Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

sábado, 29 de octubre de 2016

La ONG Human Rights Watch instó al papa Francisco y a los representantes del Vaticano, facilitadores del diálogo entre gobierno y oposición, a que se aseguren de que existan las condiciones adecuadas para que este sea fructífero.

HRW advierte al Papa que gobierno de Maduro se burla de su buena fe

José Miguel Vivanco resalta que lo que ha distinguido a Venezuela de otros países en cuanto a violación de DDHH ha sido la reacción del gobierno | Foto EFE / Archivo
José Miguel Vivanco afirmó en su misiva que el régimen es autoritario y utiliza su poder para reprimir y abusar de los opositores | Foto EFE / Archivo
La carta enviada por el director de la División de las Américas, José Miguel Vivanco, dice que el diálogo entre las partes no es una conversación entre iguales
La ONG Human Rights Watch instó al papa Francisco y a los representantes del Vaticano, facilitadores del diálogo entre gobierno y oposición, a que se aseguren de que existan las condiciones adecuadas para que este sea fructífero.
La carta del director de la División de las Américas de la organización, José Miguel Vivanco, está dirigida al pontífice y advierte que el gobierno de Venezuela no ha demostrado interés en comprometerse a adoptar medidas.
“Sin una presión internacional fuerte este nuevo diálogo únicamente servirá para que el gobierno de Maduro haga promesas vacías y deshonestas para ganar tiempo, sin resolver los problemas que enfrenta Venezuela, y burlándose de la buena fe de Su Santidad. Eso es exactamente lo que ha sucedido con las iniciativas de diálogo anteriores”, dice el texto, y le pide al pontífice que para evitar que ocurra algo similar a ocasiones previas haga una evaluación objetiva sobre la situación y exija resultados concretos y urgentes.
“Un diálogo auténtico y de buena fe deberá estar basado en una evaluación objetiva de la crisis política, social y económica que enfrenta el país, y reconocer que el gobierno tiene la responsabilidad de haber creado esta situación y, por ello, de resolverla. De lo contrario, solamente ofrecerá una nueva distracción a las autoridades venezolanas para demorar las medidas urgentes que son necesarias para proteger los derechos humanos y restablecer un mínimo de orden democrático en Venezuela”, indica la carta.
Para que el diálogo funcione se debe partir de reconocer las prácticas autoritarias del gobierno venezolano. “Desde la brutal represión de las protestas contra el gobierno en 2014, las autoridades han recurrido a los tribunales de justicia, que están plenamente subordinados al Ejecutivo, para otorgar una fachada de legalidad a la represión y detenciones arbitrarias de líderes de oposición y ciudadanos de a pie que critican la crisis”, agrega.
La ONG menciona casos de tortura, procesos viciados por violaciones al debido proceso, más de 100 detenidos por posiciones políticas y el uso excesivo de la fuerza en las protestas del 26 de octubre pasado.
La misiva recuerda que el diálogo no es una conversación entre iguales. “De un lado se encuentra un régimen autoritario que concentra un enorme poder y que lo ha usado deliberadamente para reprimir y cometer abusos contra opositores. Del otro lado, hay una oposición que defiende las funciones y facultades de una Asamblea Nacional democráticamente electa, que es víctima de ataques del oficialismo y cuya esperanza de que haya un referéndum revocatorio constitucional para expresar la voluntad popular ha sido truncada por el gobierno”.
El gobierno de Maduro, dice la misiva, debería dejar de detener a opositores políticos y críticos, y de cometer abusos contra detenidos; disponer la liberación de todos los venezolanos presos por motivos políticos que son juzgados sin fundamentos válidos; garantizar que la Asamblea Nacional ejerza sus facultades legislativas; respetar el proceso del referéndum revocatorio sin nuevas interferencias políticas ni demoras indebidas, y reconocer que Venezuela atraviesa una profunda crisis humanitaria, y solicitar ayuda internacional para superarla.
Ban Ki-moon
llama al diálogo


El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, llamó al gobierno y a la oposición de Venezuela a reducir la polarización y a comprometerse de manera sincera con el proceso de diálogo. El funcionario reiteró su convicción de que las partes hagan esfuerzos concertados para centrarse en los desafíos del país.
Ban dijo que se debe responder de manera efectiva a las necesidades socioeconómicas del país y en beneficio de los venezolanos, y exhortó a que se respete el Estado de Derecho, la Constitución y se asegure el respeto de los derechos humanos.

“No debe haber
presos políticos”


El subsecretario de Estado Adjunto de Estados Unidos para Asuntos del Hemisferio Occidental, Michael J. Fitzpatrick, consideró inaceptable para la democracia que haya presos políticos en América Latina, al referirse a Venezuela.
“Es inaceptable tener presos políticos. Hay gente encarcelada solamente por sus opiniones y no por haber cometido crímenes comunes”, subrayó el emisario del gobierno del presidente Barack Obama, quien realizó una breve visita a Asunción, capital de Paraguay, en una gira por países de la región.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada