Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

lunes, 27 de mayo de 2013

Así como muchos locutores deportivos deben su fama a una exclamación: ¡Anótenlo! o ¿qué hiciste papaíto?, el pachorrudo de Ramírez se atornilló en Pdvsa por decir “dojo-dojito”, con lo que escaló el primer lugar entre los jaladores, probablemente hasta la presentación de su informe, porque se mantuvo una hora jalando al helado de yuca Giordani y no le dedicó ni un parrafito al grandulón pánfilo, pero bueno, al mejor jalador se le va una bolondrona.

Al mejor jalador se le va la bolondrona

autro image
"PDVSA ES DOJA, DOJITA..."

El presidente de Pdvsa, Rafael Ramírez, presentó el informe de gestión anual 2012 de la empresa, en una asamblea de funcionarios babiecas, encabezados por el espíritu de Corazón de Mi Patria, que, según el paniaguado pedeveso, también ministro de Petróleo y Minería, estaba presente allí “porque sigue siendo nuestro guía”... y como señalaba una silla vacía, ésta fue aplaudida largamente cuando explicó que una de las cosas importantes que nos dejó fue su política petrolera.
Todavía no se conocía el autogol de Mario Silva, el principal vocero mediático del gobierno, con su informe al G2 cubano sobre la cagada endógena puesta por el gobierno de Corazón de la Patria, que configuraba un presunto delito de traición a la ídem, el más grave de todos, según parece, porque el chavista cuando insulta, antes que nombrar madres, prefiere invocar la presunta condición de “apátrida” del adversario, lo que resulta extraño porque unas cuantas generaciones atrás los izquierdistas nos ufanábamos de no tener patria y ser ciudadanos del mundo.
Silva menciona a Ramírez entre los ministros indispensables, “porque si Diosdado toma Pdvsa nos terminamos de joder”, junto a Molero (Defensa, “necesario para impedir que tome la FANB”, y Giordani (Planificación), “piedra de tranca de Diosdado en el Gobierno”, lo que no implica que se consideren mejores o más honestos, porque reconoce que Corazón de Mi Patria daba cargos a oficiales corruptos (también a civiles) para poder dominarlos, y estos más dominados no pudieron estar.
Pero volviendo al tema del informe de Ramírez (“a lo que te truje chencha”, diría un mexicano) resulta que en ni el fifty-fifty de Betancourt (Gallegos puso el ejecútese) ni la ley de reversión o la nacionalización del petróleo de Pérez tienen la menor importancia al lado de los avances en materia de soberanía logrados por Corazón de Mi Patria. “De forma valiente, se puso al frente de un proceso de renacionalización de la industria y hoy podemos afirmar que el petróleo se maneja de forma soberana”, dijo Ramírez.      
Así como muchos locutores deportivos deben su fama a una exclamación: ¡Anótenlo! o ¿qué hiciste papaíto?, el pachorrudo de Ramírez se atornilló en Pdvsa por decir “dojo-dojito”, con lo que escaló el primer lugar entre los jaladores, probablemente hasta la presentación de su informe, porque se mantuvo una hora jalando al helado de yuca Giordani y no le dedicó ni un parrafito al grandulón pánfilo, pero bueno, al mejor jalador se le va una bolondrona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada