Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

sábado, 21 de abril de 2012

El llamado niño terrible del arte ha vuelto con 62 años encima


La esperanza de Carlos Zerpa

El artista inaugura "Espinas de acero" en la galería D'Museo de Los Galpones

imageRotate
El artista muestra desde mañana una serie de pinturas, esculturas, ensamblajes, instalaciones y antijoyas que creó durante cuatro años FOTOS EDSAU OLIVARES
| 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 |
DUBRASKA FALCÓN |  EL UNIVERSAL
sábado 21 de abril de 2012  12:00 AM
El llamado niño terrible del arte ha vuelto. Luego de cuatro años sin exponer, Carlos Zerpa (Valencia, 1950) muestra desde mañana sus obras recientes enEspinas de acero, dentro de la galería D'Museo en el Centro de Arte Los Galpones de Los Chorros. 

Con 28 piezas entre pinturas, esculturas, ensamblajes, instalaciones y antijoyas -piezas que brillan, pero no por tener joyas- Zerpa regresó para presentar sus "travesuras". "Esto son solo travesuras. Yo solo me divierto haciendo arte. El arte no puede producir angustia", dice. 

El ensamblaje sigue reinando en las obras del artista. Más de 100 llaves; 60 cajas de dominó; algunas figuras del Niño Jesús -las únicas imágenes religiosas de toda la exposición-; cauchos que consigue en la calle; y discos, se convierten en su materia prima. "Busco objetos donde la gente no busca cosas para hacer arte. Esa es la parte que me gusta de mi trabajo. No solo voy a comprar pinturas y pinceles, sino que me meto en una ferretería". 

En la muestra quiso dejar de lado el tema de la violencia. Aunque pensó en pintar una lluvia de balas, Zerpa desistió. "Aquí quiero mostrar es esperanza. Algunas piezas son fuertes, pero ninguna te va a agredir. ¡En la calle hoy hay esperanza!", remata Carlos Zerpa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada