Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

La venganza de Fidel Castro y su condena eterna.

"Fidel dijo que me intuyó, que sabía que iba a nacer": cómo influyó (e influye) en Venezuela la amistad entre Hugo Chávez y Castro

  • 28 noviembre 2016
Fidel Castro y Hugo Chávez se conocieron en persona en 1994 en La HabanaImage copyrightAFP
Image captionFidel Castro y Hugo Chávez se conocieron en persona en 1994 en La Habana
"Ave, César", le dijo un joven militar Hugo Chávez a Fidel Castro durante su primer encuentro en diciembre de 1994.
La anécdota, contada por el historiador venezolano Elías Pino Iturrieta, marca el inicio de una relación caracterizada por la admiración y la amistad entre dos mandatarios que antes de liderar sus respectivas revoluciones en Cuba y Venezuela fracasaron en un intento de golpe de Estado y estuvieron entre rejas.
"Fidel dijo que me intuyó, que sabía que iba a nacer", dijo Chávez en una entrevista televisiva al recordar que en 1954, año de su nacimiento, el líder cubano estaba por entonces preso.
"Más que amistad fue encandilamiento", recuerda Pino Iturrieta en conversación con BBC Mundo sobre la relación entre ambos, marcada, según el historiador, por la "escena que Fidel monta para un joven desconocido" en 1994 recién salido de prisión.
Hugo Chávez y Fidel Castro.Image copyrightAFP
Image captionLa relación que se forjó fue de amistad y admiración además de la coincidencia ideológica.
Castro, que recibió entonces a Chávez en La Habana al pie del avión y como si fuera un jefe de Estado, vio en el emergente líder venezolano un aliado. Y acertó. Cinco años después, asistió a la toma de posesión del nuevo presidente en Caracas.
Desde entonces, una alianza, una amistad que influyó y aún hoy influye en Cuba y en Venezuela.

El petróleo

Pocos imaginaron que se forjaría tan firme relación cuando Castro condenó en 1992 la asonada militar del joven Chávez contra Carlos Andrés Pérez, con quien el líder cubano mantenía una buena relación a cuenta del petróleo del país sudamericano.
El crudo siempre estuvo en el centro del interés de Castro por Venezuela desde que en 1959 realizara su primera visita al país. Caído Pérez en 1993, se fijó en Chávez.
Hugo Chávez y Fidel Castro.Image copyrightGETTY IMAGES
Image captionChávez consideraba a Castro como un padre y como un gran estratega militar.
Castro "vio un interés futuro que venía de un interés pasado", afirma Pino Iturrieta, que data el origen de la atención de Castro por Venezuela y su petróleo muchos años antes de la aparición de Chávez, con el que luego además encontró una semejanza ideológica.
"Buscaba una extensión en Venezuela del proyecto cubano", explica a BBC Mundo el historiador Agustín Blanco Muñoz, que destaca la sagacidad y la capacidad estratégica de Castro, reflejada en Venezuela.
La relación a partir de entonces no hizo más que cimentarse. En diciembre de 2000 se firmó el acuerdo de cooperación integral por el que Venezuela suministra petróleo a precio preferencial, algo que se mantiene hasta hoy pese a la grave crisis que atraviesa el país sudamericano y la caída de producción.
A cambio, el gobierno de Cuba asesoró a Chávez en las llamadas Misiones para expandir las políticas de educación y salud.

Fidel y el golpe a Chávez

La relación era tal que Castro también fue actor en la distancia del golpe de Estado que supuso la salida de Chávez del poder por unas 46 horas en abril de 2002.
Pedro Carmona, el empresario que ocupó la presidencia, aún hoy lamenta no haber enviado a Chávez a Cuba tal y como era el deseo del comandante. Todavía lo sigue considerando un "error".
Hugo Chávez y Fidel Castro.Image copyrightREUTERS
Image captionHugo Chávez y Fidel Castro compartían también su pasión por el béisbol.
"Sabíamos que desde Cuba la indicación que le dio Fidel Castro fue 'vente y desde aquí rescataremos el poder'. Podían incendiar el país, pero las cosas podrían haber tenido un giro significativo", recordó Carmona en una reciente charla con BBC Mundo.
Chávez regresó al poder y ya no lo dejó hasta su muerte en marzo de 2013.
"Es para mí un padre, un compañero, un maestro de estrategia perfecta", dijo Chávez de Fidel en 2005.

El cáncer

Cuando le diagnosticaron su enfermedad, el presidente de Venezuela decidió incluso tratarse el cáncer en Cuba, donde además del cuidado médico, el gobierno de la isla le garantizó el hermetismo.
Según la historia oficial, fue en 2011 el propio Castro el que instó a Chávez, que se quejaba de un dolor, a hacerse un chequeo médico en el que se le detectó el problema.
Hugo Chávez y Fidel Castro.Image copyrightAP
Image captionAmbos líderes se apoyaron en sus respectivos momentos de enfermedad.
A los pocos días de la muerte de Chávez, Castro escribió una carta en la que calificaba al líder venezolano como "el mejor amigo que tuvo el pueblo cubano a lo largo de su historia".
"Ni siquiera él mismo sospechaba cuán grande era", concluía la misiva.

La continuidad de Maduro

Sin Chávez, la estrecha relación entre Cuba y Venezuela se mantuvo, y también entre Fidel y el nuevo presidente, Nicolás Maduro.
Precisamente Maduroestuvo al ladode Castro el 13 de agosto durante la celebración de su cumpleaños número 90. El último.
"A tod@s l@s Revolucionari@s del Mundo nos toca seguir con su Legado y su Bandera de Independencia, de Socialismo, de Patria Humana...", escribió Maduro en su cuenta de twitter este sábado al conocer el fallecimiento de Castro.
Fidel Castro y Nicolás MaduroImage copyrightAFP
Image captionFidel Castro y Nicolás Maduro el pasado 13 de agosto.
Los opositores al chavismo critican hoy en día la influencia cubana dentro de la administración venezolana.
Luis Miquilena fue brazo derecho de Chávez. En una entrevista póstuma publicada por el portal Runrun.es tras su fallecimiento la pasada semana, el asesor revela detalles de la relación entre ambos mandatarios, de la que fue testigo.
"Fidel había descubierto la inmensa vanidad de Chávez, y se aprovechó de ella para sacarle la tajada del siglo. A partir de entonces se dedicó, de una manera bellaca, a aprovecharse de Chávez, independientemente de lo que pasara en Venezuela", criticó Miquilena en la entrevista hecha en 2013.
"Esto es Venecuba", lamenta ahora el vínculo el historiador Blanco Muñoz, muy cercano a Chávez en 1994, cuando surgió la amistad entre los dos líderes, hoy ya fallecidos.
Hugo Chávez y Fidel Castro.Image copyrightREUTERS
Image captionLa amistad entre ambos aún se siente en Venezuela y Cuba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada