Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

viernes, 13 de abril de 2012

Increíble pero ratófilamente cierto La Chet atiende a centenares de pacientes diarios pese a las carencias



José Gregorio Jaén
Barbour, espera poner en funcionamiento las 700 camas de hospitalización que tiene la Ciudad Hospitalaria "Dr. Enrique Tejera" (Chet).(Foto: Jorge Cera Yepez).


















Notitarde 07-04-12
José Antonio Barbour Landa, director del Hospital Central 
considera que el abandono de la red primaria de salud contribuye 
al colapso del centro asistencial, que atiende a centenares de 
pacientes diarios pese a las carencias
Falta de presupuesto y alta demanda de pacientes agravan crisis de la Chet


La falta de insumos y medicamentos, una infraestructura deteriorada, la insuficiencia de 
camas para hospitalización son algunas de las deficiencias que atraviesa en la actualidad 
la Ciudad Hospitalaria "Dr. Enrique Tejera" (Chet). Para el director de este importante 
centro de salud, José Antonio Barbour Landa, invitado al Desayuno en la Redacción, el 
elevado número de pacientes, la falta de presupuesto y el colapso de la red primaria 
de salud, donde se incluyen ambulatorios de Insalud, Barrio Adentro e Instituto Venezolano 
de los Seguros Sociales (Ivss), han contribuido a acentuar la crisis que vive el conocido 
Hospital Central y que afecta a cientos de pacientes que diariamente acuden a este centro de salud.
Durante la entrevista Barbour estuvo acompañado por el director de este rotativo, 
Laurentzi Odriozola Echegaray; la miembro de la junta directiva, Margarita Jiménez 
Márquez; los editores, Daniela Chirinos Arrieta y Humberto Torres; y quien escribe, 
José Gregorio Jaén.
Hospital de vieja data
Barbour Landa reconoce las deficiencias que atraviesa en la actualidad la Chet, pero asegura que están haciendo el mayor esfuerzo para solventar cada una de las vicisitudes que se presentan para brindar una mejor atención de los pacientes.
Dijo que a pesar de que el hospital tiene una capacidad física para 700 camas en la actualidad están operativas 630 y que aspira completar la capacidad máxima del centro de salud a finales de año.
Aduce el deterioro estructural a la falta de mantenimiento continuo desde su construcción en 1949 y que la ausencia de trabajos de reparación oportunos ha traído como consecuencia las deficiencias que en materia de infraestructura se viven en la actualidad.
La crisis del hospital
Al ser consultado sobre la crisis en materia de insumos y de operatividad por la que atraviesa este centro de salud actualmente, se la acredita a múltiples factores, entre los que se encuentra, según él, el abandono en que está la red primaria de salud, en donde incluye ambulatorios de Insalud, Barrio Adentro e Ivss y la alta demanda de pacientes según las estadísticas en 2011, pues fueron admitidos más de 35 mil pacientes, provenientes no solamente de Carabobo, sino de estados vecinos como Aragua, Cojedes, Falcón y Yaracuy.
"El detalle está en que la red primaria de salud no está haciendo su trabajo y casos como fiebres, gripes y otras patologías menores también nos llegan al hospital y eso genera un colapso por la alta cantidad de pacientes. Yo insisto, los hospitales de Insalud deben atender casos quirúrgicos, deben realizar operaciones electivas y no lo están haciendo", resaltó José Antonio Barbour.
"Hablamos de brote porque
notamos un incremento en
el número de casos con Serratia
marcescens y de inmediato
procedimos a tomar
las medidas necesarias
Adicionalmente, dijo que la falta de un presupuesto acorde con las necesidad que vive el hospital complican un poco más la situación, aunque recalcó que independientemente del presupuesto, lo importante es que se desconcentre la cantidad de pacientes que a diario acuden a este nosocomio y que puedan ser atendidos en otros centros de salud cerca de sus comunidades –si realmente estuvieran funcionando-.
En cuanto a la materia presupuestaria explicó que actualmente el hospital recibe un fondo de avance de 2.5 millones de bolívares mensual, cuando según los análisis realizados por la Comisión de Evaluación Institucional, presidida por Barbour Landa, se requieren 10 millones de bolívares al mes.
"El presupuesto es finito, pero los pacientes son infinitos, no es cuestión de dinero sino de saber distribuir la demanda", resaltó.
En cuanto a los insumos precisó que hacen esfuerzos para mantener la dotación de éstos, así como medicamentos, en pro de que los pacientes puedan ser atendidos.
Detalló que mediante el Servicio de Elaboraciones Farmacéuticas (Sefar), reciben una dotación mensual para 15 días, máximo tres semanas, y que con el dinero del fondo de anticipos complementan el abastecimiento para surtir a los diferentes servicios del hospital.
Rechazó categóricamente la venta ambulante y la red de buhoneros de medicamentos que se ha generado a los alrededores del hospital y solicitó a los representantes de Insalud, quienes son los encargados de regir esta materia, que tomen cartas en el asunto.
Cuando se le consulta sobre las causas que desde su óptica han generado la crisis que atraviesa en la actualidad la Ciudad Hospitalaria "Dr. Enrique Tejera" (Chet), su Director no titubea al asegurar que en primera instancia se debe a la falta de un sistema unificado de salud, que a nivel nacional debería evitar tanta "burocracia" y hacer los trámites más expeditos, ya que, desde su óptica, debería existir una unificación entre Min-Salud, Ivss; Barrio Adentro y sistemas regionales de salud, para brindar una mejor atención. Igualmente, enfatiza que el debilitamiento del red primaria de salud y la ausencia de una solida red hospitalaria han generado que la mayoría de los pacientes tengan como referencia la Chet, para cualquier patología que los aqueja.
"Todo el mundo tiene como referencia a la ciudad hospitalaria, porque aquí no hay otro hospital en donde se atiendan casos complejos, a pesar de eso, hacemos el mayor esfuerzo para atender a todos los pacientes que llegan a nosotros".
Presencia de bacteria en Neonatología desde enero
El hacinamiento, la carencia de productos de limpieza por dificultades presupuestarias, y la falta de dotación de antibióticos de amplio espectro, son algunas de las razones que el Director de la Chet reconoce como causantes del brote endémico de la bacteria Serratia marcescens en el área neonatal del Hospital Central.
Barbour dijo que luego de detectar que, desde el 23 de enero hasta 19 de marzo, se habían registrado 16 casos positivos con esta cepa, procedieron a decretar la alerta epidemiológica, a fin de evitar la proliferación de la contaminación.
"Hablamos de brote, porque notamos un incremento en el número de casos con Serratia marcescens y de inmediato procedimos a tomar las medidas necesarias, como la restricción de acceso al área neonatal, así como otras medidas de asepsia para evitar la proliferación de esta bacteria", destacó.
Al tiempo que reconoció que de los cuatro infantes fallecidos solo uno había muerto a consecuencia de la contaminación por la bacteria Serratia marcescens, además de otras complicaciones congénitas del neonato.
En el hospital se ha proliferado otras bacterias que los familiares de los pacientes pediátricos han denunciado como factor contaminante, ejemplo de ello es la Klebsiella, que el pasado viernes cobró la vida de un infante que tenía dos meses hospitalizado y que, según el mismo Barbour, el deceso se produjo debido a la malas condiciones de salud del bebé, producido presuntamente por un embarazo no controlado y porque la madre del infante duró los 9 meses de gestación fajada, lo que le produjo un síndrome aséptico; y destacó que el caso nada tiene que ver con el brote de Serratia, que se presenta en el centro de salud.
También relató que la situación con los recién nacidos es de cuidado, debido a la gran cantidad de nacimientos, unos 300 al mes, que atienden; en muchas oportunidades el hacinamiento se hace cómplice de la proliferación de las bacterias.
Resaltó que la falta de control prenatal expone aún más al bebé a una posible contaminación por bacterias, que según su experiencia están presentes en todos y cada uno de los centros de salud del país.
-La mayoría de los casos que ingresan al hospital son de alto riesgo, son madres que no tienen un control durante todo el embarazo y su única visita al médico es cuando van a parir, los niños nacen muchas veces prematuros o con enfermedades congénitas y eso los hace más vulnerables a las bacterias que están presentes en todo centro de salud de Venezuela y del mundo.
Con preocupación expresó que en oportunidades en el área pediátrica permanecen hasta 100 neonatos hospitalizados, cuando el área tiene una capacidad máxima para unos 80 pacientes, es por eso que deben tomar ciertas medidas, como las asumidas días atrás, de atender solo embarazos de alto riesgo y el resto de los casos están siendo referidos a otros centros de salud, como la Maternidad del Sur.
Acompañado de estas medidas, destacó que se hizo un cerco epidemiológico para controlar el brote, y en conjunto con el equipo de infecciones intrahospitalarias, conformado por la epidemiológico del centro de salud y un staff de médicos, especialistas en diferentes áreas, hacen una evaluación a diario del área neonatal, a fin de mantener una vigilancia estricta de los casos riesgosos y cuyas muestras son tomadas de inmediato para un cultivo.
Para atender la contingencia que se ha presentado por el incremento de pacientes contaminados con Serratia marcescens, fue instalado en el hospital un equipo que realizará un estudio molecular de la cepa detectada, con la finalidad de definir con precisión sus características y, de esta manera, diseñar un plan de ataque certero que erradique la presencia de este contaminante en el centro de salud.
Aclaró que en la farmacia del hospital cuentan, después del brote, con la dotación suficiente de antibióticos de amplio espectro, para el tratamiento de los pacientes contaminados con el bacilo gram negativo, que ha afectado a 16 neonatos en el hospital.
Deficiencias en emergencia
de adultos ante el colapso
También, responsablemente asume la necesidad de atender pacientes en áreas poco aptas para tal fin, como es el caso de la emergencia de adultos, donde garanticen una atención médica oportuna y se preserve la vida del enfermo.
"Muchas veces tenemos pacientes entubados en emergencia y es por la necesidad que hay de atención, y la falta de espacios físicos destinados para algún tratamiento en específico, esto se ve más que todo los fines de semanas, cuando recibimos gran cantidad de pacientes por accidentes, armas de fuego; además somos el único centro de salud de la región que recibe a los presos de Tocuyito, cada fin de semana que ellos juegan el coliseo recibimos entre 10 y 15 reos heridos", destacó Barbour Landa.
Según las estadísticas manejadas por los diferentes jefes de servicios, por lo menos el 80 por ciento de los pacientes quirúrgicos permanecen 15 días hospitalizados, mientras que patologías de menor gravedad, que para Barbour Landa, deberían ser tratadas de manera ambulatoria, son recibidas en la Chet y aumentan el colapso.
-Yo insisto, aquí no todo debe depender de la Chet, necesitamos ayuda de los hospitales dependientes de Insalud, que no están funcionando y deben habilitar sus áreas quirúrgicas para drenar la carga que tenemos nosotros en la ciudad hospitalaria-, insistió el galeno.
Tres terapias intensivas en funcionamiento
A pesar de la crisis que Barbour Landa reconoce hay en la Chet, asegura que en este centro de salud existen servicios de los cuales carecen otros hospitales de la región, como por ejemplo el funcionamiento de tres terapias intensivas para la atención de pacientes críticos.
Detalló que en la Unidad de Terapia Intensiva Neonatal (Utin) están habilitadas seis camas, en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) Pediátricos disponen de 10 cupos, y en la actualidad están operativos ocho, mientras que en UCI de adultos atienden a ocho pacientes y tienen una capacidad para 10. Igualmente, mencionó con mucho orgullo que en la Ciudad Hospitalaria "Dr. Enrique Tejera" (Chet) existe la única Unidad de Transplante de Médula Ósea pública del país, que contribuye a salvar la vida de muchos pacientes que sufren de esta patología.
Adicionalmente, adelantan trabajos para la mejora en la Unidad de Cuidados Coronarios, existente en el nosocomio, en donde realizan la colocación de marcapasos para mejorar las dificultades cardiacas de los enfermos.
La Unidad de Cuidados Coronarios también es otra de las áreas del hospital que, según Barbour Landa, ofrece un servicio especializado, de calidad y único para los que tienen afecciones del corazón, mientras que la realización de transplante de riñón en el centro de salud y la creación de una Unidad de Hemodinamia, que permita la realización de cateterismo, son algunas de las metas que se plantea el Director del Hospital Central a corto y mediano plazo.
El que la Chet sea, según él, el único centro de salud público de la región en donde se atiendan embarazos complejos y de alto riesgo, así como casos complicados de diferentes patologías, hace que para su Director sea un orgullo ser servidor público, por lo que se siente cada día más comprometido a tratar de resolver los problemas de operatividad que afronta el hospital.
Durante sus casi dos años de gestión al frente de este "complejo hospital", como él mismo lo define, José Antonio Barbour Landa considera que el apoyo del grupo de médicos que ejercen funciones en el lugar ha sido fundamental para la superación de las vicisitudes presentadas.
Seguridad en el hospital ha mejorado en pro de los usuarios
Luego de las exigencias de estudiantes de medicina, a mediados del mes de septiembre del pasado año, en el interior del hospital fue instalado el Dispositivo Bicentenario de Seguridad (Dibise), con la finalidad de disminuir la acción delictiva a lo largo de las 17 hectáreas que conforman la Ciudad Hospitalaria "Dr. Enrique Tejera" (Chet), dispositivo que se complementa con los efectivos de seguridad interna, quienes mantienen el control de acceso a las diferentes dependencias del hospital.
Al respecto Barbour admite que ha sido importante la presencia de efectivos del Dibise en el interior de la Chet, lo que ha permitido la disminución de los hechos delictivo, aunque reconoció la complejidad que conlleva la implementación de un dispositivo de seguridad en el lugar, en donde existen 5 mil trabajadores, 3 mil estudiantes y es visitado por unas 2 mil personas a diario, entre familiares y pacientes.
Para él, las acciones delictivas registradas puertas adentro del hospital, son hechos aislados y reconoce la labor que han ejecutado los cuerpos de seguridad, tanto internos como externos, "quienes han hecho una positiva labor y han sido de gran ayuda para todos".
"Muchas veces tenemos pacientes
entubados en emergencia
y es por la necesidad
que hay de atención
y la falta de espacio
físico".
"El Hospital es rescatable"
José Antonio Barbour Landa, director de la Chet, rechaza contundentemente las declaraciones de algunos diputados quienes –hacen críticas y no aportan soluciones-, y dijo estar dispuesto a trabajar de la mano con quien desee buscar mejoras al centro de salud porque, desde su óptica, "el hospital es rescatable, con mucha voluntad y esfuerzo".
"Por ejemplo el diputado Cocchiola hace denuncias y critica y no da aportes, él que es empresario, nosotros en el hospital tenemos una necesidad de unas 500 puertas, ¿por qué no nos colabora con eso?", expresó.
Al mismo tiempo, resaltó que está dispuesto a recibir todo el aporte de la empresa privada y dijo que ya han recibido algunas donaciones que han puesto al beneficio del colectivo.
Pide a quienes quieran hacer cualquier tipo de denuncia que tengan responsabilidad al hablar, -porque en el caso de la bacteria eso no se soluciona con agua y coleto, como lo refirió el diputado Miguel Velázquez-.
Agradeció el apoyo que ha brindado al área pediátrica la asociación civil "Carlos Stelling", la cual ha emprendido una obra de recuperación y rescate de esta área.
Asumió el compromiso de mejorar las condiciones de la Ciudad Hospitalaria "Dr. Enrique Tejera" (Chet), siempre y cuando cuente con los recursos, tanto humano como económico, para prestar cada día un mejor servicio a la colectividad que a diario hace uso de este importante centro de salud, el más grande de la región.
Ventana
Asumir el reto que nadie quería
Daniela Chirinos Arrieta
"Un reto que nadie quería asumir", así percibió José Antonio Barbour Landa la oferta de dirigir la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera (Chet) y, aunque no conocía este centro hospitalario, decidió afrontar el reto y aceptó el cargo, el cual ejerce desde el 2 de agosto de 2010.
Y comenta que en este tiempo, "me he sentido muy satisfecho porque he aprendido cómo llevar adelante una institución que pudieran estar 'en el fondo', pero de ahí lo hemos sacado para ponerlo a andar poco a poco".
Cuenta además que, al llegar a la Chet se consiguió con un gran hospital, pues "a pesar de las limitaciones, sobre todo presupuestarias, tiene un gran talento humano que batalla todos los días para salvar las vidas de los pacientes", aunque conocen las carencias de este centro.
Con un equipo multidisciplinario recorre el hospital diariamente para verificar su situación. De hecho, afirma que "estoy de guardia todos los días", sobre todo esta Semana Santa, debido a las infecciones intrahospitalarias que hay en la Chet. Así, sus funciones como Director las comparte con el tiempo en familia y las tradiciones católicas de estos días.
Nació en Puerto Cabello (Carabobo), se ha casado dos veces y tiene dos hijos –uno por cada matrimonio, de 14 y 6 años de edad- estima que el mayor será médico, y su actual esposa también es su colega, dedicada a la medicina estética.
Además, se muestra sensible al padecimiento ajeno, de ahí que afirme: "Siempre tuve vocación de ayudar a los demás. Ése fue el motivo fundamental por el cual estudié medicina, y creo que no me equivoqué porque me siento como pez en el agua, mejorando la condición humana (...) Comparto más estar cerca de la vida que de la muerte", afirma.
Egresó como Médico Cirujano en la UC, hizo las pasantías, en internado rotatorio y la rural en el Hospital José Francisco Molina Sierra del Ivss de Puerto Cabello, y cursó un postgrado en Cirugía General por concurso de credenciales de la UCV, en el Hospital Domingo Luciani.
Buscando desempeñarse como cirujano en el Hospital José Francisco Molina Sierra, "terminaron ofreciéndome la subdirección médica" (en 1999), después fue promovido a Director Médico (hasta 2006). También fue asesor de la alcaldía de Puerto Cabello, y junto a un grupo de especialistas en salud pública creó el Instituto Municipal de Salud de esa jurisdicción.
Su profesionalización fue de tipo quirúrgica, pero admite la gerencia hospitalaria como su especialidad, gracias a las actualizaciones en esta área hechas en Colombia, la maestría en el Instituto de Altos Estudios Arnoldo Gabaldón y un doctorado en ciencias gerenciales –que está por terminar- en la Unefa de Puerto Cabello.


El Carabobeño 13 abril 2012

Asamblea Nacional excluyó a la Chet del presupuesto 2012


Personas le reclamaban a Barbour por mal servicio del centro. (Foto Marco Montilla)
Luis Carías | Axia Carvallo
El Ministerio para la Salud no incluyó a la Ciudad Hospitalaria "Dr. Enrique Tejera" en su presupuesto anual este año por razones desconocidas, confirmó la diputada integrante de la Comisión de Finanzas y Desarrollo Económico de la Asamblea Nacional, Vestalia Sampedro.
Cuando el Presupuesto Anual llegó a la instancia legislativa que integra, observó la falla en las asignaciones del Ministerio de Salud y solicitó remitir el informe para que se hicieran las correcciones respectivas, debido a que la CHET arrastraba del 2011 “insuficientes presupuestarias”, sin embargo tal cosa no sucedió.
Cuando se dio la oportunidad para aprobar el Presupuesto en discusión final -la Comisión de Finanzas revisa el informe antes de que pasa a Plenaria- advirtió del error, sin embargo los diputados oficialistas lo aprobaron sin modificaciones.
Hace tres semanas, Sampedro realizó una inspección al Hospital para constatar su situación y el director de la CHET, José Barbour, le informó que durante el año 2011 apenas recibieron 23 millones 500 mil bolívares, cuando para sostenerse requieren de al menos 10 millones mensuales. “Se les mandaba tres millones 500 aproximadamente, situación compleja para el mantenimiento de todos los servicios”.
Si bien Barbour le indicó que no recibió directamente los recursos, una fuente dejó entrever a la diputada Sampedro que la ministra Eugenia Sader transfería mensualmente unos dos millones 500 mil bolívares, y aunque desde la Comisión de Finanzas se ha intentado solicitar una entrevista con la máxima autoridad de salud para aclarar la situación, la fracción pesuvista lo ha negado.
Otra versión que ha trascendido es que el Ministerio de Salud no relegó a la CHET del Presupuesto, sino que los recursos se otorgan a través de Barrio Adentro en Carabobo que, a su vez, los entrega al hospital, sin embargo queda a discreción del ente el monto. Tal información no ha podido ser aclarada con las autoridades del Ejecutivo.
A pesar de esto, la diputada Sampedro sostuvo que Barbour negó haber recibido recursos por motivo de presupuesto en 2012 y hasta ahora la CHET se ha sostenido con dinero del año pasado. Esto ha traído como consecuencia que todos los pacientes deban comprar insumos y medicinas.
Neonatos contagiados permanecen aislados
Este jueves, Barbour informó que nueve de los recién nacidos contagiados con la bacteria Serratia marcescens permanecen aislados en el área de neonatología. Confirmó los tres casos nuevos de bebés con el germen que se registraron entre martes y miércoles de esta semana.
La última cifra oficial de víctimas que se conocía, data del reporte epidemiológico del 19 al 23 de marzo, donde resultaron 16 infantes afectados con Serratia. El segundo reporte corresponde del 20 de marzo hasta el 4 de abril, en el que aparecieron tres casos nuevos. Hasta la fecha se conoce un total de seis neonatos fallecidos por esa causa, dos de las muertes ocurrieron durante Semana Santa.
José Barbour manifestó sus condolencias a familiares de los bebés fallecidos por patologías asociadas a la Serratia. El doctor agregó que los nuevos casos han evolucionado de manera positiva con el tratamiento, al igual que los que llevan mayor tiempo, aunque su estado es más delicado por otras complicaciones que tienen desde su nacimiento.
La alerta epidemiológica en el área de maternidad decretada el 29 de marzo se mantiene. Barbour aclaró las demás áreas no están afectadas con Serratia, sin embargo son inspeccionadas.
La autoridad máxima del centro de salud confirmó que existen seis casos de bebés que portan la bacteria Klebsiella, pero no es una cifra que refiera una epidemia. Descartó la posibilidad de un brote de otras bacterias en las áreas del hospital.
Plan de contingencia
Barbour declaró que el plan de contingencia “ha dado sus frutos” al no registrarse decesos de neonatos en las últimas 72 horas. Entre las medidas es fundamental el lavado de las manos, se establece que los doctores porten su equipo de protección personal, mantengan comunicación con los pacientes y familiares de lunes a viernes a las 11:30 y 4:30 de la tarde. Los sábados solo el segundo turno.
Las áreas de parto, quirófano, reten A y B son desinfectadas, además se han realizado modificaciones a algunas estructuras, cambios de camas, evaluación de pacientes, redireccionar el recorrido de entrada y salida de la basura. Se logró que cada enfermera asista a un solo niño.
El director de la CHET indicó que al estar operativo el equipo de biología molecular Guefast 06, se podrá conocer el origen de la sepa reproductora de la bacteria. “se había detectado en una bañera, que ya fue eliminada” aseguró.
El centro médico tiene las medicinas para el tratamiento de pacientes contagiados, que se prevé para un margen de 20 días insistió Barbour.
Cocchiola pide emergencia técnica
El diputado a la Asamblea Nacional, Miguel Cocchiola, a través de un boletín de prensa exigió a las autoridades del hospital y a la ministra de Salud, Eugenia Sader a sincerarse con los problemas que presenta el centro asistencial, que aseguró debe decretarse en emergencia técnica. El diputado aseveró la existencia de tres bacterias, por lo que advirtió que otras áreas también están contaminadas.
Cocchiola explicó que el presupuesto asignado al recinto es insuficiente para ser un hospital (tipo 4) que recibe mayor demanda que otros, por lo que aumentan a diario las fallas y carencias. “La CHET es un caos total, debido a las malas políticas del centralismo, y la mezquindad que existe para colaborar con los gobiernos regionales para que se logre un buen servicio de salud gratuito para los venezolanos”.
CHET será demandada ante Fiscalía
Familiares de los afectados con Serratia acompañarán este viernes al diputado de Proyecto Venezuela en el Consejo Legislativo de Carabobo, Miguel Velásquez, quien introducirá una demanda ante el Ministerio Público del estado, contra las autoridades de la CHET “por la muerte de más de 100 neonatos y un considerable número de bebés que han resultado víctimas de la bacteria”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada