Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

viernes, 26 de octubre de 2012

Ben Affleck vuelve a demostrar con Argo que su talento como director es muy superior al que posee como actor. Construye un filme político al estilo más clásico de los grandes ejemplos de este cine de los setenta. Se acuerda uno no sólo de sus años de juventud sino de los posteriores en Valencia, cuando gracias al Ing. Daniel Labarca insustituible figura en la historia del cine proyectado en esta ciudad, organizaba y proyectaba sus ciclos de cine o festivales ya fuera en el cine La Viña, en la sala del Cine Arte del C.C. Patio Trigal o donde pudiera...¡Qué falta hace el trabajo excelente e insustituible de Daniel Labarca!


Ben Affleck regresa al mejor cine político con la cinta "Argo"

La nueva película del actor recrea la crisis de los rehenes en el Irán de 1979

imageRotate
Affleck: ¿El sucesor de Alan Pakula? EFE
EFE/EL UNIVERSAL
viernes 26 de octubre de 2012  12:00 AM
Los Ángeles.- Ben Affleck vuelve a demostrar con Argo que su talento como director es muy superior al que posee como actor. Construye un filme político al estilo más clásico de los grandes ejemplos de este cine de los setenta y lo hace con una historia compleja que aligera con un envoltorio muy hollywoodiense.

La crisis de los rehenes de Irán es el tema de una película que comienza como una lección de historia -cómic incluido- pero que pronto se sitúa como una estupenda historia de suspense con un guión perfectamente desarrollado y en el que todo está al servicio de la película.

Affleck pone su pericia como director y como actor para lograr un resultado global satisfactorio, al igual que el resto de actores y toda la planificación de una película en la que nadie busca el protagonismo.

La cinta retrata un periodo convulso del Irán contemporáneo y sus relaciones con Estados Unidos. Era la época de Carter y de la caída del sha, exiliado en Estados Unidos, lo que provocó la ira de sus detractores y simpatizantes del ayatollah Jomeini, que asaltaron la embajada norteamericana en Teherán y tomaron a todos sus empleados como rehenes. Pero seis lograron escapar y es en esa historia en la que se basa Argo, que cuenta cómo se puso en marcha un plan surrealista con un falso proyecto de rodaje cinematográfico como excusa para sacar de Teherán a esos huidos.

La implicación de Hollywood da a la historia un tono de sainete con la complicidad de John Goodman y Alan Arkin, los actores más reconocibles de un reparto lleno de rostros desconocidos que dotan a los personajes de un anonimato imprescindible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada