Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

domingo, 25 de enero de 2015

En esta etapa en que Mercurio, el astro de los procesos mentales y la comunicación, está retrógrado en un signo de aire como Acuario, cuya característica principal es el conocimiento, es un tiempo favorable para hacer síntesis de todas las semiverdades, practicar la tolerancia, abrir la mente a una comprensión global de los sucesos que han de pasar, y propiciar la unión, la fraternidad y el entendimiento.

DOMINGO, 25 DE ENERO DE 2015

Mercurio retrógrado en busca de la verdad

Tomado del blog "Termómetro Zodiacal" de Pedro González Silva.
“Todo es doble; todo tiene dos polos; todo su par de opuestos: los semejantes y los antagónicos son lo mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son semiverdades; todas las paradojas pueden reconciliarse”.

                                                                             EL KYBALION

El Kybalión es un libro que encierra la sabiduría de Hermes Trismegisto, quien expuso hace ya muchos siglos, las leyes del universo; en él están contenidos los preceptos filosóficos del antiguo Egipto y Grecia, y muchos de sus enunciados esotéricos se siguen comprobando hoy en día por la ciencia moderna.

Hoy nos queremos referir a una de esas siete leyes, la Ley de Polaridad, pues como dice el encabezado, todo en el universo es dual, pero esa dualidad está contenida en un solo elemento. El frío y el calor son lo mismo, pero en diferente grado; y cuando se dice que los extremos se tocan, podemos comprobarlo al sentir que queman igual tanto el calor como el frío extremo.

Reza el dicho popular que “del amor al odio hay un paso”, y es una frase sabia, porque el amor y el odio son un mismo sentimiento pero en grados opuestos. No dejamos de amar a alguien cuando lo odiamos, sino cuando nos es indiferente. Todos los extremos tienden a ser destructivos; un amor extremo nos lleva a la obsesión y seguramente terminaremos en el polo opuesto, que es el odio. Los extremos se tocan.

Este enunciado nos puede hacer comprender situaciones que vive el ser humano, y sociedades enteras, cuando adoptan posiciones extremas que los llevan manifestar fanatismos viscerales que escapan a todo raciocinio.

Los extremos pueden generar daño, y al final, terminan siendo una misma cosa, porque “los extremos se tocan”. No hay “buenos” en un extremo y “malos” en el otro, son dos caras de una misma moneda.

La Ley de Polaridad nos dice que “todas la verdades son semiverdades y todas las paradojas pueden reconciliarse”.

En esta etapa en que Mercurio, el astro de los procesos mentales y la comunicación, está retrógrado en un signo de aire como Acuario, cuya característica principal es el conocimiento, es un tiempo favorable para hacer síntesis de todas las semiverdades, practicar la tolerancia, abrir la mente a una comprensión global de los sucesos que han de pasar, y propiciar la unión, la fraternidad y el entendimiento.

Cuando Mercurio está retrógrado, como en esta ocasión que lo estará hasta el 18 de febrero, no será todo lo que parezca y no parecerá todo lo que es. Con Mercurio en retrogradación la búsqueda de la verdad y del conocimiento superior es todo un reto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada