Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

jueves, 27 de febrero de 2014

Este miércoles, desde las 10:00 a.m., un nutrido grupo de mujeres atendió el llamado a concentrarse en la redoma de Guaparo “por la paz y la justicia”, con el fin de exigir de manera pacífica el cese a la situación de inseguridad que se vive en el país.

Notitarde 26/02/2014 
Se concentraron este miércoles en la redoma de Guaparo

Mujeres pidieron el cese a la represión

Valencia, febrero 26 (Maciel Castillo Ruiz/Daisy Linares).- Este miércoles, desde las 10:00 a.m., un nutrido grupo de mujeres atendió el llamado a concentrarse en la redoma de Guaparo “por la paz y la justicia”, con el fin de exigir de manera pacífica el cese a la situación de inseguridad que se vive en el país.

Las mujeres fueron acompañadas por el resto de la sociedad civil y personalidades públicas, como el alcalde de Naguanagua, Alejandro Feo La Cruz; la primera dama de ese municipio, Malimai Montoya de Feo La Cruz; la primera dama de Valencia, Giorgia de Cocchiola; la diputada del Consejo Legislativo del estado Carabobo (Clec), Neidy Rosal; entre otras, y acudieron vestidos de blanco, como símbolo de paz.

La concentración tenía como fin marchar hasta la 41º Brigada Blindada, que tiene como sede el Fuerte Paramacay, ubicado en Naguanagua. Sin embargo, los manifestantes decidieron mantenerse en la redoma de Guaparo rezando el rosario católico, así como gritando consignas como: “no más muertes, queremos paz”, y en varias oportunidades cantaron el himno nacional.

Mientras se desarrollaba la concentración, mujeres de todas las edades pusieron cruces en el jardín lateral de la redoma de Guaparo con mensajes como: “no más muertos” y “queremos paz”.

Es importante destacar que en el sitio se hicieron presentes funcionarios de la GNB, en su mayoría mujeres, a los que las manifestantes entregaron flores y los llamaron a reflexionar en cuanto a la violenta represión en contra de los jóvenes que han salido a protestar en los últimos días y quienes han sido repelidos con gases y perdigones.

Una de las presencias más representativas en la concentración fue la de la madre de la joven Geraldine Moreno Orozco, asesinada el sábado 22 de febrero en la urbanización Tazajal, por un presunto funcionario de la Guardia Nacional Bolivariana.

A las 10:30 a.m., Orozco hizo un llamado a la paz y a la reconciliación de los venezolanos. Antes de su alocución, los presentes rindieron un minuto de silencio por los jóvenes fallecidos en las manifestaciones.

“Mi alma está destrozada”, ésas fueron las primeras palabras de la madre de Geraldine, a cuatro días del fallecimiento de su hija.

A pesar de ello, aseguró que “sigo aquí, en pie de lucha, ayudando a todos, porque debemos estar más fuertes que nunca”. Hizo un llamado a los cuerpos de seguridad de la nación a que “por favor ya no agredan más, ya es muchísimo lo que se ha sufrido en este país. Pónganse la mano en el corazón, ustedes deben tener hijos, sobrinos, ahijados, niños en la calle. Pónganse la mano en el corazón y vean lo que está pasando en este país”.

Por su parte, la primera dama del municipio Valencia, Giorgia de Cocchiola, recordó que “todos tenemos derecho a protestar de manera pacífica” y refirió no querer más muertes, “no queremos nada más que lamentar. Ha habido demasiados jóvenes que han sufrido por obtener esa libertad que aún todos deseamos”.

A las 11:30 a.m., la organización “Mujeres por la paz y la justicia” dio por terminada la concentración.



Autoridades solidarias

con la causa de las madres

La diputada al Consejo Legislativo del estado Carabobo, Neidy Rosal, dijo que para que haya diálogo solicitan una amnistía para los presos políticos Simonovis y Leopoldo López, los estudiantes, que desarmen los colectivos, justicia e investigación imparcial en los casos de las muertes de Génesis Carmona, Geraldine Moreno, Bassil Da Costa, Juan Montoya, Roberto Redman, Wilmer Carballo, José Méndez, Arturo Martínez, Julio González, Elvis Durán, Danny Malgarejo y Jimmy Vargas.

“Como madres venezolanas, le decimos al Gobierno que nuestros hijos no están solos, detrás de cada joven está una madre venezolana que le pide al Gobierno que entienda que tiene que cumplir con su deber, que tiene que haber paz y justicia en este país”, sostuvo.

Por su parte, el alcalde del municipio Naguanagua, Alejandro Feo La Cruz, se solidarizó con las madres, “especialmente con las que han perdido a sus hijos y que viven con angustia en estos momentos. La voz de las madres son más autorizadas para ser voceras de paz, para llamar a la reconciliación y al entendimiento”.



Charito Rojas: “Hay problemas serios de supervivencia”

La periodista Charito Rojas, quien asistió al acto, manifestó que “aquí todos tenemos una causa común. Esta concentración no tiene color político, tenemos problemas serios de supervivencia. No es solo la inseguridad, es el suministro, la desesperación de los padres y las madres para llevar comida a sus casas y cuando salen los hijos, porque no saben si van a regresar. Los problemas de transporte, vialidad, los venezolanos vivimos en condiciones infrahumanas”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada