Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

viernes, 21 de febrero de 2014

La GN ha demostrado una conducta arbitraria...SIEMPRE HA SIDO ASI Y AHORA QUE ESTAN IDEOLOGIZADOS COMUNISTAS Y SUS MANDOS SON CUBANOS MAS TODAVIA

El Carabobeño 21 febrero 2014

La GN ha demostrado una conducta arbitraria

Gabriela Espinoza F.
gespinoza@el-carabobeno.com
En la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas se establece que el uso de las armas de guerra puede utilizarse solo cuando una organización militar ha sido atacada por otra unidad de esta área. Para el doctor en Ciencias Políticas José Machillanda las últimas acciones registradas desde el 12 de febrero demuestran la conducta arbitraria de estos efectivos hacia estas normas. 
Los funcionarios de este cuerpo tienen la responsabilidad de actuar como guardianes y custodios de los ciudadanos. Sin embargo las calles de Valencia continúan siendo escenario de protestas en las que comisiones de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) deciden enfrentar con armamentos a los manifestantes que se oponen a los lineamientos que se emiten desde el Ejecutivo. 
Un ejemplo de esto fue la batalla campal que se evidenció en el octavo día de protestas en la avenida Andrés Eloy Blanco cruce con calle 137, frente al Shopping Center. Un grupo de motorizados de la GN con dos tanquetas y un convoy con equipos antimotines, conformado por más de 50 hombres, disparaba perdigones a los protestantes. 
Acción que se puede apreciar en un video que colgó el canal Carabobo Reporta en Youtube, en el cual se evidencia cómo funcionarios de la GN se trasladaban en un vehículo de Corpoelec y posteriormente habrían arremetido contra un carro y edificios de la zona.   
Por lo que José Machillanda explicó que en ocasiones pueden utilizar unidades de otras instituciones del Estado para engañar a las personas y pasar desapercibidos.    
Que efectivos de este organismo se atrevieran a recurrir de manera irresponsable al armamento de guerra en contra de la sociedad civil que manifestaba pacíficamente, es una acción que consideró incorrecta, debido a que los cuerpos policiales son los responsables de presentarse en el lugar, pero sin violencia. “Estos utilizaron sus instrumentos para destruir, contener y hasta herir a la población.  Aquí se evidenció la barbarie militar”, lamentó. 
Conducta primitiva
José Machillanda calificó de conducta primitiva el llamado que efectuó el gobernador del estado Carabobo, Francisco Ameliach, a prepararse para el contraataque fulminante por medio de la red social Twitter. Aseveró que por este anuncio debe realizarse una investigación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada