Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

domingo, 8 de septiembre de 2013

El pasado 4 de Septiembre, cumpliría 90 años de edad nuestro admirado cardenal Rosalio Castillo Lara. Hace 7 años se fue al Cielo y allá estará celebrando no sabemos cuántos de eternidad. Esa relación no la tenemos; solo Dios sabe cómo evoluciona ese calendario…Contó en sus Memorias desde el ocaso que un profesor le escribió una vez: “No se acaba la historia. Cae, sí, el telón, pero es solo el primer acto”. Para nosotros los creyentes, todo esto es solo el primer acto. Quién sabe cuántos siguen y cómo siguen. Pero una cosa es segura: debemos prepararnos para el día del que nadie conoce la fecha pero sabemos inexorablemente que llegará. Él lo hizo. Fuimos testigos y el reto ahora es poder imitarlo.

Lectura Tangente
07/09/2013 Notitarde

90 años desde el Cielo


Macky Arenas


El pasado 4 de Septiembre, cumpliría 90 años de edad nuestro admirado cardenal Rosalio Castillo Lara. Hace 7 años se fue al Cielo y allá estará celebrando no sabemos cuántos de eternidad. Esa relación no la tenemos; solo Dios sabe cómo evoluciona ese calendario…Contó en sus Memorias desde el ocaso que un profesor le escribió una vez: “No se acaba la historia. Cae, sí, el telón, pero es solo el primer acto”. Para nosotros los creyentes, todo esto es solo el primer acto. Quién sabe cuántos siguen y cómo siguen. Pero una cosa es segura: debemos prepararnos para el día del que nadie conoce la fecha pero sabemos inexorablemente que llegará. Él lo hizo. Fuimos testigos y el reto ahora es poder imitarlo.

Es difícil pero, como dicen los mexicanos, se hace la lucha. Fue un gran pastor, venezolano comprometido y mejor amigo. Tal vez el abandono a la voluntad de Dios haya sido uno de sus haberes para presentarse a las puertas del segundo acto de la historia. Una vez, ante cierta coyuntura decisiva para él, se dijo: “Tengo que poner el corazón en paz. Que sea lo que Dios quiera”. Fue lo que Dios quiso y fue lo mejor, según se constató más tarde.

Su venezolanidad y su alma de pastor preclaro permitieron que interviniera en más de una coyuntura confusa y dolorosa. Hablaba de la generosidad de Dios para con nuestro país y nos conminaba a preguntarnos por qué no aprendíamos las lecciones: “ Porque no hemos sabido agradecer ni usar provechosa y justamente esos dones de Dios”. Al liderazgo, recordaba la directa relación que sus modos de actuar guardaban con el demonio: la mentira y el odio. “El demonio es considerado en la Biblia como el padre de la mentira…En realidad, es en sí mismo el odio concentrado…Todo cuanto hace lo ejecuta por odio a Dios, a quien pretende ofender sembrando el mismo odio entre los hombres”. Y terminaba uno de sus escritos para la prensa: “Pongan atención a este parentesco inconveniente y eviten el olor a azufre” (Revista Zeta, 17-06-2006). Advertencia de indiscutible vigencia.

No podemos dejar de compartir los recuerdos este día, en que no solo celebraba su cumpleaños, sino sobre todo algunos hitos sacerdotales de su fructífera carrera por ganar el Reino de Dios, dando coherente testimonio de vida cristiana. Una personalísima tarea en la que lo ayudó el cultivo de la más auténtica devoción por María Auxiliadora.

¡Bendición, querido cardenal!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada