Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

domingo, 14 de octubre de 2012

Aprovechemos estas energías transformadoras para ir al ritmo del ciclo lunar; fijémonos una meta, un proyecto, y concentremos en este período nuestra atención en ese objetivo, aprovechando el influjo de la Luna Nueva, que comienza a crecer y por tanto favorece el nacimiento de una idea que potencialmente puede hacerse realidad.


SÁBADO, 13 DE OCTUBRE DE 2012

Luna Nueva para las relaciones humanas

Tomado del Blog "Termómetro Zodiacal" de Pedro González Silva
El lunes 15 de octubre se produce la Luna Nueva en el signo Libra a las 7:34 de la mañana, hora venezolana (12:04 GMT). Es el momento de cerrar un ciclo e iniciar otro. Esto ocurre cuando el Sol y la Luna coinciden en un mismo punto del zodíaco y entran en conjunción.

Aprovechemos estas energías transformadoras para ir al ritmo del ciclo lunar; fijémonos una meta, un proyecto, y concentremos en este período nuestra atención en ese objetivo, aprovechando el influjo de la Luna Nueva, que comienza a crecer  y por tanto favorece el nacimiento de una idea que potencialmente puede hacerse realidad.

Luego, en una semana, el 22 de octubre, vendrá el Cuarto Creciente, que  es el momento en que las energías estelares aumentan y todo aquello que con esfuerzo estamos realizando comienza a crecer. Y en una semana más, el 29 de octubre, es la Luna Llena, tiempo de mayor plenitud e iluminación. 

El momento central de la Luna Llena es ideal para entregar nuestra mente a una idea superior, a Dios, al Universo, dejar que fluya el vacío para que llegue la iluminación, y nos lleguen respuestas que nos den claridad en nuestros objetivos.

Y en otra semana más, el 6 de noviembre, viene el Cuarto Menguante, que nos da la perspectiva de lo que vamos a cosechar; es el impulso final, el proceso de culminación de un proceso. Podemos ir preparándonos para el logro de nuestro objetivo, trazado en la Luna Nueva, y que se concrete en la próxima, que será el 13 de noviembre.

La Luna Nueva, conjunción de nuestro satélite con el Sol, marca un nuevo ciclo lunar mensual, cuyas energías podemos aprovechar en nuestra vida cotidiana. Los días previos a la Luna Nueva, son excelentes para visualizar nuestras más inmediatas aspiraciones, a fin de darles la fuerza necesaria para que se materialicen.

Esta Luna Nueva de hoy, en Libra, es ideal para metas que tengan que ver con las relaciones humanas, la pareja, el amor, asociaciones y contratos.

Hoy, en cualquier momento, podemos sentarnos en un lugar tranquilo, relajarnos, y dejar que la mente se vaya despejando hasta lograr que no la perturben los pensamientos. Cuando estemos en ese estado de serenidad, visualicemos, hagamos una imagen mental, de lo que deseamos realizar.

Esta es la magia de la Luna, que mueve nuestro mundo psíquico y da impulso a nuestras metas con la fuerza del pensamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada