teníamos vista la rotativa. A mí me tocó ir a la ciudad de Seattle en Estados Unidos para ver la rotativa. Yo no sabía nada de eso pero allí comencé a aprender”.

Recuerda que ofrecieron un cóctel en el Hotel Intercontinental Valencia para presentar la obra ya como un hecho, donde ya estaba incluido el proyecto de Notitarde, adonde asistieron propietarios de agencias de publicidad, que inclusive, se ofrecieron a hacer publicidad en ese momento de manera gratuita.

“La colocación de la primera piedra fue para nosotros una gran satisfacción, porque estábamos logrando algo que nos habíamos propuesto. La inauguración del edificio fue el 10 de diciembre de 1975, pero ya Notitarde estaba caminando. ¿Ahora por qué camina así y luego más rápido de lo que pensábamos? Porque empezamos a hacer los estudios, y como siempre lo he dicho de la plaza Bolívar hacia el sur, no había periódico. Reunidos en la planificación de cómo iba a ser el periódico nacen las secciones el “Pueblo en la Redacción” y la “Colectividad Reclama”, que también están cumpliendo 36 años de edad. Gracias a Dios hoy siguen vigentes. Cuando nos reunimos con personas conocedoras en la materia nos sugirieron: ¨No hagan un periódico tamaño estándar a blanco y negro. Ustedes tienen que hacer algo diferente¨, conversamos, incluso con gente del Diario Panorama, buscando asesoría. vino la idea de hacer un periódico tamaño tabloide a color, porque ellos nos dijeron: ¨La gente ya no quiere ver tanto blanco y negro, sino fotos a colores, y no tanto textos, sino más fotos que textos, entonces vimos que había mucha razón en eso, y empezamos a trabajar y a trabajar, y a inaugurar Torre 4 vendida en el papel, inclusive mi hermano Miguel consiguió prestado un helicóptero con su piloto, y el día de la inauguración del edificio se les hizo un paseo a varios invitados. Cuando nos mudamos a la Torre 4 era para trabajar con el periódico, el taller estaba en el sótano”.

Recuerda las situaciones que vivieron en octubre de 1987, cuando se produjo una inundación en el sótano a consecuencia de una fuerte lluvia caída que obstruyó el desagüe de la alcantarilla que estaba tapada, y el periódico tuvo tres días fuera de circulación.

“Salimos adelante con el periódico, se hicieron unas pruebas, y gustó bastante en el tamaño tabloide y a color. Tenía un valor de 0,50 bolívares cada ejemplar. El conocimiento se fue adquiriendo poco a poco, simplemente habían unas ganas de hacer un periódico. Pero siempre fue un poco agresivo. Nada de estar disimulando sino diciendo las cosas como eran en esa época”, sostiene para señalar con satisfacción que Notitarde luego siguió la misma línea editorial.

Explica que el diseño era Noti-tarde en amarillo y negro y en medio del nombre un sol. “Ya concluido el trabajo de cómo sería el diseño, decidimos que fuera vespertino, y se mantuvo así durante seis meses, porque la gente lo pedía temprano, nos decía: ¨El periódico trae noticias muy buenas, pero lo queremos temprano, más que todo la gente del sur, y los que iban a trabajar en las empresas de la zona industrial, que querían entrar de una vez con su periódico. Volvimos a hacer otras consultas y se decidió que su circulación fuera en horario matutino”.

“Luego vino el análisis del nombre, porque si el periódico comenzaba a salir en la mañana cómo íbamos a hacer con el nombre. Volvimos a realizar otra consulta, allí incluimos a los dueños de agencias de publicidad, que nos dijeron: ¨¡Ni se les ocurran cambiar el nombre!¨. Recuerdo que nos aconsejaron que el periódico caló así y al cambiárselo iba a parecer como que era otro periódico, por lo que se quedó matutino y Notitarde”.

Sostiene que el nombre de Notitarde tiene su origen en una combinación de “noticias en la tarde”, que surge de los tres hermanos, pero principalmente de Miguel, a quien reconoce que fue el de la idea de crear el periódico.

“Si mi hermano Miguel no tiene esta idea, a lo mejor ni el edificio existiera, no sé si a mí y a mi hermano Manuel se nos hubiera ocurrido, pero la idea fue siempre de mi hermano Miguel, y nosotros lo apoyamos en un ciento por ciento”.

Con satisfacción agrega que el diario ocupó su espacio, porque mucha gente lo buscaba. “Cuando visitaban el periódico los personajes del momento llegaban en helicóptero a la Torre 4, y yo era la encargada de recibir a los invitados”.

Entre las anécdotas recuerda que un día recibió a Renny Ottolina que vino a Valencia para su campaña, y como en el pent-house del edificio funcionaban las oficinas, acostumbraban a ofrecer un refrigerio para los invitados que arribaban por el helipuerto.

“Para nosotros era un reto hacer un periódico, y siguió de verdad, con todas sus fallas, porque hasta las mejores cosas tienen sus fallas, pero los lectores estaban muy contentos, y cuando venía alguien en un helicóptero, la calle se llenaba, porque atraía la atención de la gente”.

Muchas zonas de Valencia

no tenían periódico

Además recuerda que la circulación arrancó con un promedio de entre 15 mil y 20 mil ejemplares, ya que de acuerdo a los sondeos realizados, habían muchas zonas de Valencia, que no tenían periódico, y la gente decía que Notitarde era un diario popular, pero con clase.

“La devolución era poca, porque en realidad fue una novedad el tipo de periódico”, refiere para destacar que en junio de 1978, ganó por unanimidad, el Premio Nacional de Periodismo como mejor periódico regional.

También hace referencia a la significación de los Premios Internos de Periodismo, cuyos nombres se conservan desde la fundación, entre ellos, el de Rafael Alonso De Lima. “Era un periodista de mucho respeto y un hombre muy educado, y después que falleció se decidió crear un premio que llevara su nombre”.

Recuerda que el 18 de marzo de 1978, a raíz del accidente aéreo de Renny Ottolina, publicaron el primer extra para informar sobre esa noticia, cuyos ejemplares se agotaron, luego con el asesinato de Aldo Moro, en Italia, y después con el atentado al Papa Juan Pablo II.

“Nos dimos cuenta que sacar esas publicaciones extra para ese tipo de noticias, aunque fuesen lamentables, eran aceptadas por la gente. Desde allí empezamos a sacar unos cuantos”.

Sobre la primera plantilla de periodistas que tuvo Notitarde, menciona entre los nombres al “negro” A. J. Sánchez, de quien refiere fue una institución en el periodismo, corresponsal de Caracas y falleció el 1° de mayo de 1991. “El primer director de Notitarde fue Juan José Shroedel, luego Andrés Eloy Dielingen y después José Ramón Linares. La primera periodista de la sección de sociales fue Alecia Franco, y luego Audrone Surosas. Entre los periodistas estuvieron Leopoldo Gilbert Olavarria, Antonio Ruiz Lovera, Jesús Luckar, Valentina Figueroa, Oswaldo Miquilena, Luis León Guerra, Mariella Alzualde, Manuel Martínez, Alberto Ochoa Rotchet, el fotógrafo Juan José Herrera Pinto, Pancho Silvino, Leonor Mendoza, Betty Varela, ellos fueron casi fundadores”.

“Se hicieron campañas institucionales sobre algún caso hasta conseguir soluciones. Una de ellas fue sobre el aeropuerto de Valencia. Todos los días se publicaba: ¨Valencia necesita su aeropuerto¨, y otra campaña que se hizo con la publicación de un cintillo en la página 3, que decía: ¨Puerto Cabello necesita su notaría”, hasta que se logró”.

Hacia la segunda etapa

de Notitarde en 1989

A raíz del paquete económico ocurrido en el país en febrero de 1989, se presentó una situación un poco difícil, lo que ameritó tomar medidas, entre ellas, la negociación del periódico que marcó una segunda etapa en la historia de Notitarde ese mismo año.

“No hemos sido personas con bienes de fortuna, y como les dije nosotros vendimos Torre 4, y con las ganancias hicimos Notitarde. Como la situación no era la mejor, se pensó en la venta del periódico. Cuando se habló de esa posibilidad mucha gente vino a hacernos ofertas, hasta que llegó el ingeniero Ricardo Degwitz. Él sí nos agradó, y decidimos que con él sí íbamos a hacer negociación. Cuando empezamos a hablar nos pidió que no nos fuéramos. Miguel sí había decidido irse, pero a mí sí me costó, aunque estaba dispuesta a irme, pero cuando me veo con él, y nos ponemos hablar, me dijo: ¨Margarita pero yo quiero que ustedes se queden¨. Nos quedamos Manuel y yo, pero Manuel al poco tiempo vendió su parte y se retiró. Me quedé yo, y en medio de conversaciones, el ingeniero Ricardo Degwitz me dijo: ¨Nosotros queremos que te mantengas aquí¨”.

“Yo lo he dicho siempre, y hoy en día lo reconozco con más firmeza, que en mejores manos no pudo haber quedado el periódico, por saber que el ingeniero Ricardo Degwitz es un buen empresario, y después rodeándose de un buen personal, empezando por el actual director Laurentzi Odriozola”.

“Las conversaciones para la negociación comenzaron en el mes de julio de 1989, y firmamos el documento definitivo el 24 de noviembre de ese mismo año. Con el transcurrir del tiempo yo veía cómo el periódico se encaminaba en una forma que era la que nosotros queríamos. Y hoy en día, lo he dicho anteriormente, y lo vuelvo a decir, mejor no me puedo sentir, porque sé que el periódico está siendo manejado de la mejor manera”.

También guarda gratos recuerdos por quien ocupó la Presidencia en la segunda etapa de Notitarde como fue Luís Enrique Bello, quien fue una persona muy querida y realizó un trabajo muy positivo. “Fue muy sentido su fallecimiento, luego tomó la Presidencia el ingeniero Ricardo Degwitz, y sigo insistiendo en que la mejor decisión que tomamos fue haber hecho esa negociación, y hoy en día me siento muy orgullosa de cómo está Notitarde. Mi hija Guimar trabajó once años en el periódico, se retiró porque tenía sus planes de independizarse, pero está afuera y está adentro. Y mis hermanos sobre todo Miguel se lee Notitarde todos los días de punta a punta. Para nosotros haber creado este periódico tiene un gran significado, y felicito a quienes lo están manejando actualmente a nivel de Presidencia, Dirección, periodistas, fotógrafos, administración, servicios, a todos los niveles”, destacó en sus palabras al final del ameno encuentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada