Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

viernes, 28 de febrero de 2014

Papa Francisco en Sta. Marta: 'La incoherencia del cristiano hace mucho mal' En la homilía del jueves, el Santo Padre indica que el cristiano debe pensar, sentir y actuar como tal

EL PAPA FRANCISCO


Francisco en Sta. Marta: 'La incoherencia del cristiano hace mucho mal'
En la homilía del jueves, el Santo Padre indica que el cristiano debe pensar, sentir y actuar como tal
Por Redacción
CIUDAD DEL VATICANO, 27 de febrero de 2014 (Zenit.org) - El cristiano incoherente da escándalo y el escándalo mata: estas son las ideas que ha indicado el santo padre Francisco en la homilía de este jueves en Santa Marta.
En la homilía de hoy el Pontífice ha tomado como referencia la confirmación que ha administrado durante la misa. Quien recibe este sacramento --ha afirmado el Papa-- manifiesta su deseo de ser cristiano. Ser cristiano significa dar testimonio de Jesucristo: es una persona que "piensa como cristiano, siente como cristiano y actúa como cristiano. Y esta es la coherencia de vida de un cristiano". Francisco ha observado que uno puede decir también que tiene fe "pero si falta una de estas cosas, no está el cristiano", "hay algo que no va, hay una cierta incoherencia". Y los cristianos, "que viven ordinariamente, comúnmente en la incoherencia, hacen mucho mal".
Francisco lo ha explicado así: "hemos escuchado al apóstol Santiago que dice a algunos incoherentes, que se retienen cristianos, pero se aprovechan de sus trabajadores, y dice así: 'eh aquí, el salario de los trabajadores que han cosechado en vuestras tierras y que vosotros no habéis pagado grita, y las protestas de los cosechadores han llegado a los oídos del Señor Omnipotente'. Es fuerte el Señor. Si uno oye esto, puede pensar: '¡pero esto lo ha dicho un comunista!' No, no, ¡lo ha dicho el apóstol Santiago! Es palabra del Señor. Es la incoherencia. Y cuando no hay la coherencia cristiana y se vive con esta incoherencia, se hace escándalo. Y los cristianos que no son coherentes dan escándalo".
El Papa ha continuado afirmando que "Jesús habla muy fuerte del escándalo: 'quien escandalice a uno sólo de estos pequeños que creen en mí, uno sólo de estos hermanos, hermanas que tienen fe, más le vale que le cuelguen al cuello una de esas piedras de molino que mueven los asnos, y le hundan en lo profundo del mar'. Un cristiano incoherente hace mucho mal y el escándalo mata, ha advertido el Pontífice. Y así ha señalado que "muchas veces hemos escuchado: 'Pero padre, yo creo en Dios, pero no en la Iglesia, porque vosotros cristianos decís una cosa y hacéis otra". Y también: 'yo creo en Dios, pero en vosotros no". Y esto sucede por la incoherencia, ha indicado Francisco.

Y ha proseguido: "si tú te encuentras delante --imaginemos-- de un ateo y te dice que no cree en Dios, tú puedes leerle toda la biblioteca, donde se dice que Dios existe y también probar que Dios existe, y él no tendrá fe. Pero si delante de este ateo tú das testimonio de coherencia de vida cristiana algo comenzará a trabajar en su corazón. Será precisamente tu testimonio lo que le traerá esta inquietud sobre la cuál trabaja el Espíritu Santo. Es una gracia que todos nosotros, toda la Iglesia debe pedir: 'Señor, que seamos coherentes'".
Por tanto, concluye el Papa, es necesario rezar "porque para vivir en la coherencia cristiana es necesaria la oración, porque la coherencia cristiana es un don de Dios y debemos pedirlo": "Señor, ¡qué yo sea coherente! Señor, que yo no escandalice nunca que yo sea una persona que piense como cristiano, que sienta como cristiano, que actúe como cristiano".
Para finalizar, Francisco ha pedido que cuando caigamos por nuestra debilidad, pidamos perdón: "todos somos pecadores, todos, pero todos tenemos la capacidad de pedir perdón. ¡Y Él no se cansa nunca de perdonar! Tener la humildad de pedir perdón: 'Señor, no he sido coherente aquí.¡Perdón!' Ir adelante en la vida con la coherencia cristiana, con el testimonio del que cree en Jesucristo, que sabe que es pecador, pero que tiene la valentía de pedir perdón cuando se equivoca y que tiene mucho miedo de escandalizar. El Señor nos de esta gracia a todos nosotros".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada