Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

viernes, 21 de agosto de 2015

Una vez más mostramos nuestra preocupación por el retraso del Concejo Municipal en la sanción de la Ordenanza sobre el Cronista de Valencia. Dicho tema preocupa mucho a la ciudad, y muy especialmente a nuestro alcalde Miguel Cocchiola; muchos se preguntarán el por qué de esa preocupación ante los otros problemas del municipio y el país.

Valencia, 460 páginas llenas de historia


Santiago Rodríguez. (Notitarde/ 20 de agosto 2015, pág. CIUDAD/5)
Valencia, 460 páginas llenas de historia (2486318)
Santiago Rodríguez.
Una vez más mostramos nuestra preocupación por el retraso del Concejo Municipal en la sanción 
de la Ordenanza sobre el Cronista de Valencia. Dicho tema preocupa mucho a la ciudad, 
y muy especialmente a nuestro alcalde Miguel Cocchiola; muchos se preguntarán el por 
qué de esa preocupación ante los otros problemas del municipio y el país.

Déjenme decirles que para quienes amamos esta ciudad no hay un gramo de exageración. Me 
lo hizo entender, en cierto modo, un librero de la calle Rondón. Me ofreció un viejo libro sin el 
título en la portada, llamado Desde el Jardín , de un autor que yo había leído hace muchos 
años de apellido Kosinski. El protagonista, Chance Gardiner, es un hombre que ha vivido 
toda su vida en una mansión como jardinero. No sabe hacer otra cosa; soloTRABAJAR 
en el jardín y ver televisión en sus ratos de ocio. Todo lo que conoce del mundo es lo que ve 
en la pequeña pantalla hasta que el dueño de la casa muere y es echado a la calle. Al ser 
atropellado por una adinerada dama, lo llevan a la casa de esa influyente familia hasta sanar 
sus heridas, lo que crea una enorme confusión entre sus amigos, siendo uno de ellos el propio 
Presidente de EE.UU, y otro, el Embajador de la Unión Soviética ante la ONU. Su 
ascenso en los medios norteamericanos y mundiales es tal, que la KGB, policía secreta rusa, 
busca conocer su pasado; algo imposible, pues no existe documento o testigo de la existencia 
de aquel hombre que nunca conoció el mundo exterior. Ante esa realidad, a Chance Gardiner 
comienzan a llamarlo con el código secreto de una página en blanco .

Valencia ha llenado ya 460 páginas de rica historia, su conocimiento es lo único que nos 
sirve para defenderla, porque la memoria nos enciende el orgullo local, lo que somos y 
podemos llegar a ser. Hay una frase de Simón Bolívar, dirigida al Gran Mariscal de 
Ayacucho, Antonio José de Sucre, que calza perfecta para Valencia: La Gloria está en 
ser grande y ser útil . Valencia ha sido grande y ha sido útil, pero si dejamos perder su 
historia, si descuidamos y abandonamos las preciosas páginas de su quehacer histórico, 
de nada habrá servido el esfuerzo de los valencianos que la forjaron, al quedar sin guía 
profesional ni ética que marque el rumbo de las nuevas generaciones. Por eso es importante 
el cronista. Y por eso es importante la Ordenanza sobre el Cronista.

A los concejales les digo: amigos, no permitamos, ustedes y nosotros, que las nuevas 
generaciones crezcan creyendo que Valencia es una página en blanco , cuando tiene 460 
páginas bien llenas que representan un modelo para la acción y el progreso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada