Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

domingo, 1 de abril de 2012

¿Y la sociedad civil afectada representada por la Asociación de Amigos de Valencia dónde ésta?

Desayuno en la Redacción

Daisy Linares

Humberto Torres, Daniela Chirinos, Margarita Jiménez Márquez, Yhilda Paredes, Daisy Linares, María Mercedes Chacín, Laurentzi Odriozola y Ricardo Degwitz. (Foto: Jacinto Oliveros)



















Notitarde 31-03-12

Para la bióloga Yhilda Paredes se deben sanear primero los grandes afluentes que desembocan en Pao-Cachinche y que en la actualidad están cargados de materias inorgánicas que afectan el organismo

"La calidad del agua no va a mejorar solo con modernizar las plantas"



La bióloga Yhilda Paredes, quien fue supervisora de Microbiología de la empresa Hidrocentro por once años y vio de cerca el proceso de tratamiento del agua, cree que para mejorar la calidad del vital líquido en los estados Carabobo y Aragua, el Gobierno Nacional debe comenzar por parar el trasvase que va desde el lago de Valencia al embalse Pao-Cachinche e indemnizar a las personas que viven a los alrededores del lago. A la vez, sanear los afluentes o los reservorios de aguas del río Guataparo, Pao-Cachinche, río Cabriales y El Paíto. La bióloga Paredes, quien fue la invitada al Desayuno en la Redacción de este domingo, hizo una interesante exposición sobre la problemática del agua, los orígenes y sus consecuencias.

Por Notitarde estuvieron: su presidente, Ricardo J. Degwitz; el director, Laurentzi Odriozola; la miembro de la junta directiva Margarita Jiménez Márquez; los editores, María Mercedes Chacín, Daniela Chirinos Arrieta y Humberto Torres; y quien escribe, Daisy Linares.

Dos vertientes: Un problema

La bióloga Yhilda Paredes manifestó que la problemática del agua es bastante grave y tiene dos vertientes. Una, la calidad de ésta. Y dos, el aumento del nivel del lago de Valencia. Son dos cosas que no se pueden separar definitivamente a la hora de analizar el caso para buscar una solución.

A su juicio, el trasvase del lago de Valencia hacia la cuenca de Pao-Cachinche se debe al aumento del lago, cuyo crecimiento se observa desde el año 1979. En esa fecha comienza a trabajar la planta Lucio Baldó Soublette y distribuye el vital líquido a cinco municipios del estado Carabobo y el resto lo manda hacia Aragua. Todas estas aguas servidas comienzan a caer al lago de Valencia desde esa fecha.

Desde ese momento, se sabía que se tenían que hacer las obras respectivas para que el lago de Valencia no creciera, sino que se colectaran las aguas servidas para enviarlas a las plantas de tratamiento y utilizar el líquido gris para otros fines.

En ese momento se debieron poner en marcha los programas de ingeniería sanitaria que permitieran el suministro de agua potable, para lo cual se debieron instalar los sistemas para el tratamiento de las aguas, que permitieran cumplir con los requisitos de potabilidad establecidos en las normas. Pero la autoridad sanitaria no cumplió con la fijación de los plazos para proceder a cambiar o complementar las fuentes de abastecimiento que se requerían. "Se fue corriendo la arruga hasta el año 2012. No han hecho las obras, el lago de Valencia está creciendo descontroladamente, aunado a las lluvias, que son atípicas".

"Por lo tanto, hay que advertir que se tiene que parar el trasvase, pero con la precaución de no afectar a la gente que vive en La Punta y Mata Redonda".

Sin embargo, según los cálculos que han hecho algunos ingenieros, las lluvias de igual manera inundarán esas zonas. "El crecimiento del lago es indetenible, lo lamentable es que no han reubicado a las personas; tampoco han publicado un plan de contingencia, y lo deben hacer para que los habitantes de esos sectores estén atentos. No esperar que lleguen los eventos naturales para ver qué se hace, si se los llevan a las carpas".

"Cuando baje el muro, el lago lo que va a bajar es un centímetro. Eso no es nada. Allí, la gente está en peligro, duerme en zozobra, y cuando llueve ni duerme. Las condiciones son críticas, tienen cloacas cerca, hay enfermos, no salen, confiados en que el Gobierno los va a indemnizar para mudarse".

"El lago de Valencia no va a dejar de crecer ni un día, hasta que se hagan las obras de los colectores de las aguas servidas que le caen de Aragua, casi el 80%, y de Carabobo, 20% las 24 horas del día. Las aguas deben ir a un tubo marginal y éste las debe llevar a la planta de tratamiento de las aguas servidas y de allí a la fuente superficial, que son: el río Cabriales y el lago de Valencia. En nuestro caso las aguas servidas de Aragua caen directamente al lago".

"El lago de Valencia no debe tener nitrógeno ni fósforo, que no esté verde, sino transparente. Por ello, no lo pueden enviar hacia ningún cuerpo de aguas dulces, porque las plantas que existen en Venezuela cumplen tratamientos convencionales, y éstas no pueden tratar las dos mil sales disueltas".

El Gobierno Nacionaldestina recursos

Para la bióloga Yhilda Paredes, sobre los 640 millones de bolívares que anunció el Gobierno para la modernización y optimización de las plantas potabilizadoras, "fantástico que lo hagan, pero necesitamos que nos quiten el trasvase del lago de Valencia, porque la alta conductividad que está afectando no se puede tratar con el sulfato de aluminio, que es lo que se utiliza en una planta convencional. La única manera es diluirlo".

En su criterio, el dinero para mejorar las plantas no garantiza la solución final. "Aunque pongan las plantas como una tacita de plata, si no se mejora la fuente de abastecimiento de Pao-Cachinche que llega a la planta Alejo Zuloaga, la calidad del agua no va a mejorar como queremos".

"Una de las cosas que nos impiden hacer un buen tratamiento es el agua del lago de Valencia, que suministra las grandes cantidades de sales disueltas en el agua que la medimos a través de la conductividad, la cual no permite que el proceso de potabilización trabaje con mayor eficiencia. En vez de hacer el proceso completo en las plantas, termina siendo en nuestros hogares. Lo que permite que los residuos, las partículas que se deben quedar en el sedimentador, salgan por los chorros de los hogares como una nata amarilla o negra".

La especialista en biología refirió que la alta cantidad de sulfato de aluminio que se usa en la planta es para hacer un barrido, precisamente de esa turbiedad, y éste la hace transparente. Pero la salinidad no permite que haya una decantación, ni que el grumo se vaya; por eso pasa, y si a su vez los filtros están dañados, pasa más materia inorgánica.

Las plantas de tratamiento

El sistema I es la planta de tratamiento Alejo Zuloaga; su fuente es Pao-Cachinche y atiende los municipios Valencia, Naguanagua, Libertador, San Diego y parte de Los Guayos. El sistema II es la planta Lucio Baldó Soublette; su fuente es Pao-Balsa y atiende los municipios Carlos Arvelo, Guacara, Mariara, San Joaquín y Diego Ibarra. La planta de aguas servidas, que son: La Mariposa I, La Mariposa II y Los Guayos; éstas no funcionan.

"No son eficientes, porque el agua que entra tiene que salir en mejores condiciones. Cuando el caudal es muy grande, las lagunas de oxidación no son factibles, ya que deben tener un tiempo de retención y una profundidad que permita que haya un proceso de eliminación de las bacterias que están allí presentes.

Para la bióloga, la situación de la calidad del agua "no es nada fácil, porque las aguas no son tratadas. La gente quiere aguas residuales tratadas, como en otros países. Faltan organización, metas y objetivos que digan 'vamos a rescatar los ríos de Venezuela', así como ejecutar obras, ya que, por ejemplo, la planta La Mariposa está desmantelada, parada totalmente, y la espuma que se forma en ella no tiene tratamiento. Hoy, el río La Arenosa, que recolecta todas las aguas de Valencia, está negro y nunca se había visto así". Por ello, ratifica que el líquido que sale por las tuberías no cumple con las normas de calidad del agua potable.

"Tenemos unas fuentes muy malas y las plantas no pueden tratar el líquido. Están fuera de norma o fuera de los parámetros establecidos en la Gaceta Oficial 36.395, según los cuales 'se deben establecer los valores máximos de las características del agua para que no representen un riesgo para la salud de la comunidad o inconvenientes para la preservación de los sistemas de almacenamiento y distribución del vital líquido' ".

Los efectos

La bióloga Paredes expresó que cuando la turbiedad camuflajea la presencia de las bacterias y otros microorganismos patógenos de importancia sanitaria, trae problemas de salud pública.

El aluminio, según bibliografía, daña el sistema nervioso central, causa demencia, pérdida de la memoria, apatía, temblores severos, problemas pulmonares y mal de Alzheimer. El nitrógeno disminuye la capacidad de transporte de oxígeno por la sangre; el nitrito disminuye el funcionamiento de la glándula tiroidea; el nitrato disminuye el almacenamiento de la vitamina A y produce nitrosaminas, las cuales ocasionan frecuentemente cáncer. El fósforo afecta los riñones y la masa ósea (osteoporosis) y las cianobacterias afectan el sistema nervioso central, el sistema hepático y la dermis", afirmó.

La publicación de Hidrocentro

Según la bióloga Paredes, los datos que publicó Hidrocentro sobre los valores de calidad del agua están incompletos, "esos datos no son relevantes".

"Lo que está fuera de norma es el color del vital líquido, la turbiedad, y cuando envasamos el agua se hace un sedimento, que no debería existir, porque en la turbiedad se enmascaran organismos vivos que afectan la salud de la gente. Al igual que el aluminio, que también está fuera de norma".

La tabla no presenta en ningún momento el nitrógeno, el fósforo, las cianobacterias que están presentes en el agua potable y que se ha denunciado una y otra vez.

"El Departamento de Microbiología de Hidrocentro hace análisis al agua potable y tiene que saber que están fuera de norma el nitrógeno y el fósforo. Por lo menos deberían aclarar que están presentes y que harán lo posible para retirarlas de la fuente. Hidrocentro tiene parámetros no reglamentados, pero no los publica", destacó.

Soluciones posibles

La bióloga resaltó que entre las soluciones posibles está la infraestructura ubicada a la salida del túnel Tucutunemo, y el geólogo que hizo la estructura dice que tiene una capacidad de 12 mil litros por segundo. Ésta es parte de la solución.

"Se tienen que mejorar las plantas de tratamiento de las aguas servidas. Que trabajen, que sean eficientes, no como ahora que tenemos 3 plantas, La Mariposa I, La Mariposa II, Los Guayos, Taiguaiguay, pero ninguna es eficiente", dijo.

Trasvasar aguas servidas

La bióloga presentó un cuadro con las ventajas y desventajas de trasvasar las aguas servidas tratadas. "Reutilizar las aguas servidas con previo tratamiento. Se puede utilizar en siembras, sin maltratar la plantación. Se puede negociar económicamente, para usos que no sean de consumo: industria, riego, cortafuego, autolavados, cría de animales, entre otros".

Propuso el desvío a través de un canal de aguas servidas tratadas hacia El Paíto. El material de excavación puede ser utilizado para la construcción de obras de vialidad, se deben implementar nuevas plantas de tratamiento de aguas servidas, recuperar la cuenca de aguas.

Entre las desventajas enumeró: En el caso de hacer rebombeos se necesita mucha electricidad. En el caso de utilizar canales abiertos hay que vencer la topografía.

Trasvasar aguas hacia el mar

Entre las ventajas de trasvase hacia el mar, están: El material de excavación puede ser utilizado para la construcción de obras de vialidad, no tiene problemas de electricidad. Se ejecutaría en cinco años aproximadamente.

Entre las desventajas están: Las aguas del lago son salobres, causarían un impacto ambiental a los organismos vivos que se encuentren alrededor de las descargas, en especial a los arrecifes; los pobladores, el turismo y la pesca se verían afectados. El tiempo de la obra sería de más de 4 años, es una inversión puntual.

"Debemos cuidar nuestros cuerpos de agua, sin ensuciar, no botar basura en ellos, aceites ni otros materiales que los puedan perjudicar".

¿Hervir o no hervir el agua?

La especialista en biología sostuvo que hay dos versiones sobre el hervido del agua, debido a la inquietud que tienen las personas en saber si se debe o no hervir el vital líquido antes de ser utilizado.

"Si yo tengo metal pesado en el agua y hago una sopa, los que agarran el agua directo del chorro y cocinan ven que las sopas se secan y el metal se queda, es decir que el hervir concentra los metales. La parte médica dice que el metal afecta en el tiempo, mientras que la parte bacteriológica cree que puede afectar inmediatamente".

"Si hay una bacteria enmascarada en la turbiedad, es mejor que sea eliminada hirviendo el agua. Claro, los vapores del trialometano van a salir, se van a evaporar, habrá otras condiciones, se hará sin la tapa, pero se puede hacer", refirió.

El agua de envases

La especialista Paredes manifestó que no puede recomendar a la población que no tome agua directamente de la tubería, porque hay muchas personas de escasos recursos que no tienen filtros.

"Las personas que no tienen filtros deben agarrar el agua en los envases, la dejan sedimentar, desechar ese sedimento, tomar el agua que queda transparente arriba y después hervirla. Hay que tomar agua. Lo único, hay que sedimentar, porque en ese sucio hay bacterias".

Viejos problemas que siguen

La bióloga aseguró que desde el año 1997 a 2000 tenían problemas de colectores, las granjas porcinas que descargaban en Pao-Cachinche, las altas cantidades de detergentes con fosfatos que se observan. Funcionaban ineficientemente las plantas de tratamiento de las aguas residuales, algunas industrias no adecuaron las plantas de tratamiento de aguas residuales, mientras que el Ministerio del Ambiente no inspeccionaba regularmente.

El paliativo

El paliativo fue el sistema de aireación que se implementó en octubre de 2001 "que funciona y con él se logra obtener un agua menos mala para tratar, bajando las demandas de las sustancias químicas en grandes porcentajes, aun cuando las plantas de tratamiento de las aguas servidas nunca funcionaron y las plantas de potabilización tienen problemas de infraestructura y de mantenimiento. Este paliativo junto a la corrección de los problemas planteados hubiera logrado un reservorio de agua buena para el embalse Pao-Cachinche y para Pao-Balsa, logrando así que las plantas Alejo Zuloaga y Lucio Baldó Soublette distribuyeran un agua de calidad".

Pero entre los años 2005 y 2007 desvían el río Cabriales y el lago de Valencia hacia Pao-Cachinche sin resolver los problemas ante las autoridades competentes como la Presidencia de la República, el Ministerio de Ambiente, Hidroven, entre otras.

Además, se introdujo un factor que interfiere en el proceso de potabilización que aunado a las deficiencias de la infraestructura de las plantas permite llevar a los hogares parámetros indeseables como el aluminio, el nitrógeno, el fósforo, la turbiedad que afecta la salud. Hoy, siguen las descargas de granjas porcinas y los detergentes.

Ventana

"La voluntad de todos cuenta"

Yhilda Paredes confía en que la suma de la voluntad de todos -ciudadanos, autoridades gubernamentales y de las instituciones responsables de garantizar la calidad del agua- hará posible que en el futuro, los cuerpos de agua de la entidad, cuya condición está hoy comprometida, podrán mejorarse.

"La voluntad de todos cuenta (en este caso), porque todos somos responsables", expresa tras explicar que esa responsabilidad está presente incluso "cuando botamos basura en todas las fuentes superficiales, cuando se arrojan desechos de reparaciones de vehículos a éstas, o se vierten desechos industriales".

Además, recuerda que se deben realizar todas las obras pendientes para mejorar las cuencas, y cumplir el decreto que establece que las granjas porcinas no deben estar en la poligonal del embalse Pao-Cachinche, entre otras medidas.

Nació en Tinaquillo, estado Cojedes, pero "toda mi vida he residido en Valencia; mi mamá solo me fue a tener allá", comenta entre risas. Siempre le llamaron la atención la naturaleza y el ambiente; de ahí que haya decidido estudiar biología, área en la que se licenció en la Facultad de Ciencias de la ULA, aunque en realidad, quería estudiar medicina.

Su profesión la ha ejercido en la capital carabobeña. Primero dio clases, pero desde 1998 hasta octubre de 2009, laboró en Hidrocentro. "Ahí fui supervisora de microbiología, me encargué de la parte bacteriológica y se abrió un nuevo departamento de fitoplancton (algas que flotan en el cuerpo de agua)", cuenta.

"Esa área se abrió debido a la dificultad que había (en aquel entonces) con el fitoplancton en el Pao-Cachinche, y debido a eso, me imagino que ellos (Hidrocentro) decidieron abrir ese otro campo, ya que ese estudio solo lo hacía Hidrocapital a nivel nacional".

"Cuando visité el embalse, había un bloom bastante fuerte de algas debido a las grandes cantidades de nutrientes, como nitrógeno y fósforo, que había en el cuerpo de agua, y podíamos observar a simple vista estas algas que son microscópicas", cuenta.

Entre sus funciones, Paredes atendía a los clientes, quienes comenzaron a llegar a la empresa hidrológica para quejarse de problemas en la piel, conjuntivitis y otras afecciones que estas personas presumían se debían a las condiciones del agua.

Era el año 2009, y ya "había parámetros (del agua) fuera de norma", pero la bióloga no estaba autorizada para declarar esto, así que decidió retirarse de la empresa, y en febrero de 2010 ofreció sus primeras declaraciones a la prensa sobre esta situación.

Tiene dos hijos, y como madre recomienda, entre otras cosas, no tomar agua directamente del grifo, pues es preferible consumir la envasada por empresas reconocidas. También invita a filtrar el agua, aunque esto quizá no mejore la eventual presencia de nitrógeno, fósforo y DBO.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada