Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

domingo, 29 de diciembre de 2013

La enorme mayoría de venezolanos recibió con alegría y esperanza la reunión de alcaldes y gobernadores opositores con el Presidente en Miraflores. El grueso de la población, de lado y lado, está harto de confrontación, hostilidad y odio. Tiene sed de paz y anhela una "regularización de la guerra". Pero en Valencia se tiene un mal recuerdo de esos pactos, pues José Tomás Boves justamente en la Catedral de la ciudad engañó a los valencianos dispuestos a mantener la resistencia al dominio del caudillo realista, y cedieron ante el juramento que éste hizo en un Te Deum en dicho templo prometiéndoles respetar la dignidad del pueblo valenciano...Y a las pocas horas los mató a todos en el famoso "Baile de Boves" en lo que fue la sede del almacén "El pabellón Rojo"...Sin comentarios.

Notitarde 25/12/2013 

El bicentenario de Boves


Antonio A. Herrera-Vaillan
La enorme mayoría de venezolanos recibió con alegría y esperanza la reunión de alcaldes y gobernadores opositores con el Presidente en Miraflores.
El grueso de la población, de lado y lado, está harto de confrontación, hostilidad y odio. Tiene sed de paz y anhela una "regularización de la guerra". Apenas los partidarios de la "guerra a muerte" andan frustrados - pero quien primero defraude las esperanzas de convivencia saldrá perdiendo, y en grande.
La gente quiere entrar en una etapa más civilizada: armar el juego político en torno al debate de importantes líneas programáticas, con mutuo respeto y reconocimiento.
El dialogo podrá ser careta, pero el mero hecho que se la pongan dice mucho sobre los graves problemas de gobernabilidad que se avecinan.
Ciertos sucesores del difunto - verdaderos comunistas - sienten que el fin justifica los medios. Insistirán en remedar al fracasado modelo cubano. De ellos se puede esperar cualquier cosa.  Allá ellos: no todos los simpatizantes del occiso son comunistas, y eso hace que la ruta del diálogo sea mil veces más azarosa para rojos fanáticos que para una dirigencia democrática siempre presta a civilizar la política. Aquí quien resbala, pierde.
Fidel y nuestro difunto Dr. Jekyll jamás dialogaron, y si el actual inquilino de Miraflores intenta luego resucitar a Míster Hyde -  sin el carisma ni las divisas - se estrellará contra el sentir general del país.
De nuestro lado los mismos que promovieron las abstenciones agitan mucho lo de la "legitimación" del régimen. Es un argumento tan inútil como tantas posturas "legalistas" que nunca penetraron el sentir popular.
El régimen jamás tendrá legitimidad moral ni histórica por ser producto de un cúmulo de mentiras, abusos y trampas tan descarados que está marcado con el hierro de ilegitimidad por todos los tiempos. Se podrá reivindicar de otras maneras, pero no borrará su prontuario. Monagas libertó los esclavos pero jamás se lavó el asalto al Congreso.
Maduro, a pesar de todo, es reconocido "de facto" por una masa que vive del día a día, por los poderes prostituidos del Estado venezolano, y por el frío pragmatismo del mundo exterior, desde Washington hasta el Vaticano. Bajo tales condiciones seguir alegando "legitimismo" tiene tanto peso político dentro y fuera de Venezuela como las aspiraciones de los Borbones franceses.
Quedaremos expectantes y vigilantes, recordando al inmortal Billo cuando cantaba "año nuevo, vida nueva": En el deseo que en 2014 enterremos para siempre ese fantasma de Boves que en el nuevo año también cumple su bicentenario.
aherreravaillant@yahoo.com

Valencia resiste heroicamente el prolongado asedio del feroz Boves y sus tropas llaneras

Valencia resiste heroicamente el prolongado asedio del feroz Boves y sus tropas llaneras
Tal día como hoy, el 19 de junio de 1814, José Tomás Boves, al frente de 6.000 soldados, la mayoría de ellos llaneros de Cojedes, Apure y Guárico, puso sitio a Valencia (Carabobo).
Valencia estaba agobiada por la carencia de víveres y pertrechos. Desde 1813 estaba sometida a los constantes ataques de las guerrillas partidarias del Rey y la mayor parte de sus hombres, incluso niños de 14 y 15 años, habían perecido en las encarnizadas batallas libradas en La Victoria y San Mateo (Aragua) en el curso de 1814. Aún así los patriotas se negaron a rendirse ante Boves.
El sitio de Valencia duró hasta el 10 de julio. Los patriotas agotaron sus municiones y alimentos. Las crónicas de la época registran el drama vivido durante el asedio. Se alimentaban de cueros viejos. Muchos murieron de hambre.
Boves se burló de la capitulación como había hecho Domingo Monteverde en 1812 y, al rendirse los patriotas, hizo pasar a cuchillo a todos los oficiales y a quienes se le antojó entre la población blanca. Testigos, como Juan Escalona y Tomás de Heres, relatan que Boves hizo celebrar un baile para festejar su victoria. Invitó y obligó a bailar a numerosas familias del lugar. En medio de la fiesta mencionaba los nombres de quienes serían muertos y allí mismo eran lanceados por sus llaneros. El defensor de Valencia, general Juan Escalona, pudo salvarse al escapar a sablazos de los soldados enviados a capturarlo.

José Tomás Boves
Mientras estos acontecimientos pasaban con la emigración hacia 
oriente, el Taita Boves, entraba en Valencia el 11 de Julio, lo 
acompañaban tres mil hombres y don Manuel de Cajigal. En la casa 
capitular, los esperaban el comandante Juan de Escalona y el 
gobernador don Francisco Espejo, junto con todos los notables de la 
ciudad. Eran las once de la mañana y el calor empezaba a empegostar 
el aire. Boves se notaba jovial, al enfrentarse con Espejo le dijo: - 
“Yo a usted lo conocí en la Victoria hace dos años”. – Como Espejo 
tuvo una expresión sorpresa, Boves le aclaró: “Eso fue cuando la capitulación del año 
1.812, yo estaba con Antoñanzas,… y usted me impresionó mucho”, y Boves le dice 
con sorna: ¡Aquella frase suya que pronunció cuando firmó la capitulación! …dime, 
¿Qué es eso de “Loado”, sea el señor que nos permite volver a los legítimos dueños?... 
 Espejo percibiendo el reproche le explicó a Boves, con la mejor de sus sonrisas: 
¡Señor Boves!..Como lo dice mi nombre, soy un espejo de realidades – Yo devuelvo la 
luz que se me ponga enfrente, la razón la tienen siempre los que ganan… 
 Boves enserió el rostro y se apartó bruscamente hacia Malpica, un viejo amigo suyo, 
y muy amigo de María Trinidad. - ¡Carajo, Suizo, ni con asedio enflaqueces!...y le dio 
un fuerte abrazo. – Malpica, moviendo sus largas pestañas blancas (de albino), contestó 
zurrón: - ¿Y tú crees que yo soy pendejo?...Yo estaré sitiado, pero no embozado, cuando 
supe lo de la “Puerta”, me dije: “seguro que José Tomas se viene derechito para acá” y 
llené una doble pared que tengo en el sótano, de toda clase de víveres,…ya vas a ver el 
almuerzo que te tengo preparado para esta tarde… 
 La voz del padre llamozas se escuchó a espaldas de Boves. ¡Aquí está el muchacho, 
José Tomas…! – El caudillo se volvió bruscamente. - De la mano de su capellán, venía 
un niño de unos cinco años, con los ojos verddes y el pelo rojizo,…miraba a su padre con 
la sonrisa y la nariz de Marìa Trinidad. – José Tomas se quedó paralizado por un 
momento. Luego lo abrazó con sus grandes manos de oso pardo, y le clavó su nariz de 
gavilán sabanero en la mejilla… 
 En Caracas, “Doñana” recibió la noticia del degüello de su marido don Fernando de 
la casa grande de las Mercedes con paz y resignación, como si se tratara de algo 
natural. 
 Con uniforme de caballero de la real orden de Carlos III. Don Fernando fue 
enterrado en la capilla de San Felipe Neri en la Catedral, con la cabeza pegada a sus 
hombros. 

1 comentario: