Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

viernes, 12 de octubre de 2012

Jubilosamente, la Arquidiócesis de Valencia celebra este 12 de octubre los 90 años de su creación


El Carabobeño 12 octubre 2012

Sus siete obispos han sido personalidades brillantes:Arquidiócesis de Valencia celebra 90 años llena de júbilo

 Alfredo Fermín
afermin@el-carabobeno.com
Jubilosamente, la Arquidiócesis de Valencia celebra este 12 de octubre los  90 años de su creación, como una de las iglesias particulares de mayor prestigio e influencia. Mantiene el récord de que sus siete obispos han sido personalidades brillantes, que la han convertido en la única que en el país ha dado a la Iglesia Católica dos cardenales. 
Una diócesis es de acuerdo con el Código de Derecho Canónico, una porción del pueblo de Dios cuyo cuidado pastoral se encomienda al obispo con la colaboración del presbiterio, de manera que unida a su pastor y congregada por él, en el Espíritu Santo mediante el Evangelio y la Eucaristía, constituya una iglesia particular en la cual verdaderamente está presente y actúa la Iglesia de Cristo, una santa, Católica y apostólica”. 
El presbítero Luis Manuel Díaz, vicerrector académico del Seminario Nuestra Señora del Socorro, encontró en sus investigaciones que el primer intento de fundar una diócesis en territorio carabobeño se efectuó en 1878, pero el presidente de la República Antonio Guzmán Blanco no estuvo de acuerdo. 
En 1922 el Congreso Nacional decretó la Ley de División Territorial Eclesiástica  que permitió al arzobispado de Caracas iniciar los trámites para que el 12 de octubre de 1922, el papa Pío XI creara la diócesis de Valencia mediante la Constitución Apostólica “Ad munus ab Unigenito”. 
El decreto dePíoXI
Creamos otra diócesis -dice el documento- con una parte de territorio arrancado de la Arquidiócesis de Caracas y contentiva en las siguientes veintiséis parroquias: Nuestra Señora del Socorro, Candelaria, San Blas, San José, Tocuyito, Naguanagua, San Diego, Güigüe, Los Guayos, Guacara, San Joaquín, Belén, San José de Puerto Cabello, La Caridad, Democracia, Borburata, Patanemo, Goaigoaza, Urama, Miranda, Montalbán, Bejuma, Canoabo, que se hallan en el Estado civil de Carabobo; y Nirgua, Salom y Temerla, que pertenecen al estado civil de Yaracuy. Esa diócesis se llamará de Valencia de Venezuela, por el nombre de la ciudad de Valencia, en la que también establecemos la sede y cátedra episcopal, y elevamos a catedral la Iglesia Matriz, dedicada a Nuestra Señora del Socorro”. 
Obispos y arzobispos
El primer obispo fue monseñor Francisco Antonio  Granadillo, nacido en la población de Aguirre, quien creó la curia diocesana y la parroquia Santa Rosa que pertenecía a la Candelaria y Catedral. Su lema fue “vence el mal con el bien” 
El segundo obispo de Valencia, nativo de Carora, fue monseñor Salvador Montes de Oca, a quien también le correspondió su episcopado durante la dictadura de Juan Vicente Gómez con la cual tuvo serios problemas por su defensa de la fe, la libertad, la verdad y la justicia. Por esta posición fue desterrado y por enfermedad debió renunciar a su episcopado. Su lema es un resumen de su vida: “Es necesario que se extienda el Reinado de Cristo)”. 
El tercer obispo de Valencia fue monseñor Gregorio Adam (1937-1961), conocido como el gran constructor de la diócesis, durante su episcopado de 24 años  (1937-1961). El lema de su escudo fue   “Apóstol de Jesucristo”. 
Después de la muerte de Adam fue nombrado cuarto obispo de Valencia, monseñor  José Alí Lebrún Moratinos (1962-1972), quien ejercerá su apostolado en un contexto sacudido, como el resto del mundo entero, por el viento renovador del  Concilio Vaticana II. Durante su pontificado se crearon  las diócesis de  San Felipe (1966) y San Carlos (1972).Su lema episcopal fue  “Construyendo la verdad con el amor”. 
El quinto obispo fue monseñor Luis Eduardo Henríquez, en cuyo pontificado de 1972 a 1990 la diócesis fue elevada a arquidiócesis o iglesia metropolitada integrada por las diócesis de Maracay y San Carlos como sedes sufragáneas (1974). “Con visión de futuro, dedicó sus mejores esfuerzos al fomento de las vocaciones sacerdotales y a la formación sólida de su clero. Su lema episcopal fue “Dirige, Señor, mis pasos”.   
Monseñor Jorge Urosa Savino fue el segundo arzobispo de 1990-2005. Se esmeró en la evangelización  y en el fomento de las vocaciones sacerdotales. Durante su episcopado fue construida la sede del Seminario Arquidiocesano “Nuestra Señora del Socorro” de Valencia. Y fue creada  la diócesis de Puerto Cabello (1994), como sufragánea de la Arquidiócesis de Valencia.Su lema  es  “Para que el mundo viva”. 
Ahora con el sexto obispo y tercer arzobispo de Valencia, monseñor Reinaldo Del Prette Lissot, nombrado en 2007, sigue la labor evangelizadora. A pesar de los cambios dramáticos que vive la cultura, donde predomina el relativismo y la indiferencia religiosa, la Iglesia no desmaya en proclamar la presencia de Jesucristo entre nosotros hasta el final de los tiempos, concluye el presbítero Luis Manuel Díaz 
La celebración
12 octubre 2012

Sus siete obispos han sido personalidades brillantes:Arquidiócesis de Valencia celebra 90 años llena de júbilo

 Alfredo Fermín
afermin@el-carabobeno.com
Jubilosamente, la Arquidiócesis de Valencia celebra este 12 de octubre los  90 años de su creación, como una de las iglesias particulares de mayor prestigio e influencia. Mantiene el récord de que sus siete obispos han sido personalidades brillantes, que la han convertido en la única que en el país ha dado a la Iglesia Católica dos cardenales. 
Una diócesis es de acuerdo con el Código de Derecho Canónico, una porción del pueblo de Dios cuyo cuidado pastoral se encomienda al obispo con la colaboración del presbiterio, de manera que unida a su pastor y congregada por él, en el Espíritu Santo mediante el Evangelio y la Eucaristía, constituya una iglesia particular en la cual verdaderamente está presente y actúa la Iglesia de Cristo, una santa, Católica y apostólica”. 
El presbítero Luis Manuel Díaz, vicerrector académico del Seminario Nuestra Señora del Socorro, encontró en sus investigaciones que el primer intento de fundar una diócesis en territorio carabobeño se efectuó en 1878, pero el presidente de la República Antonio Guzmán Blanco no estuvo de acuerdo. 
En 1922 el Congreso Nacional decretó la Ley de División Territorial Eclesiástica  que permitió al arzobispado de Caracas iniciar los trámites para que el 12 de octubre de 1922, el papa Pío XI creara la diócesis de Valencia mediante la Constitución Apostólica “Ad munus ab Unigenito”. 
El decreto dePíoXI
Creamos otra diócesis -dice el documento- con una parte de territorio arrancado de la Arquidiócesis de Caracas y contentiva en las siguientes veintiséis parroquias: Nuestra Señora del Socorro, Candelaria, San Blas, San José, Tocuyito, Naguanagua, San Diego, Güigüe, Los Guayos, Guacara, San Joaquín, Belén, San José de Puerto Cabello, La Caridad, Democracia, Borburata, Patanemo, Goaigoaza, Urama, Miranda, Montalbán, Bejuma, Canoabo, que se hallan en el Estado civil de Carabobo; y Nirgua, Salom y Temerla, que pertenecen al estado civil de Yaracuy. Esa diócesis se llamará de Valencia de Venezuela, por el nombre de la ciudad de Valencia, en la que también establecemos la sede y cátedra episcopal, y elevamos a catedral la Iglesia Matriz, dedicada a Nuestra Señora del Socorro”. 
Obispos y arzobispos
El primer obispo fue monseñor Francisco Antonio  Granadillo, nacido en la población de Aguirre, quien creó la curia diocesana y la parroquia Santa Rosa que pertenecía a la Candelaria y Catedral. Su lema fue “vence el mal con el bien” 
El segundo obispo de Valencia, nativo de Carora, fue monseñor Salvador Montes de Oca, a quien también le correspondió su episcopado durante la dictadura de Juan Vicente Gómez con la cual tuvo serios problemas por su defensa de la fe, la libertad, la verdad y la justicia. Por esta posición fue desterrado y por enfermedad debió renunciar a su episcopado. Su lema es un resumen de su vida: “Es necesario que se extienda el Reinado de Cristo)”. 
El tercer obispo de Valencia fue monseñor Gregorio Adam (1937-1961), conocido como el gran constructor de la diócesis, durante su episcopado de 24 años  (1937-1961). El lema de su escudo fue   “Apóstol de Jesucristo”. 
Después de la muerte de Adam fue nombrado cuarto obispo de Valencia, monseñor  José Alí Lebrún Moratinos (1962-1972), quien ejercerá su apostolado en un contexto sacudido, como el resto del mundo entero, por el viento renovador del  Concilio Vaticana II. Durante su pontificado se crearon  las diócesis de  San Felipe (1966) y San Carlos (1972).Su lema episcopal fue  “Construyendo la verdad con el amor”. 
El quinto obispo fue monseñor Luis Eduardo Henríquez, en cuyo pontificado de 1972 a 1990 la diócesis fue elevada a arquidiócesis o iglesia metropolitada integrada por las diócesis de Maracay y San Carlos como sedes sufragáneas (1974). “Con visión de futuro, dedicó sus mejores esfuerzos al fomento de las vocaciones sacerdotales y a la formación sólida de su clero. Su lema episcopal fue “Dirige, Señor, mis pasos”.   
Monseñor Jorge Urosa Savino fue el segundo arzobispo de 1990-2005. Se esmeró en la evangelización  y en el fomento de las vocaciones sacerdotales. Durante su episcopado fue construida la sede del Seminario Arquidiocesano “Nuestra Señora del Socorro” de Valencia. Y fue creada  la diócesis de Puerto Cabello (1994), como sufragánea de la Arquidiócesis de Valencia.Su lema  es  “Para que el mundo viva”. 
Ahora con el sexto obispo y tercer arzobispo de Valencia, monseñor Reinaldo Del Prette Lissot, nombrado en 2007, sigue la labor evangelizadora. A pesar de los cambios dramáticos que vive la cultura, donde predomina el relativismo y la indiferencia religiosa, la Iglesia no desmaya en proclamar la presencia de Jesucristo entre nosotros hasta el final de los tiempos, concluye el presbítero Luis Manuel Díaz 
La celebración
Esta viernes a las 10 am el arzobispo Reinaldo del Prette presidirá en la Catedral una misa solemne para celebrar los 90 años de la Arquidiócesis, y para dar inicio al Año de la Fe convocado por el papa Benedicto XVI, en  Roma. 
En esta misa participarán los sacerdotes del presbiterio de Valencia, el Seminario  Nuestra Señora del Socorro, cuyo coro tendrá a su cargo el ministerio musical, las parroquias y congregaciones de religiosos, por lo cual se estima que le feligresía será multitudinaria. 
El 3 de noviembre, en  el patio central del Colegio Lourdes,  la  agrupación Son By Four, y el predicador Fernando Casanova, que vienen de Puerto Rico,  ofrecerán el concierto “Católico soy”. 
La gran celebración se cumplirá en el Forum, el 13 de noviembre, a las 10 am con motivo de la fiesta de Nuestra Señora del Socorro, patrona de Valencia. Ese día será distribuida la revista conmemorativa de los 90 años de la Arquidiócesis, la cual será un testimonio de la historia de la Iglesia valenciana. 
Hoy le damos gracias al Dios vivo por todo este caminar que se ha llevado a cabo y pedimos la luz y la fortaleza para seguir transitando la senda que el Todopoderoso nos presenta como camino de santificación hasta Él. Le pedimos también a Nuestra Madre del Socorro que continúe consiguiéndonos las bendiciones de lo Alto y llevándonos de la mano como protectora amorosa, expresó el padre Miguel Romero, director de medios de la Arquidiócesis.

En esta misa participarán los sacerdotes del presbiterio de Valencia, el Seminario  Nuestra Señora del Socorro, cuyo coro tendrá a su cargo el ministerio musical, las parroquias y congregaciones de religiosos, por lo cual se estima que le feligresía será multitudinaria. 
El 3 de noviembre, en  el patio central del Colegio Lourdes,  la  agrupación Son By Four, y el predicador Fernando Casanova, que vienen de Puerto Rico,  ofrecerán el concierto “Católico soy”. 
La gran celebración se cumplirá en el Forum, el 13 de noviembre, a las 10 am con motivo de la fiesta de Nuestra Señora del Socorro, patrona de Valencia. Ese día será distribuida la revista conmemorativa de los 90 años de la Arquidiócesis, la cual será un testimonio de la historia de la Iglesia valenciana. 
Hoy le damos gracias al Dios vivo por todo este caminar que se ha llevado a cabo y pedimos la luz y la fortaleza para seguir transitando la senda que el Todopoderoso nos presenta como camino de santificación hasta Él. Le pedimos también a Nuestra Madre del Socorro que continúe consiguiéndonos las bendiciones de lo Alto y llevándonos de la mano como protectora amorosa, expresó el padre Miguel Romero, director de medios de la Arquidiócesis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada