Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

domingo, 24 de junio de 2012

El periodista debe estar consciente de que su misión es servir y, en consecuencia, nunca debe creer que es una estrella ¿Ud. está seguro Lic.Fermín, que siempre fue imparcial en sus comentarios o se dejó imponer por José Napoleón Oropeza y otros intereses de la editorial de su trabajo? Reflexione en este día del periodista y relea columnas suyas de otras épocas. Hay que ser veraz y por esas mentiras y acomodaticias posiciones es que llegó Chávez al poder

El Carabobeño Día de San Juan Bautista 2012


Hoy y Después en Valencia

 ALFREDO FERMÍN
afermin@el-carabobeno.com
El  próximo miércoles celebraremos el Día del Periodista en uno de los momentos más tristes de nuestra  historia, en el que se ha pretendido degradar nuestra profesión permitiendo impunemente  que la ejerzan personas sin capacidad, formación ni principios. Esas personas sòlo necesitan su disposición  para insultar, difamar y  amedrentar a quienes no creen en un anticuado régimen que impone la mentira como un dogma religioso. Con el dinero de todos los venezolanos se financian innumerables medios para rendir culto a la personalidad de un personaje que, según sus seguidores, es tan inmortal como Cristo y tan heroico que, aùn estando en este mundo, está postulado para acompañar a Simón Bolívar en el Panteón Nacional, el cual está siendo reconstruido con estilo faraónico, de acuerdo con los sueños del próximo huésped. 
  Nunca se nos olvidará la noche en que uno de  los  voceros del régimen  insultó, hasta que le dio su gana, por “el canal de todos los  venezolanos”, a María Teresa Castillo, una venezolana universal, brillante y humanitaria, fallecida el viernes a los 103 años. 
En el ejercicio del Periodismo fue una revolucionaria y, como gerente cultural, María Teresa convirtió el Ateneo de Caracas en una referencia internacional, algo que poco importó para que se le expropiara de la sede que los gobiernos democráticos le habían construido. 
En las reseñas biográficas publicadas en estos días se ha insistido en afirmar que fue la fundadora del Ateneo de Caracas, lo cual no es cierto. Esa institución fue fundada por la artista valenciana María Luisa Escobar, a quien sucedieron en la presidencia Ana Julia Rojas, Josefina Juliac de Palacios y Marìa Teresa Castillo, quien ejerció el cargo desde 1958 hasta sus últimos días. Ella vivirá por siempre en el corazón de todos a los que enseñó a  amar y creer en  el Arte y la Cultura como las únicas  fuerzas que liberan a los pueblos de la ignorancia y de los que, utilizando la mentira, pretenden eternizarse en el poder. 
UNA FORMA DE VIDA 
En estos días de celebraciones, como “sobreviviente” de varias generaciones de periodistas se nos pregunta qué se siente después de haber ejercido esta profesión durante tanto tiempo. La respuesta  no la tenemos. Sentimos el mismo temor que cuando comenzamos, porque no somos una máquina que se puede programar para que todos los días haga lo mismo. Cuando se es periodista, en cada nota que escribimos, por más “calichosa” que sea, queda  nuestra impronta, el temblor de la creación. Esa es la gran diferencia entre el comunicador y el que cree que con bajar una nota de las redes sociales y darle la vuelta está haciendo Periodismo. 
Nuestra profesión  debe educar, orientar y sensibilizar. Esa es la razón por la cual los regímenes despóticos que desprecian la inteligencia nos tienen entre sus enemigos y nos temen cuando no logran seducirnos con  promesas. Libertad de expresión no es decir que en el país está consagrado el principio constitucional para su ejercicio. Se niega o se limita cuando no hay acceso a las fuentes de información, cuando los medios viven en un permanente acoso para que suavicen la línea editorial  a cambio de divisas para comprar insumos en el exterior o de publicidad oficial. No hay libertad de expresión  cuando el periodista debe reflexionar  o ingeniárselas para informar sin el peligro de  crearle un problema a la empresa o exponerse a  ser calificado de apátrida, gusano, basura, asalariado y lo que se les ocurra a los censores que sueñan con poner la pauta para que se informe de acuerdo con lo que ellos quieren y no con lo que es la realidad, como principio y esencia de esta profesión, 
El  periodista  debe estar consciente de que su misión es servir y, en consecuencia, nunca debe creer que es una estrella. Los cumplidos y halagos hay que saberlos administrar para no creerse la última Coca Cola del desierto o sufrir  desencantos. 
Hace algún tiempo nos encontramos con un personaje que se nos acercó para pedirnos que le publicáramos una información. Como no le prestamos mucho interés nos dijo que era un asiduo lector de nuestro trabajo, que no había ninguno mejor, que diariamente devora todo cuanto escribimos. Lo decía con tanta vehemencia que estuvimos a punto de creerle hasta que nos preguntó: ¿Tù sigues en  La Calle? 
 Esa pregunta nos demostraba que  el tipo  no era lector nuestro, porque ya tenemos más de 40 años en El Carabobeño, donde  nuestro trabajo es una forma de  vivir. Para  nosotros, informar y tratar de orientar a la gente es vital. Es nuestra misión. Por eso hemos sido constantes con esta columna que bien podría ser considerada no una radiografía sino una resonancia magnética de lo que somos. 
MUCHAS GRACIAS: Aunque parezca contradictorio, con lo que planteamos anteriormente, nos ha contentado mucho  la honrosa distinción de la Universidad Tecnológica del Centro, que el próximo 27 nos  conferirá la Orden Unitec en su única clase. 
Es un reconocimiento que se extiende  a generaciones de periodistas  de El Carabobeño, que ha impulsado y apoyado siempre a esa institución ,forjada con el entusiasmo y la visión  de Alfredo Celis Pérez, Frida Añez de Magasrevy, Consuelo González Cortés, Ángel Reinaldo Ortega y el rector magnífico César Peña Vigas. 
ELENA, la última de las hermanas Sagarzazu Pérez Calvo, falleció la semana pasada y fue sepultada con la discreción que caracterizó su hermosa vida. Hermana de las también fallecidas Gisela y Aura, quienes presidieron con acierto el Ateneo de Valencia, sobresalió por su belleza y elegancia y como animadora cultural. En su juventud, desde la Asociación Amigos del Teatro Municipal que dirigía junto con Luis Augusto Núñez y Oswaldo Feo Caballero, dio auge a la actividad teatral  y a su promoción  en esta ciudad .  Nuestro pésame a sus sobrinos que tanto la quisieron

Con charlas y talleres cultores mantienen tradición de San Juan

Cientos de tambores repicarán este fin de semana en diversas zonas populares

imageRotate
En la celebración de San Juan muchos devotos pagan sus promesas al santo asociado a la fecundación, el amor, la abundancia y la vida CRUZ SOJO
Contenido relacionado
DELIA MENESES , EL UNIVERSAL , CON INFORMACIÓN DE NADESKA NORIEGA ÁVILA Y ANDREINA GÓMEZ|  EL UNIVERSAL
sábado 23 de junio de 2012  12:00 AM
La gente no piensa en la inseguridad ese día, las personas de mal vivir se toman un receso. Todos se contagian de la alegría. San Juan, "que to' lo tiene y to' lo da", obra el milagro cada 24 de junio. 

El miedo a permanecer en la maltratada plaza Capuchinos mañana se desvanece como por arte de magia. "Este año hay cuatro bustos debutantes del santo en la parroquia San Juan, lo que habla de cómo la festividad se mantiene y se refuerza en el tiempo", explica Alexis León, director de la cofradía. Unos 50 "San Juanes" de todos los barrios de la parroquia se encontrarán mañana, como lo han hecho hace 21 años, en la plaza Capuchinos. León promete que los repiques de tambores se escucharán hasta que se rompa el cuero. 

Para sentir la alegría de la fiesta de San Juan no es necesario trasladarse al pueblito de Curiepe a 105 kilómetros de Caracas. En la capital son muchas las parroquias que mantienen la tradición, algunas hace más de tres décadas. Es el caso de La Vega, que mañana celebra en la calle El Carmen su San Juan número 34, el más antiguo de la ciudad. Después le sigue el de Lomas de Urdaneta, en Catia, donde la festividad se ha mantenido 28 años. 

El cultor urbano Arnoldo Barroso explica que la tradición sigue viva laborando en conjunto. "Ninguna de estas fiestas se mantiene si no es por el cruce de las redes culturales. Hay cofradías que no realizan la fiesta mañana sino en julio y se dedican a visitar las fiestas del santo de las demás parroquias. Una comunidad apoya a la otra", dice Barroso, quien imparte charlas en liceos para hablar sobre la devoción a San Juan y de cómo la fiesta ya es parte de la memoria urbana. 

Para preservar la tradición, los cultores populares también hacen un trabajo con los niños, que se forman como cantadores de sirena y bailadores. En la parroquia San Juan y en San Agustín durante todo el año se imparten talleres de percusión, de canto y danza tradicional. 

Marisol Carreño, vecina del 23 de Enero, lleva 27 años celebrando a San Juan. "Es un trabajo arduo que se hace con los niños fortaleciendo la tradición. Tenemos un circuito de "San Juaneros" a nivel nacional. Nos comunicamos permanentemente por diferentes medios y a través de las redes sociales". En ocasiones, algunas de estas festividades corren con la suerte de recibir el apoyo económico de alguna institución pero la mayoría de las veces "los cultores sacan de su bolsillo, poniendo en peligro el mercado de la quincena. Pero es un compromiso con el santo, con la comunidad. No solo es una rumba, no tiene que ver con elementos partidistas. Es una actividad de fe, de apropiación de los espacios públicos, que genera libertad", explica Barroso. 

Repiques en la costa 

Los repiques de tambores, los silbidos de las guaruras y el contoneo de las caderas en honor a San Juan también serán el mayor atractivo de toda la costa de Vargas este fin de semana. "En la costa, el santo que se baila es un San Juan adulto, lo que no pasa en Naiguatá", explica Félix Corro, actual custodio de la imagen de Juan Bautista Niño de Naiguatá, una pieza única elaborada en madera, que fue traída de España por el hacendado Juan del Corro en la época de la Colonia. 

En Naiguatá los tambores comenzarán a sonar hoy a mediodía. En Osma desde las 9 pm de esta noche arrancará la fiesta con el tradicional encuentro de San Juan y San Benito. En Caraballeda las calles del casco central serán cerradas y tomadas por la celebración. 
En los Altos Mirandinos también honrarán a San Juan, por ser el patrono de Carrizal. Maribel Rodríguez, jefa de la División de Cultura de la alcaldía de Carrizal, explicó que mañana durante todo el día habrá feria de comida en las afueras de la iglesia. A las 2 pm participaran todas las unidades educativas con un baile en honor al santo. A las 5 pm será la misa oficiada por el Obispo Freddy Fuenmayor, que estará seguida de una procesión por el casco de Carrizal. Luego será el turno del tambor con el Sexteto Francisco de Miranda, Son y Tambor, y Tambor Urbano. ,

3 comentarios: