Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

lunes, 16 de septiembre de 2013

Nicolás Maduro, el primer presidente de Venezuela nacido en Cúcuta, Colombia, según lo ha podido comprobar el diputado Walter Márquez, ha lanzado esta semana un nuevo globo de ensayo, un nuevo pote de humo, para tratar de entretener a los venezolanos y distraernos de los graves problemas que aquejan actualmente al país.

El Carabobeño 16 septiembre 2013

Gustavo Azócar Alcalá || 

El Calabozo de la Libertad

El colapso total ya está aquí
elnegroazocar@gmail.com
Nicolás Maduro, el primer presidente de Venezuela nacido en Cúcuta, Colombia, según lo ha podido comprobar el diputado Walter Márquez, ha lanzado esta semana un nuevo globo de ensayo, un nuevo pote de humo, para tratar de entretener a los venezolanos y distraernos de los graves problemas que aquejan actualmente al país.
Maduro ha dicho, con su cara bien lavada, sin que le temblara el pulso, que desde EEUU se ha puesto en marcha un plan macabro para acabar con su administración. Ese plan, según Maduro, se llama “Colapso Total”.
“Tengo los datos, las fechas de esas reuniones en la Casa Blanca, los nombres de quienes asistieron, de los planes que se hicieron. Ellos piensan que en octubre colapsará Venezuela, así lo han planificado, que iban a sabotear la comida de la gente, la electricidad, el combustible, las refinerías”, alertó Maduro.
De acuerdo con los informantes de Maduro, es decir, el G2 cubano, la escasez de productos de primera necesidad, la inseguridad, la falta de empleo, los 2 mil apagones semanales, y muy probablemente, el aguacero de casi dos horas que dejó a Caracas totalmente destrozada el pasado viernes en horas de la tarde, forman parte del plan “Colapso Total” diseñado por Barack Obama y la CIA, junto con algunos conspiradores venezolanos.
Este plan “Colapso Total” denunciado por Maduro, es tan, pero tan bueno, que la CIA ha desplegado a cientos de agentes y espías por todos los rincones del país, para que entren a todas las bodegas, abastos, supermercados, pdvales y pdvalitos que se encuentran en los 335 municipios de Venezuela y en las casi 1500 parroquias y se lleven el papel higiénico, azúcar, leche en polvo, harina de maíz, galletas de soda, mantequilla, carnes y todo lo que encuentren a su paso.
“Me dirijo al pueblo y les advierto que la derecha fascista va a incrementar un plan de guerra. La derecha también ha realizado intentos para desestabilizar nuestro sistema eléctrico y además, tenemos información de que han dado órdenes para bajar la producción en el país”, afirmó Maduro en una reunión con su gabinete de trabajo.
Según Maduro, la producción de alimentos en el país no se ha caído como consecuencia de las erráticas y desacertadas políticas económicas (control de cambios, control de precios, expropiaciones, confiscaciones, estatizaciones, masiva importación de rubros desde Argentina, Brasil y Colombia etc.) puestas en marcha por su antecesor, el comandante Chávez, y potenciadas por su administración en los últimos tres meses. Maduro dice que la producción de alimentos ha bajado porque la derecha fascista dio órdenes de que se bajara la producción.
De acuerdo con el primer presidente de Venezuela nacido en Colombia, el famoso plan “Colapso Total” estaría previsto para ejecutarse en el mes de octubre de 2013, es decir, dentro de un par de semanas. Pero lo que Maduro no puede explicar es que apenas estamos en septiembre, y el fulano “Colapso Total” se está sintiendo con más fuerza en el país desde el mismo día en que él fue juramentado como Jefe de Estado, es decir, desde el 19 de abril de este año.
Maduro dice que él ya conoce el plan y que tiene los nombres de quienes están al frente de ese plan y que sabe exactamente todo lo que se está organizando. “Ayer hubo una reunión en Altamira, yo sé quiénes fueron y de qué hablaron, preparando un conjunto de locuras, sus locuras, muchas de ellas sin ninguna viabilidad”, dijo Maduro. La pregunta es obvia: si Maduro sabe quiénes son los que están preparando el famoso plan y las “locuras” que están pensando llevar a cabo, ¿por qué no hace la denuncia en la Fiscalía para que ésta los meta presos? Si no lo hace podría quedar como cómplice. ¿O no?
Una cosa es cierta: el venezolano de a pie, el que vive en el barrio, el que pasa penurias para conseguir harina precocida o un kilo de leche en polvo, no se traga el cuento chimbo de Maduro. El venezolano de a pie sabe que el famoso plan “Colapso Total” orquestado por la CIA no existe por la sencilla razón de que el colapso total ya está aquí desde hace tiempo. Dicho en buen criollo: para que esto colapsara no se necesitaba ningún plan.
La gente no es tonta. Aquí no hace falta ninguna conspiración ni mucho menos un plan diseñado en Miami o en Washington DC, ni en las oficinas de la CIA en su cuartel allá en Langley, Virginia, para que esto colapse, por la sencilla razón de que esto ya colapsó.
La energía eléctrica colapsó. La vialidad colapsó. Los hospitales colapsaron. La morgue está colapsada por tanto muerto. La economía colapsó por tanto control y tanto intervencionismo. La recolección de basura también colapsó. El Saime colapsó. Las escuelas colapsaron. ¿De cuál plan habla Maduro?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada