Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

jueves, 11 de octubre de 2012

Surge también la necesidad de recordar a la Srta. Graciela Gómez, Presidenta del Ateneo de Valencia en el período 1938-39, insigne dama fundadora de instituciones carabobeñas de gran valor cultural y social, de quien no se ha hecho una biografía de acuerdo a su significativa presencia en la historia de Valencia y del Estado Carabobo. Por eso me veo obligada a hacerlo partiendo de un artículo hecho sobre el GRAN CABALLERO VALENCIANO, Don Oswaldo Feo Caballero, digno de mi más profundo respeto ahora y siempre.

Al Dr. David Rutmann con quien compartí horas maravillosas. siendo él muy joven,
en las tardes de conversas con sus tías Graciela y María Teresa Gómez, junto a las que
recibíamos la Santa Comunión que les llevaban a su casa desde el viejo Seminario de
Valencia ubicado frente a la casa de estas damas en La Pastora valenciana.


Ex-presidentas del Ateneo de Valencia se reúnen en casa de las hermanas Gómez.
Tomadas del blog " La Historia de Frida Añez en Carabobo a partir de 1950"


Oswaldo Feo Caballero: hijo ilustre de Valencia

Es un caballero en toda la acepción de la palabra este admirable personaje valenciano, Oswaldo Feo Caballero, por su manera de conducirse con distinción, cortesía y dignidad. Su porte con bastón y sombrero es de una fina estampa, cuando se presenta a la Casa Páez, a la Casa de la Estrella o a cualquier evento cívico o cultural que requiera su presencia para apoyar alguna iniciativa en defensa de la ciudad.

Conoce y quiere a Valencia porque nació y ha vivido aquí toda su vida y es de la estirpe de los hombres nobles que mantienen sus principios de rectitud y honorabilidad. El 20 del presente mes cumplirá 85 años bien llevados, lúcidos física y mentalmente, recuerda fechas, nombres y datos importantes de la historia de la ciudad a la que lo unen nueve generaciones de antepasados que tuvieron destacada actuación en la consolidación de la Patria.

Su tatarabuelo, José Ramón Fernández Feo, luchó como Comandante de Artillería en las Guerras de Independencia al lado de Francisco de Miranda. Su otro tatarabuelo, Francisco Antonio Malpica Natera, después de la Batalla de Carabobo, el 30 de Junio de 1821, fue designado por el Libertador, Alcalde del Ayuntamiento de Valencia.

A través de ellos y de los otros muy cercanos le corre la vena nacionalista que lo hace enardecer al hablar del gobierno actual, porque siente que la Democracia está en peligro y rechaza el acercamiento al régimen fidelista.

Cuando le pregunto sobre la Valencia de los años de su juventud, me dice que antes había mucho más unión y respeto, así como más cohesión social. En el año 1944 él fundó con mucho éxito la Cuadrilla Francesa, organizando una gran comparsa de damas y caballeros vestidos a la usanza antigua. Una de esas cuadrillas que se presentó en el Teatro Municipal fue a beneficio de la reconstrucción de la Catedral, cuando el obispo era monseñor Adam. Se hacían bailes de Carnaval en el Club Centro de Amigos y en las casas señoriales de La Pastora, donde vivían las familias de raigambre venezolano.

En el año 1940, bajo la presidencia de la Sra. Esperanza Jelambi de Padrón, se hizo miembro del Ateneo. Fue gran amigo de Arturo Machado Fernández, de Luis Eduardo Chávez, de María Teresa y Graciela Gómez y de todos esos hombres y mujeres de su generación que impulsaron la cultura en la ciudad y llevaron al Ateneo a lo que es hoy. Fundó junto con Luis Augusto Núñez, la Sociedad Amigos del Teatro, siendo ésta la actividad artística que más le gusta.

Son tantos los aspectos que hay que abordar para hablar de la vida de Oswaldo, que no sabe uno cuál de ellos deberá ser el primero. Su labor profesional estuvo centrada en el campo de la Estadística, ocupando durante medio siglo el cargo de Coordinador de Estadística del estado Carabobo.

Fue una labor meticulosa la que realizó para llevar a cabo el estudio de lo que se refiere a las características de la población en general, los censos poblacionales, la distribución de sus habitantes por entidades, municipios y parroquias. Conoce el estado Carabobo al dedillo, recopiladas todas las informaciones, desde los límites de la entidad y sus antecedentes históricos y geográficos, siguiendo el registro de los gobernadores que hemos tenido desde la creación de la Provincia en junio de 1824 y el primer censo levantado en 1873 hasta el último de 1990. Los libros de su autoría, editados por el Gobierno del estado Carabobo, son un valiosísimo material de apoyo para los proyectos que realizan los organismos públicos y privados que tienen que ver con el crecimiento demográfico y la ordenación territorial.

Por sobre todas las cosas, Oswaldo ha sido un defensor de la integridad física y espiritual de Valencia, por lo que no está de acuerdo con las divisiones político-territoriales que la han desmembrado, a su entender por razones políticas y burocráticas, fracturando su unidad urbana y administrativa. En el mes de mayo de 1996, pronunció un discurso en la Casa Páez que por su magnífica defensa de la unidad de Valencia fue publicado por la alcaldía de esta ciudad.

Para muchos, Oswaldo ha sido “un ángel terrenal”, como lo calificaron algunos de los inmigrantes que llegaron a partir del año 1947 al Centro de Inmigrantes de “El Trompillo”, huyendo de las secuelas que dejara en sus tierras de origen la II Guerra Mundial. Desde su campo de director de las colonias de refugiados de Valencia, él los ayudó a adaptarse a la nueva Patria, tratándolos como familia para que renaciera en ellos la esperanza de un mundo mejor que el que habían dejado atrás, lo que en efecto sucedió.

Fundó también Oswaldo el Centro Excursionista Valencia el 14 de enero de 1953, que se ha mantenido activo hasta el presente, con su sede de reuniones en la Casa Páez. Fue promotor de la creación del Parque Nacional San Esteban, organizando año tras año, junto con el Centro, la excursión que recorre el viejo Camino de los Españoles hasta llegar al puente de Paso Hondo que comunica a Puerto Cabello con Valencia.

Llegar a la edad de Oswaldo con tantos logros debe ser satisfactorio. Quienes lo conocemos, lo queremos y lo valoramos como persona y como buen ciudadano. Desde estas páginas te deseamos, Oswaldo, un Feliz Cumpleaños.


El carabobeño, 17-08-2005

Tomado del blog 

VALENCIA, VENEZUELA Y EL MUNDO CONTEMPORANEO III

de Cora Páez de Topel

No hay comentarios:

Publicar un comentario