Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

lunes, 15 de octubre de 2012

Terminada la faena presidencial ahora el juego se traslada a las gobernaciones, donde el secretario general de la alternativa, Ramón Guillermo Aveledo, considera que hay muchos elementos para lograr el voto opositor


Desayuno en la redacción
Notitarde 13/10/2012 
Terminada la faena presidencial ahora el juego se traslada a las gobernaciones, donde el secretario general de la alternativa, Ramón Guillermo Aveledo, considera que hay muchos elementos para lograr el voto opositor

En la MUD “no hay candidatos impuestos ni importados ”


Jesús Castro
Tras el final de una carrera en pos de la presidencia que desgastó a candidatos, maquinarias y electores, otra vez a la vuelta de la esquina se levanta un nuevo comicio, esta vez para definir los gobernadores de todo el país, por lo cual la Mesa de la Unidad (MUD), en paralelo a los análisis de la derrota recién recibida, ya aceita las bisagras para volver al ruedo electoral contra el oficialismo.
Uno de los encargados de planear el buen funcionamiento de la estrategia de la oposición (a la cual prefiere calificar como alternativa) es Ramón Guillermo Aveledo, secretario ejecutivo de la MUD, quien compartió sus disertaciones sobre las razones de la derrota de Henrique Capriles Radonski ante Hugo Chávez el 7 de octubre, del por qué tiene ánimos a pesar de lo sucedido y de cómo se deben preparar las piernas para que, ante el nuevo llamado electoral, se retome el camino añorado por casi 6 millones y medio de personas que vieron en la alternativa una real vía de cambio.
Apenas finalizó el conteo de votos por la jefatura de Estado el oficialismo se lanzó a la carrera por las gobernaciones para el 16 de diciembre, pero la oposición o alternativa ya había adelantado un gran trecho al haber determinado, vía elecciones primarias, sus fichas en todos los estados del país.
Para Aveledo la selección de candidatos del chavismo contrasta con los nombrados por la alternativa en un elemento al cual le confiere un gran peso: son personajes que en su mayoría han sido impuestos por el poder central, ubicado en Miraflores, mientras que los opositores escogieron representantes de sus regiones para pelear por las magistraturas estadales.
“Aquí (en la alternativa) no hay impuestos ni importados, es desarrollo endógeno” el de la MUD, afirmó.
“Nuestros candidatos son de allá (de cada estado), elegidos por la primaria o por el pueblo porque son gobernadores actualmente y votaron por ellos”, agregó el secretario de la coalición.
Agregó que entre los postulados por la alternativa hay gestiones que se pueden observar y comparar a las oficialistas. “Si bien no son perfectas, los estados dirigidos por la oposición han sido mejor gobernados, incluso ante el acoso del gobierno central, en el cual el colmo es en Táchira, que ya llega al punto de sevicia”, subrayó.
También recordó el caso de Lara, en donde Henri Falcón también vio cómo el oficialismo empezó a cerrar filas contra su gestión, e incluso se detuvieron las construcciones de obras en el estado.
Luego de repasar estas situaciones afirmó que “en las regiones hay muy buenos motivos para votar por nosotros. Nosotros apoyamos la descentralización”, subrayó.
Estas ideas las indicó Aveledo durante su visita a la Corresponsalía Caracas, en la cual compartió con el director del diario, Laurentzi Odriozola; la jefa de redacción de la Corresponsalía, Lucy Gómez; los periodistas Felipe González y Jesús Castro, así como el reportero gráfico Lisandro Casaña. De igual modo en la entrevista también estuvo presente el jefe de Prensa de la MUD, Luis Aparicio.

Chávez decide como Gómez
Para Aveledo la designación de caras poco conocidas en diversos estados responde a la necesidad de Hugo Chávez de no reforzar liderazgos regionales, puesto que aupar líderes en los estados, en opinión del dirigente, es contrario a la revolución.
En tal sentido “la lógica de la revolución termina siendo muy gomecista”, aseveró el líder opositor.
“¿Cómo es posible que se haya nombrado a Aristóbulo Istúriz o Ramón Rodríguez Chacín?”, se pregunta Aveledo, y él mismo ofrece la respuesta: “Porque acá (en Venezuela) no existen carabobeños, guariqueños, larenses, aragüeños o anzoatiguenses, sino seguidores chavistas”.
“Así se puede observar que a Tareck El Aissami lo había llevado a Táchira, siendo de Mérida, y terminó como candidato en Aragua, también siendo muy gomecista eso de llevarse a un andino para Aragua”, recalcó Aveledo.
En cuanto a la estrategia para la campaña, Aveledo enfatizó que la alternativa debe regionalizar la campaña “porque el gobierno tratará de nacionalizarla, de convertirla en un plebiscito”, en la cual se vuelva a definir si el elector desea o no a Chávez al mando.

La MUD en las regiones
El secretario de la MUD aclaró que aún no se han hecho estimaciones sobre cuántas gobernaciones pueden quedar en manos de opositores, y acentuó, sonrisa mediante, que “en lo que lo hagamos no lo diremos”. Pero sí adelantó algunas visiones sobre situaciones en algunos estados.
Sobre Cojedes recordó que el ex gobernador, Alberto Galíndez, ficha de la MUD en la entidad, se enfrenta a una “candidata importada” como la hasta esta semana ministra del Despacho de la Presidencia, Érika Farías. 
De Falcón dijo que se verá el reto de un político independiente como Gregorio Graterol contra “una dinastía” encarnada por la actual gobernadora Stella Lugo, esposa de Jesús Montilla, quien gobernara por dos períodos la entidad. Al respecto el dirigente dijo que en ese estado “el chavismo es dinástico”, así como sucede en otros estados.
Sobre el estado Anzoátegui, donde la competencia coloca en el terreno a otro de los “importados” del Psuv, el primer vicepresidente de la Asamblea Nacional y ex alcalde del Municipio Libertador (Distrito Capital), Aristóbulo Istúriz, versus Antonio Barreto Sira, Aveledo remarcó que en la entidad se dará una campaña muy interesante.
En el caso del estado Aragua se detuvo a resaltar los logros que el candidato de la MUD, Richard Mardo, ha acumulado en su paso político en la región. Indicó que esta entidad se presenta también muy interesante, y rememoró que Mardo “ganó amplísimamente la alcaldía en Maracay, ganó cómodo la primaria, con no sé cuántos ‘cuerpos de ventaja’. Es un tipo de servir a la gente y le traen a un importado famoso”, siendo este importado el actual ministro para Relaciones Interiores y justicia, Tareck El Aissami, quien fue movido de la primera postulación anunciada por Chávez en el estado Táchira a la entidad central.

Madurez debe privar en Monagas
Sobre el caso del petrolero estado Monagas, donde los contrarios al oficialismo presentarán dos opciones: el actual gobernador, José Gregorio Briceño (“El Gato”) y Soraya Hernández, contra la representante del Psuv, Yelitza Santaella, Aveledo enfatizó que el nombre presentado por la MUD es el de Hernández.
“Hubo una elección primaria y ahí una mujer, la única mujer postulada por la MUD, buscó sus firmas y se presentó por iniciativa propia”, en referencia a Hernández. “Ahí hay un compromiso que hay que honrar”, dijo el dirigente.
“Esto no es una monarquía, la gente es la que decide quién va”, destacó Aveledo, sobre la escogencia en primarias de la candidata. “El gobernador (Briceño) apoyó a nuestro candidato presidencial y en este caso la política de Monagas debe imponerse”, resaltó.
“No puede ser a través de fórmulas impuestas ni extra monaguenses”, acotó Aveledo.
Sobre cuál candidato opositor brinda mayores opciones a la MUD en Monagas, Aveledo subrayó que existen diversos criterios para evaluar, entre ellos la trayectoria y las votaciones que puedan arrastrar. “Nosotros porcentualmente desde las parlamentarias a hoy aumentamos muy poco (en Monagas), sólo decimales. Votos nuevos no nos trajo”, en referencia a Briceño.
Recordó que “El Gato” nunca sometió su candidatura a la unidad. “Espero que todos vean con tranquilidad la realidad y decidan con madurez lo que más conviene. Esta es una elección regional, uno tiene que ser consecuente”, dijo.
No hay contradicción en postulación de Capriles
Otro tema tratado especialmente fue la postulación del ex candidato presidencial Henrique Capriles Radonski para la reelección como gobernador de Miranda. Aveledo al respecto exclamó que no existe “contradicción que sea un líder nacional y de un estado”, esto en respuesta a las apreciaciones sobre lo idóneo de la decisión tomada por el actual mandatario mirandino.
Afirmó que en Venezuela “propio de un Estado federal, la carrera de un aspirante presidencial pasa por gobiernos regionales (recordó a Claudio Fermín, Henrique Salas Römer, Irene Sáez, Manuel Rosales y Francisco Arias Cárdenas). No hay contradicción en la decisión tomada”, la cual calificó como “valiente” por parte de Capriles Radonski. 
Destacó que Capriles, en argot beisbolístico, “no salió a agarrar un ‘flycito’, sino una línea”, al recordar que se enfrentará al ex vicepresidente de la República, Elías Jaua, de quien se espera cuente con todo el apoyo del gobierno.
“El liderazgo de Capriles se ha basado más sobre hacer que en decir y eso lo puede demostrar desde la Gobernación”, apuntó el secretario de la MUD.
Sobre la apreciación internacional del liderazgo de Capriles, Aveledo destacó que tanto el ex candidato presidencial como la MUD cuentan con el reconocimiento exterior. “Se han convertido en una marca internacional, todos quieren ver cómo sucedió el resultado del 7 de octubre”, dijo Aveledo.
Se debe saber aprovechar la oportunidad en Carabobo
Sobre Carabobo, Aveledo hizo hincapié en la importancia del diálogo dentro de la unidad frente a la opción del Psuv, Francisco Ameliach, de quien señaló que, “aunque sea de Bejuma, fue impuesto” por el presidente Chávez.
“Los resultados de Carabobo nos dan una gran oportunidad si la sabemos aprovechar”, subrayó el secretario de la MUD.
“Tuvimos una gran votación, aunque no ganamos el estado. Recordemos que en la anterior elección de gobernadores el chavismo fue dividido. Hay una buena gestión para ofrecer y es muy importante hacer todo lo que haya que hacer para conservar el liderazgo en esa región, que es importante no solo para el centro del país, sino para toda la nación”, destacó.
“Yo veo con mucho optimismo que todas las fuerzas del estado han inscritos la candidatura unitaria de Henrique Salas; había dudas por el partido Cuentas Claras, de Enzo Scarano, lo que pienso que es un paso muy importante”, agregó.
Destacó que “hay cosas pendientes que deben ser conversadas en las planchas para el Consejo Legislativo, pero pienso que se pueden conversar y eso es lo que pedimos para el país, yo confío en la lealtad al estado de todas las fuerzas”.
“Debe haber reconocimiento mutuo y respeto de todos los sectores, eso lo pedimos para todo el país”, resaltó.
¿Por qué perdió Capriles Radonski el 7-O?
Una de los temas que impulsó este Desayuno en la Redacción fue conocer, de boca de uno de las cabezas de la MUD, las razones que ha establecido preliminarmente la alianza opositora del por qué la derrota en las presidenciales del pasado domingo 7 de octubre.
“Perdimos y hay que asumirlos porque queremos ganar”, inició Aveledo. Continuó al asegurar: “no buscamos el sub campeonato, aspirábamos el campeonato”.
Añadió que “asumido el hecho, el dolor, la decepción, se observan dos ganancias: la unidad y el liderazgo de Capriles Radonski”.
Especificó, sobre la unidad, que se logró que la responsabilidad del grupo se colocara por encima de las individualidades.
En cuanto al liderazgo de Capriles, destacó que “ese es un país en donde importa más ‘el quién’ que ‘el qué’. En un país con debilidad institucional las personas son muy importantes”.
Afirmó que se debe reconocer que el gobierno tiene respaldo mayoritario, a pesar de llevar 14 años en el poder, lo cual se podría ver como un milagro “si estuviéramos en un esquema de democracia normal”.
“Lo milagroso es que existan manifestaciones independientes. Que más de 6 millones de personas voten por otra opción cuando el gobierno ha buscado anular el pluralismo”, afirmó. Hoy la unidad es más creíble, sostiene puntos de vista, posee programa “tanto así que inventaron lo del paquetazo”.
Recordó que durante la campaña presidencial hubo asimetría en la utilización de medios de comunicación y subrayó la necesidad de comprender la relación entre el miedo y la población.
Sobre el miedo, Aveledo destacó que durante la campaña se intentó penetrar a los militares y a la población civil con mensajes que indicaban lo que supuestamente podrían perder si llegaba Capriles al poder, al punto de mencionar la posibilidad de una guerra civil.
Como reflexión indicó que se debe intentar profundizar la comprensión de los nexos existentes entre la población y el gobierno.
Recordó que la MUD nombró la semana que hoy finaliza dos comisiones, una de ellas destinada a analizar desde diversas ópticas lo hecho durante la campaña, así como las necesidades de la MUD.
Destacó que poco a poco se ha salido del voto “por el peor es nada” dentro de la oposición. “Estamos tratando de dar más motivos para votar por la alternativa (...) Hay planteamientos, no nos dejamos llevar por la histeria”, resaltó .

En contra de insultos a chavistas
Aprovechó para manifestarse en contra de los insultos que seguidores opositores han proferido contra simpatizantes de Hugo Chávez.
“No estoy de acuerdo con quienes votaron por Chávez, pero un demócrata no puede ver que un voto valga más porque venga de un doctor con postgrados o de un ’pata en el suelo’”.
Afirmó que la oposición no ha terminado de entender muchos factores del chavismo, pero resaltó que el liderazgo oficialista tampoco entiende a la oposición.
“No es el clasismo una lectura adecuada, este es un país más complejo que la revolución y la contrarrevolución”, expresó.
En cuanto al radicalismo dentro de la oposición dijo no saber cuántos de ellos son contrarios a Chávez y cuántos apoyan al gobierno.
Para Aveledo el radicalismo es marginal dentro de la oposición, pero se preguntó si al asumir tales posturas no se ve que el sector beneficiado es al que está en el poder. 
“Se nos quiere hacer retroceder hacia la antipolítica, tanto de derecha como la revolucionaria, que ambos son autoritarios”, aseveró.

Para dialogar se debe reconocer existencia de diferencias
“Nosotros estamos dispuestos a dialogar, pero uno no puede creerle al Presidente por una declaración sino por los hechos (...) Ojalá de verdad la AN y el Consejo Federal se conviertan en instancias de diálogo, porque así lo dicta la Constitución Nacional”, exclamó.
“Debe haber reconocimiento que somos distintos y respetar esa condición(...) Hay que quitar el diálogo de la guerra”, puntualizó.

Perfil de un político amante de los deportes

Béisbol venezolano democrático

Ramón Guillermo Aveledo, avezado y experimentado político, siempre ha sido un ferviente aficionado del deporte, en especial de la pelota. Incluso durante seis años se mantuvo con bastante éxito al frente de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional, a la que no duda en calificar como la gran competición del Caribe.
“Cuando empieza la pelota siempre es muy grato, además viene después de la batalla electoral. Es un aceite balsámico sobre el país”, resalta. 
Aveledo destaca el inmenso arraigo que la liga de béisbol tiene en todos los venezolanos, condición que le ha logrado mantenerse firme más allá de cualquier controversia política, incluso, a su juicio, de los intentos del gobierno de acabar con el deporte profesional. 
“En el Caribe hubo una liga que era la más fuerte de todas, que era la cubana. Era una liga muy poderosa. Cuando llegó la revolución tomó el camino de doblegarse y desapareció”, comenta.
Aplaude que la liga venezolana haya preferido tomar el camino institucional. 
“Esa es una muestra de que las instituciones dentro de una sociedad son las que impiden que la sociedad sea dominada por el poder. No es que la liga sea política, porque no lo es, pero desde el punto de vista social tiene una importancia porque es una institución”, señala. 
Destaca que el béisbol en Venezuela no discrimina,
“Una de las fortalezas del béisbol venezolano es que es democrático. Todo el mundo puede entrar”, asevera.
Al béisbol lo jugaba con sus amigos en la calle, pero el fútbol si lo llegó a practicar de modo más formal, primero en sus años de estudio de La Salle y luego en la Facultad de Derecho.
Se confiesa aficionado, incluso socio, del Barcelona, equipo al que sigue desde los años en que sus grandes figuras eran Ladislao Kubala y Luis Suárez. 
En su infancia Aveledo también era seguidor del Valencia Industriales, pero todo cambió en 1964, cuando asistió al primer juego en Barquisimeto de los Cardenales de Lara, casualmente en contra del equipo carabobeño.
“Entré al estadio como fanático del Valencia pero salí de Cardenales. Me dije que no podía ser de otro, tenía que ser del mío”, recuerda.
Aveledo creció en los años en los que Luis Aparicio era el gran ídolo del béisbol venezolano, pero no deja de rememorar la gran admiración que siempre tuvo por Gustavo Gil.
En las Grandes Ligas no oculta su apego por los Medias Rojas de Boston. 
“Beisbolísticamente hablando soy rojo: del Cardenales y del Boston”, afirma jocosamente. 
Felipe González Roa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada