Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

viernes, 14 de agosto de 2015

Debo confesar que disfruté este Editorial de "El Nacional", diario venezolano que siempre fue de "izquierda" pues su dueño el escritor Miguel Otero Silva y su esposa Doña María Teresa Castillo de Otero Silva eran comunistas y desde que leo este periódico nos metieron a Fidel Castro por los ojos y por todas partes, dada la moda que impuso a este mago negro en la cúspide de la idolatria de los "intelectuales" del mundo que obligatoriamente tenían que ser de izquierda...Yo nunca lo he sido ni lo seré, y tuve un tío fallecido a los 100 años que en mi infancia, específicamente a los 7 años cuando ganó la Revolución Cubana en 1959 y Fidel Castro bajó de la Sierra Maestra y vino a pactar con el Presidente de Venezuela Don Rómulo Bentancourt para obtener petróleo venezolano para sustentar su deseo imperial de expandir sus ideas en un Imperio personal que conformaría hecho el pendejo por toda América Latina, cosa que Betancourt paró y mi tío me enseñó a leer entre líneas la obra y discursos del "Caballo Castro", lo que nos ha costado todo el sangrero que se ha derramado en Venezuela desde las guerrillas que inmediatamente Castro organizó usando las jóvenes e inmaduras mentes de lo mejor de nuestros estudiantes que murieron como unos perros en las sierras y ciudades venezolanas siguiendo una ideología utópica, utilizados por Fidel Castro, hasta que llegó Hugo Chávez y le entregó al país en bandeja de plata, gracias a la magia negra de ese gran carajo viejo cagalitroso que cumplió 89 años jodiendo a América Latina, cual empleado de la CIA de USA. Realmente hoy a mis 63 años leer este editorial que está dirigido por Miguel Henrique Otero, hijo de los antes mencionados amigos del palero mayor de Cuba, me da alegría...


Un cumpleañero fracasado
El Nacional 13 de agosto del 2015.
Desde ayer comenzó la peregrinación latinoamericana a La Habana para celebrar los 89 años de vida de Fidel Castro. Como niños que anhelan un helado una tarde de domingo, van en caravana los fieles de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de nuestra América a rendir pleitesía a su guía y mentor, el hombre que maneja los hilos que permiten a los títeres moverse como si tuvieran vida propia cuando, en verdad, son el juguete de un dictador egocéntrico, especializado en hundir en la pobreza y la muerte a los pueblos que caen bajo su influencia.
Fidel Castro no ha logrado en estos años de vida un solo triunfo que no sea militar, como ocurrió en Angola y medianamente en Nicaragua. En Venezuela fue derrotado a pesar de haber enviado al frente de la invasión al general Ochoa, a quien luego fusiló por haber seguido al pie de la letra sus instrucciones para hacerse la vista gorda con los “narcovuelos” que cruzaban el espacio aéreo cubano, o cargaban combustible y lanzaban en las aguas territoriales su mercancía que luego iba a ser transportada a Estados Unidos en lanchas rápidas.
Ese ha sido siempre el doble juego de Fidel que nunca da la cara abiertamente o que se escuda en verdades a medias. Dijo decenas de veces que no era comunista y lo era, tal como lo confesó después de consolidar su poder; afirmó que los cubanos habían sido rescatados de las garras del “imperialismo norteamericano” y que él encabezaría el rescate de la dignidad nacional, de la soberanía en la explotación de sus riquezas naturales, que el pueblo cubano en su mandato alcanzaría el máximo y grandioso rango del “hombre nuevo” que sólo el socialismo puede implantar como sistema de gobierno.
Dijo que el pueblo cubano ahora sí podía actuar y hablar como un solo hombre y una sola voz. Lo que no dijo es que esa sola voz era la de él, una voz que no admitía ni crítica ni contradicción alguna tanto en lo político como en lo económico, en lo cultural o en lo militar, en lo sexual y en lo musical.
Cerró cualquier tipo de crítica con una de las frases más estalinistas y dictatoriales que se hayan pronunciado jamás: “Con la revolución todo, contra la revolución nada”. De un solo tajo de filosa espada dividió la sociedad cubana entre fieles y traidores, entre seguidores incondicionales y traidores en potencia a quienes era necesario vigilar, controlar y encarcelar.
Se consideró así mismo como un libertador que rescataría a América Latina de la tiranía de las potencias extranjeras pero, para la historia deja un hecho sorprendente e inolvidable: como mandatario resultó tan cínico que convirtió a Cuba en el único país de este continente con dos bases militares extranjeras establecidas simultáneamente: Guantánamo (Estados Unidos) y las instalaciones de cohetes que Nikita Kruschev (Unión Soviética) colocó subrepticiamente y que luego debió retirarlas deshonrosamente.
Hoy, en su cumpleaños, debería conmemorarse también el día en que Fidel Castro convirtió el Golfo de México en el más grande cementerio cubano del mundo.

SANTERIA

TEMAS ACTUALES DE SANTERIA, ORISHAS, PATAKIS, ORACULO, OBY, Y MAS

LUNES, 5 DE ABRIL DE 2010


FICEL CASTRO Y LA REGLA DE OCHA


Me permito compartir con ustedes, la siguiente investigacion que realice 
referente a la relación que guarda Fidel Castro con la Religion de Ocha, 
Como historia dentro de la santería, se cuenta que FIDEL CASTRO a la edad 
de siete años, tenía día a día fiebres muy altas, por lo cual una de las 
mucamas que tenían en la finca le dijo a la madre que lo llevara a un 
santero, quedando desde ese momento bajo la protección de Ochun.



El evento que marco el destino de Fidel Castro dentro de la Santería, se 

dio el día 8 de enero del año de 1959, cuando Fidel Castro entro triunfante 
al la ciudad de La Habana, Cuba, después de una revolución civil. Ese 
día cuando el comandante subió a un pódium, mientras daba un discurso 
al pueblo cubano, una paloma que volaba cerca de él, se le poso en el 
hombro izquierdo, en ese momento el pueblo cubano confirmo que 
Fidel Castro era el elegido, era el homo ocha, a partir de ese día, el 
pueblo cubano lo llamo él caballo. Dentro de la santería existe un PATAKY 
que explica que los grandes sacerdotes de la religión santera, serán 
aquellos que olofy los escoge, mandando que una paloma se les pose 
en el hombro izquierdo.



Un episodio más que quedo plasmado en la historia se dio, concretamente 

cuando el follón de los marielitos Fidel llamó al Babalao mayor de la Isla y se 
sacrificaron 30 Gñus, traídos para la ocasión. También existen datos verídicos 
los cuales se desarrollan en las elecciones de Venezuela, en las cuales Fidel 
Castro mandó a un grupo de santeros para que le hicieran un ritual a 
Chávez, que fue rociado con sangre de varias gallinas, publicándose fotos 
de ello en la revista Año Cero en donde incluso se menciona que Hugo 
Chávez sabe leer los caracoles.

Para los cubanos no constituye un secreto la vinculación de Fidel Castro con 

las religiones afrocubanas. Desde Yorubas hasta Espiritistas le han, 
en múltiples ocasiones, sonado los caracoles y tirado los cocos a Fidel 
Castro porque si algo preocupa al mayimbe principal es su futuro.

Se le vio vestido de blanco por única vez en una foto tomada en un viaje a 

Guinea, donde se comentaba abiertamente que se había hecho Santo Allí 
fue su Elbó y allí le leyeron su Itá.



El número 13 parece ser la fecha escogida por Fidel Castro, fue un 13 de 

julio de 
1963 que fueron fusilados 21 oficiales.

Fue un 13 de julio que Fidel ordenó hundir el remolcador 13 DE MARZO.





Un 13 de agosto, día de su cumpleaños en 1963, mando a hacer ebbo 
para salud.





Muchos se preguntaran la razón porque Fidel ha paralizado el país por la 
devolución de un niño desconocido, (recordar el drama de Elián González 
que llegó a Miami y fue entregado a Cuba en brazos de su padre enviado 
especialmente por Fidel a buscarlo, pues la madre del niño había muerto 
ahogada en su huida de Cuba a USA). La respuesta radica en Ocana Oyekún. 
Atormentado por tantos fracasos, el Comandante cada día se 
consulta con un interminable desfile de Santeros.



Y fue así que consultando los cocos sobre si seria arrestado en Estados 

Unidos cayeron las cuatro tapas: Okana Oyekún, las cuatro en negro, 
lo contrario de Alafia, hablaba Changó y la letra era mala en todos los 
sentidos.



Se trajeron Babaloches, Illalochas y Oluas para que aclararan con el Santo 

lo que estaba asando. Se pusieron en el suelo los cuatro pedazos de coco 
frente al santo. Hablaron Orishas y muertos y se comenzó a moyubar. 
Obinú Ikú, Obinú Ano, Obinú Eyo y se pusieron pedacitos de coco frente 
al Santo. AKUE YE respondía el enfurecido Mayimbe en jefe. Se consultó a 
Oggun, Ochosi, Obatala, Changó, Yemayá, Ochun Osaian y Orunmila y todos 
contestaron menos Eleggua, el que Fidel necesitaba desesperadamente 
para que le abriera los caminos, pero la única respuesta era Ocana Oyekún, 
siempre no, un no certero, letra que siempre anuncia muerte.



Eleggua seguía sin responder. Sacrificaron ratones blancos, gallos finos, 

jutías, monos, chivos, toros, carneros, bueyes y venados, pero 
Eleggua no se manifestaba. Al mismo tiempo un pequeño llamado Elián 
se abría paso entre las olas. Era inevitable que el dramático hallazgo 
de un niño, protegido por delfines que sobrevivía milagrosamente sin 
quemaduras de sol y era acogido por el exilio desatara la desenfrenada ira 
del Mayimbe en jefe.



Ese era su Eleggua y había que devolvérselo a como diera lugar. El 

ultimátum era de 72 horas, era también el aullido de una fiera herida. El 
resto es historia, un país movilizado por un capricho, un país paralizado 
por un hombre esquiciado que insiste en recuperar su suerte. Los 
simbolismos eran inevitables. Eleggua es un niño travieso, el Santo mimado 
de los dioses, el que come primero, el que abre los caminos. A quien 
pierde a Eleggua "todo le va pa'tras". Los que conocen del nacimiento de 
Eleggua saben que se trataba de una madre que tuvo dificultad para 
concebir y un día caminando a espaldas de la luna se alejo de la aldea y 
sentándose bajo un cocotero vio un coco caer que parecía brillar con luz 
propia y al beber de su agua se volvió fecunda.

No escaparía a Fidel, que todo lo mando a investigar sobre el niño, el 

simbolismo con la madre que perdió 7 embarazos antes de concebir a 
Elián.



Eleggua, el escogido, el niño que abre caminos se le alejó a Fidel y con 

él su suerte. No debe quedar duda de porque hay que regresar al 
pequeño príncipe en Cuba.



No es de extrañar que el propio Fidel dirija la batalla, aunque los Orishas 

pidan, una vez más, ebbo.

Por último datos consultados en Matanzas Cuba, se afirma que FIDEL 

CASTRO corono Odudua el cual es el fiscal de la religión Yoruba y el santo 
que le realizaron fue Obatala, sus atributos de santo y demás estan en 
una casa finca en el Wajai.
NOTA: Mírenle las manos y uñas de Fidel Castro...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada