Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

sábado, 11 de mayo de 2013

"Venezuela está saliendo de un mal amor".


ENTREVISTA CÉSAR MIGUEL RONDÓN, LOCUTOR

"Venezuela está saliendo de un mal amor"

"El bolero, para mí, es el canto popular que mejor expresa las contrariedades y que mejor las resuelve" "¿Tú conoces a alguien que te diga: 'yo maletié'? ¿Tú sabes de alguien que maletió? Nadie dice: 'me maletiaron'" CÉSAR MIGUEL RONDÓN,

imageRotate
En vista de que las entradas del espectáculo están agotadas, es probable que se abran nuevas funciones
YOLIMER OBELMEJÍAS , LOCUTOR |  EL UNIVERSAL
sábado 11 de mayo de 2013  12:00 AM
Hasta mañana a las 8:00 p.m. en el Centro Cultural Corp Banca el público verá a César Miguel Rondón en una faceta muy distinta a la que está acostumbrado a oírlo o verlo: haciendo entrevistas, analizando la situación política, económica o cultural del país, porque en el montaje En esta vida hay amores, el locutor hará las veces de un "terapista bolerístico", asegura. 

-¿Qué le animó a hacer este nuevo espectáculo de boleros?

-Yo probé esto en el Paseo Los Palos Grandes de una manera más modesta. Era una especie de recital de boleros, donde una pareja, un hombre y una mujer, se decía cosas. Nos enterábamos del drama por el cual estaba pasando la pareja y gustó tanto que entonces quisimos hacerlo ya más en serio, en un teatro, y fue cuando llamamos a Juan Souki, quien hizo la puesta en escena de El Libro de la Salsa. Y una vez que Juan metió la mano en esto, pues, el recital se convirtió en todo un espectáculo. 

-Habla de Boleros con ternura y guapería...

-Así se llamó lo que hicimos en Paseo Los Palos Grandes, pero esto cobra otra dimensión que crece como espectáculo. Esto es ya una reflexión sobre el amor y me pareció que tenía que cambiarle el título a uno que lo describiera mejor. 

-¿Con qué se encontrará el público que vaya al show? 

-El espectador va a ir como una especie de entrépito, va a ver lo que le está pasando al vecino. La vicisitud, la dificultad amorosa que está teniendo esa pareja. Una pareja que se va a decir sus cuantas verdades, sus muchas mentiras, van a pelear, se van a separar, se van a reencontrar, se van a reconciliar, todo eso con un pequeño detalle: que no hablan, solamente cantan. Lo que vamos a ver es un cuento de amor contrariado, pero desde la perspectiva del bolero que, para mí, es el canto popular que mejor expresa esa contrariedad y que mejor resuelve esa contrariedad. 

-¿Introduce al espectador al drama de esa pareja?

-Yo les echo el cuento de la pareja. Estoy todo el tiempo en la escena. Soy una especie de terapista, pero no freudiano sino bolerístico. 

-¿Y esa pareja es interpretada por Betsayda Machado y Andrés Barrios?

-"Ella" es Betsayda Machado y "él" es Andrés Barrios porque no tienen nombres, son "él" y "ella".

-¿Qué boleros se escucharán? 

-Está InolvidableQué te pedíNoche de ronda... Boleros de Bobby Capó, Agustín Lara, Pedro Flores, Pedro Fernández, Álvaro Carrillo, es decir, de los grandes grandes compositores. 

-El bolero se asocia con el amor y también con el despecho, ¿cómo ve a Venezuela en estos momentos? ¿Enamorada o despechada? 

-Esperanzada, porque está saliendo ya de un mal amor. 

-Dice que en el amor también hay mucho humor... 

-Como todo en la vida, no te queda más remedio que reírte de ti mismo y de las penas que estás pasando.

-¿Alguna vez ha atravesado la situación de la pareja de En la vida hay amores?

-No, porque lo que va a pasar ahí en el escenario no le ha pasado a nadie. Eso solo le ha pasado a un conocido que yo tengo. Tú sabes que esas cosas no le pasan a uno, le pasan a una amiga mía o a un amigo mío o la prima de la vecina... 

-Pero nunca a uno... 

-No, jamás... ¿Tú conoces a alguien que te diga: "Yo maletié"? ¿Tú sabes de alguien que maletió? Nadie dice: "Me maletiaron (sic)".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada