Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

domingo, 12 de mayo de 2013

1813-2013, año bicentenario de la Campaña Admirable

El Carabobeño 08 mayo 2013

Eumenes Fuguet Borregales || Historia y Tradición

1813-2013, año bicentenario de la Campaña Admirable
eumenes7@gmail.com | @eumenesfuguet
El 14 de mayo de 1813 desde la población de Cúcuta, nuestro futuro Libertador dio inicio a la fulgurante Campaña Admirable, denominada así por haber recorrido unos mil kilómetros desde Cúcuta hasta Caracas, jalonados de éxitos. Previo a esta magistral operación militar estudiamos que: el 15 de diciembre de 1812 en Cartagena de Indias, adonde había llegado emigrado desde Curazao, emitió su famosa “Memoria dirigida a los ciudadanos de la Nueva Granada por un caraqueño”, documento conocido como “Manifiesto de Cartagena”; mencionaba las causas de la crisis venezolana que originaron la pérdida de la República, a la vez solicita al ejecutivo apoyo para iniciar su expedición redentora.
Con setenta voluntarios y el apoyo de las autoridades neogranadinas, inició el 23 de diciembre la Campaña del Magdalena, triunfaría en: Mompox, Guamal, Banco, Chiriguaná, Tamalameque y Ocaña la cual ocupa el 8 de enero de 1813. El 27 de febrero recibe en la población de San Cayetano a orillas del río Zulia, un importante refuerzo, entre los que se encontraban brillantes oficiales tales como: Rafael Urdaneta, Luciano Delúyar, Antonio Ricaurte, Hermógenes Maza y Atanasio Girardot.
El 28 de febrero derrota en Cúcuta al coronel Ramón Correa. El 7 de mayo el Congreso de la Nueva Granada lo asciende a General de los Ejércitos, lo designa Ciudadano de la Nueva Granada y lo autoriza para emprender operaciones primero hasta La Grita y luego únicamente hasta Mérida y Trujillo. El 14 de mayo inició las operaciones, llega a Mérida el 23 de mayo recibido por un pueblo entusiasmado que lo proclama “Libertador” por primera vez. En Mérida recibió quinientos voluntarios, muchos de ellos imberbes soldados a las órdenes del comandante Vicente Campo Elías, caballos, armas, cañones fabricados por el sacerdote Francisco Antonio Uzcátegui Dávila en su orfebrería, quien expresaba que: “No solo con la palabra se hace la independencia”, otro regalo fue “Nevado”, el noble perro de raza Mucuchíes que moriría en el glorioso campo de Carabobo. El comandante Atanasio Girardot a la vanguardia desaloja el 3 de junio a las fuerzas del coronel Ramón Correa ubicadas entre Escuque y Betijoque, retirándose a Maracaibo.
Girardot ocupa Trujillo el 9 de junio; Bolívar entra a esa histórica ciudad el 14, emite su famosa Proclama de Guerra a Muerte el día 15. Girardot derrota al realista Manuel Cañas en Carache el 18 de junio y en Agua de Obispos el 19. En vista de que la autorización era llegar hasta Trujillo, una Junta de oficiales por unanimidad, decide continuar el avance hasta Caracas. Bolívar sale de Trujillo el 28 de junio, José Félix Ribas, acompañado de Urdaneta y Campo Elías, se movilizan hacia Boconó; derrotan en Niquitao al comandante José Martí el 2 de julio. Girardot derrota el 4 de julio a Julián Ontalvo en el Desembocadero de Guanare; Bolívar y Girardot ocupan Barinas el 6, llegan a Guanare el 16. Ribas ocupa El Tocuyo el 18 de julio, procede a atacar a Francisco Oberto derrotándolo en Los Horcones cerca de Barquisimeto el 22 de julio; en ese combate el niño merideño de catorce años Gabriel Picón, pierde la pierna derecha; él inaugura como gobernador de Mérida en 1842, el primer monumento dedicado a Bolívar en Venezuela.
El ejército libertador se reúne en San Carlos el 29 de julio. En su avance hacia Valencia derrotan en las llanuras de Los Pegones y luego en Taguanes al coronel Julián Izquierdo el 31 de julio. Llegan triunfantes a Valencia el 2 de agosto, ciudad abandonada por el capitán de fragata Domingo Monteverde, movilizado a Pto. Cabello, por cierto primo del general Ribas. Girardot lo persigue e inicia el sitio a la inexpugnable fortaleza de San Felipe, teniendo que desistir a los pocos días a causa del paludismo que diezmaba a sus soldados. Ribas se encarga en San Carlos de destruir las guerrillas realistas; en su avance hacia Caracas Bolívar firma el 4 de agosto en la población de La Victoria la capitulación propuesta por Monteverde y el 6 de agosto ante un gran recibimiento.
Después de un breve descanso y preparativos logísticos, se moviliza hacia Valencia el 23 de agosto, e inicia el 25 en Puerto Cabello por pocos días el sitio al castillo San Felipe. La municipalidad de Caracas le otorga en la iglesia de San Francisco, el título de Libertador el 14 de octubre. En este año bicentenario de tan importante efeméride, se hace necesario colocar vallas que indiquen el desarrollo de esta brillante operación emancipadora, para que la presente y futuras generaciones recuerden las jornadas que hubo que ejecutar para recuperar la República nacida el 5 de julio de 1811.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada