Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

domingo, 29 de abril de 2012

Columna del Lic.ALFREDO FERMÍN en El Carabobeño 29 de abril 2012


El Carabobeño 29 de abril 2012

Hoy y Después en Valencia

 ALFREDO FERMÍN
afermin@el-carabobeno.com
El 19 de abril, Fernando Botero, uno de los artistas latinoamericanos de mayor prestigio mundial, cumplió 80 años, por lo cual su obra es motivo de especial atención de museos, galerías y coleccionistas para festejar a un artista que convirtió en universales personajes y costumbres de Colombia.
Botero estuvo en Valencia, aproximadamente en 1977, acompañado de Clara Diament de Sujo, propietaria de la famosa galería caraqueña Estudio Actual, para el acto inaugural de una exposición de Jacobo Borges, en el Centro de Arte El Parque, dirigido por Florelia Mariño, quien se esmeró en atender lo mejor posible a su paisano.
El artista quedó impresionado con una obra de Borges titulada “El precio de no estar solo”, en la que un hombre viejo es acariciado por una voluptuosa mujer, mientras le saca de un dedo un deslumbrante anillo. La obra no se quedó en Valencia porque costaba 180 mil bolívares de los viejos, mucha plata para entonces.
Contaba nuestra recordada Florelia Mariño, que Clara Diament de Sujo le entregó, para la venta, varias obras de Botero, que debió llevarse nuevamente para Caracas porque aquí a nadie le interesaron y eso que estaban a buen precio. A los coleccionistas no les sonaba el nombre de Botero.
Sucedió lo mismo que, después de la clausura de la Exposición Internacional de 1955, en el Ateneo de Valencia, cuando Luis Eduardo Chávez se gastó y se desgastó procurando que algún coleccionista adquiriera obras de Max Ernst, Bernard Buffet, Jean Dewasne, Augusto Herbin, Fernad Leger, André Mason, Georges Roualt, Pierre Soulages, Karel Appel, Magritte, Alberto Magnelli.
“No teníamos con qué pagar el flete para devolver esas obras y nadie adquirió una obra de aquel tesoro. Sólo Inocente Palacios apartó la obra de Picasso y después no la compró”, comentaba Luis Eduardo.
CONVERSACIÓN CON BOTERO
Hace alrededor de diez años, cuando Botero ya era un monstruo sagrado de la pintura, nos lo encontramos en una callecita de Venecia, esperando que abrieran la galería en la que inauguraría, en la noche, una retrospectiva. Lo saludamos y nos respondió con cordialidad bondadosa. Le recordamos que le habíamos conocido, muchos años atrás, en la galería de Florelia Mariño. “Claro que me acuerdo. Florelia es de los Camargo, una familia muy distinguida de Bogotá”.
La oportunidad se prestó para que conversáramos largamente, porque comenzó a llover torrencialmente y nos protegimos bajo el toldo de la galería. “Tengo en Venezuela a buenos amigos: Simón Alberto Consalvi y Sofía Imber. Ella me convenció para que le regalara al Museo de Arte Contemporáneo de Caracas, uno de mis gatos. Me dicen que esa obra no está atendida como debe ser por los problemas políticos que tienen ustedes. Es una lástima”.
Mientras conversábamos, una turista argentina se acercó y le preguntó que hasta cuándo iba a pintar gordos. El maestro respondió que ese es un lugar común, porque sus personajes no son gordos sino que están inflados.
Señalando a través del vidrio de la galería a una de sus obras Botero afirmó que sus personajes no tienen las características de un cuerpo gordo, como la flacidez de la carne. Están infladas como globos.
Cuando abrieron la galería, el maestro nos invitó a pasar para que viéramos la muestra y nos obsequió un afiche autografiado, que trajimos de regalo a nuestro recordado alcalde Paco Cabrera, y nos invitó al vernissage. Gustosamente fuimos a la inauguración y nos encontramos con que todas las obras habían sido adquiridas, en menos de una hora, por museos y coleccionistas alemanes.
En el catálogo de la exposición de Venecia, Botero afirmó que para ser un artista universal hay que ser, primero, un artista de provincia, porque es en lo local en donde el hombre encuentra los elementos que lo conmueven, y eso se puede traducir a cualquier cultura”.
IGNACIO ALLEN, coordinador de Estilo, el glamoroso suplemento de los viernes de El Carabobeño, fue ovacionado, el jueves en la noche, en el desfile del colectivo de diseñadores de modas The Fashion Industry, en el gran salón del Lidotel, que registró un lleno de gente joven distinguida.
Nacho, como lo decimos sus compañeros en El Carabobeño, sorprendió con elegantes camisas para hombres y camiseros para damas, con diseño, cortes y telas impecables, que lo han disparado para convertirse en una de las estrellas del nuevo diseño en Venezuela. No lo decimos nosotros sino los gurús de la moda, que vinieron especialmente a Valencia para observar el desfile.
La gala contó también con la participación de Daniel Espig, Inés De Tovar, Orlando Reyes, Franco Perna y las creadoras de accesorios Karen Sosa, Reginma Rincones e Isabel Betancourt. Una exquisita demostración de la cantera de talentos que tiene el país para exportar. Que se repita.
A NO FALTAR a las 10 de la mañana, Gabim Matos, de la Asociación Internacional de Críticos de Arte, dictará la conferencia “Expresionismo Latinoamericano”, para la clausura de la exitosa exposición Amazonia, del pintor Rolando Quero, presentada con la curaduría de José Napoleón Oropeza y Beatriz Bolívar. Dirección de Cultura Aldemaro Romero de la Alcaldía de San Diego.
EL XVII SALÓN CABRIALES DE PINTURA FIGURATIVA será inaugurado con características de acontecimiento artístico, por el gobernador Henrique Fernando Salas en el Museo de la Cultura, 11 am. El Jurado Único, integrado por Natalia Afanasiev, Felipe Herrera y Néstor Alí Quiñones, dará a conocer el nombre del ganador del premio único consistente en quince mil bolívares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada