Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

viernes, 28 de agosto de 2015

Talento cultural en el Ateneo Popular de La Isabelica

En La Isabelica se brinda apoyo a los artistas emergentes de las comunidades del sur de Valencia

Talento cultural en el Ateneo Popular de La Isabelica


La pasión que siente Leobaldo por la música es expresada en cada nota que genera con su guitarra. (notitarde/Jennifer Anais Infante)
Talento cultural en el Ateneo Popular de La Isabelica
Astrid Padrón de Silva
Valencia, 20 de agosto de 2015.- Leobaldo Villegas es un joven valenciano de 16 años
al que le encanta la música, especialmente la guitarra. Él tiene una personalidad
muy tranquila y una filosofía de vida pacifista que quisiera contagiar a la juventud
actual. Es sus ratos libres Leobaldo toma clases de vocalización y guitarra en los
espacios del Ateneo Popular de La Isabelica, varias veces por semana y está
trabajando para comprar sus propios instrumentos y llevar un mensaje de paz.

Al igual que Leobaldo, otros adolescentes, niños y adultos tienen la oportunidad
de desarrollar sus talentos culturales en este espacio dedicado a la educación
integral de los habitantes del sur de Valencia.

Yo quisiera que los chamos dejaran la violencia y se unan a la cultura de la paz,
que tengamos una sociedad sin discriminaciones raciales, sin distinciones de ningún
tipo , contó este aspirante a cantante que viaja cada tarde desde Calicanto a la
Isabelica para formarse como un nuevo talento local. El Ateneo nació en el año
2005. Su presidente, Gerardo Urbina, trabaja durante todo el año para brindarles
a las personas la oportunidad de cambiar su estilo de vida, además de contar con
la posibilidad de que los jóvenes tengan un ambiente más amigable en donde
socializar.



Talleres a bajo costo

A propósito de la temporada vacacional, Urbina preparó junto a sus colaboradores,
un cronograma de talleres en diferentes áreas de música, danza y artes plásticas,
que están a la disposición de niños y adolescentes con edades comprendidas entre
los 3 a los 17 años, así como cursos de corte y costura y salsa casino para los adultos.



Instrumentos para estudiantes

La mayoría de los jóvenes que estudian música en estos espacios no cuentan con
instrumentos propios, algunos de ellos comparten la guitarra, al tiempo que
trabajan para adquirir una propia, bien sea artesanal que ronda los 7 mil bolívares
o una profesional que supera los Bs. 50. Sobre este particular, el joven Villegas
comentó que de contar con apoyo económico la juventud se inclinaría más a este
tipo de actividades con expectativa de desarrollar una carrera profesional. Cada
clase recibe a unos 15 participantes para garantizar la calidad del aprendizaje,
según sea la disciplina.



Es esencial apoyar la cultura

Las instalaciones del lugar están tan aptas como la cantidad de recursos auto
gestionados que permiten mantenerlas. Todos los cursos que se ofrecen a la
colectividad tienen un bajo costo, precisamente porque la intención es que sean
accesibles para todas las personas. Sin embargo, el lugar tiene requerimientos
que merece la pena atender. El salón de usos múltiples, donde generalmente
se realizan presentaciones de danza o exposiciones de artes plásticas amerita
primordialmente de iluminación y pintura. Mientras que el techo luce bastante
deteriorado, a pesar de los murales multicolores que revisten las paredes internas
del salón. Por lo que Urbina expresó que cualquier ayuda de la empresa pública
o privada sería bien recibida por todas las personas que se benefician del
funcionamiento del Ateneo Popular.

Urbina, junto al equipo de colaboradores que allí hacen vida, no pierde la fe de
que llegue el día en que el amor por la cultura prevalezca y se convierta en un
eje primordial de la educación que ayude a la sociedad a superar los retos que
se presentan día a día. Muchas madres que acuden a este sitio esperan ofrecer
un entorno distinto a sus hijos, uno que esté alejado de la violencia y el peligro
que hay en las calles. Aquí nos esforzamos en ofrecerles un futuro de buenas
oportunidades a los niños.

Contáctanos por:

Surnotitarde@gmail.com

Twitter: @Surnotitade

Teléfonos: 0241-850.15.11

0241-850.15.17
  • Talento cultural en el Ateneo Popular de La Isabelica
    El techo y las paredes del lugar necesitan reparaciones.
  • Talento cultural en el Ateneo Popular de La Isabelica
    Conductores esperan que se corrija el bote de agua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada