Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

viernes, 21 de febrero de 2014

El talentoso señor Cabello

DANIEL LANSBERG RODRÍGUEZ |  EL UNIVERSAL
viernes 21 de febrero de 2014  12:00 AM
Dudo que jamás en la historia de esta nación haya existido un jefe de Asamblea tan versátil como Diosdado Cabello. El hombre puede ser legislador, guardaespaldas, Vicepresidente, cantante oficial, presentador de TV, Fiscal, y hasta chofer dependiendo de su capricho. El pasado abril, cuando Tibisay Lucena y sus colegas del Consejo Electoral se estaban tardando mucho en declarar, fue Diosdado Cabello quien -en su iteración como oficial electoral- nos anunció la histórica victoria del oficialismo para que todos durmiéramos tranquilos.

¡Qué suerte la del presidente Nicolás Maduro!, un hombre cuya autoridad ejecutiva aún no le ha permitido ni ocupar la residencia oficial -actualmente el hogar de las hijas de su predecesor- tras casi un año como mandatario. Definitivamente, debe ser una suerte para él, el poder contar con un leal seguidor que sí entiende cómo hacer para llevar las cosas a cabo.

Este martes, cuando un contrito Leopoldo López estaba a punto de ser descuartizado por una multitud furiosa de venezolanos en la calle, solo había un héroe digno para cumplir una misión tan difícil. Como ninja certificado, Diosdado pasó muchos años aprendiendo a dominar todas las formas de combate bajo la tutela de un sensei famoso y misterioso.

Armado con estas competencias, Cabello se abalanzó desde el cielo y rescató al exalcalde de Chacao, cargándolo mientras que este caía desmayado. Cabello lo salvó, a pesar de entender la necesidad de encarcelarlo por sus crímenes, Diosdado quiere a todo el mundo, y sabe perdonar.

El jefe de nuestra Asamblea Nacional verdaderamente es un hombre para todas las estaciones.

En el año 2002, por un breve momento perfecto, Diosdado logró ser presidente de esta gran República. ¿Imagínense lo que pudiera haber logrado con un poco más de tiempo? Recuerden que Petare por muchos años fue un barrio marginal y peligroso, hasta que nuestro héroe fuera elegido el gobernador de Miranda. Durante su administración la zona entera tuvo un renacimiento total, llegando a ser la zona más segura y próspera del hemisferio entero desde el 2007 al 2008.

¿Se imaginan si fuese él, el que verdaderamente gobernara a Venezuela? Todo lo lograría.

La vida es larga, y tal vez en algún muy distante futuro Cabello, un hombre que jamás ha buscado poder por sí mismo, se apiade de nosotros venezolanos y se lance al cargo que nació para ejercer...

No me mal entiendan. Me gusta el presidente Maduro. Entre los cuervos y el pájaro Chávez, el nos ha enseñado mucho del mundo ornitólogo, y sabe explicar por qué nos han caído a tiros en la calle sin contradecirse. Además, Maduro disfruta de tener un excelente y lustre bigote, tan masculino como el de Gómez... Pero nada que ver con lo chévere que es su Cabello.

Esta es la historia que nos presentan los medios de comunicación oficiales. La ridícula danza macabra continúa entre estos dos, mientras que esta nación llora y sangra. ¿Hasta cuándo?

@Dlansberg

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada