Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

sábado, 3 de noviembre de 2012

Aqui hay una prueba del poco conocimiento que los propios valencianos tienen de su historia y ancestros, demostrado con creces ahora, que se vive la tragedia del Lago de Valencia, que se había anunciado desde los años 60. Repito, ninguno de los entrevistados hace ni siquiera una mención de la gente que experta como era, estudió ese problema. Duele ver la falta de continuidad en la investigación que se ha manifestado en el país al despreciar la bibliografía existente, cuando es tan necesaria su utilización. Ese es el proyecto país que conocí y para el que me preparé...Hoy veo cómo las cosas pasaron y como los habitantes de Macondo, fuimos atacados de verdad por la peste del olvido.


Iglesia lamenta decisión Polémica en Valencia
por cambio de símbolos


"Exigimos que la imagen de la Virgen del Socorro, permanezca fuera de toda diatriba política", señaló padre Pedro De Freitas.

Beatriz Rojas
Alfredo Fermín

Ante el actual cambio de los símbolos cívicos de Valencia, gran rechazo y aceptación han surgido en los últimos días en el corazón de los ciudadanos, quienes en medio de esta diatriba, que según muchos afirman, tiene tintes políticos, desconocen los hechos que dieron pie al surgimiento del escudo y la bandera de nuestra creciente metrópolis.

El padre Pedro De Freitas y otras personalidades de la ciudad, fueron consultadas por El Carabobeñosobre la decisión del Concejo Municipal de Valencia de cambiar la bandera de la ciudad, en la que se sustituye a la patrona de la ciudad por una cerámica indígena a la cual le dieron el nombre de venus de Tacarigua.

La bandera de Valencia data de 1992, cuando fue aprobada la Ordenanza sobre Símbolos Cívicos. Su autor fue el artista Pedro Gramcko. Consta de dos franjas verticales rojo escarlata y una franja central color amarillo, donde está el escudo de la ciudad. 

En la franja roja adyacente al asta se encuentra la imagen de la Virgen del Socorro, patrona de Valencia, y la Casa de la Estrella, donde se declaró en 1830 la separación de la Gran Colombia.

"Es lamentable lo ocurrido, por lo cual exigimos que la imagen de la Virgen del Socorro, patrona de Valencia, permanezca fuera de toda diatriba política y no esté en una bandera, como la que se aprobó, que no representa el sentimiento de los valencianos", declaró el padre Pedro De Freitas, párroco de la Catedral donde se venera la imagen desde hace cerca de 400 años.

Para ese momento, el proyecto fue respaldado por el alcalde Omar Sanoja; el Cronista de la Ciudad, Guillermo Mujica Sevilla, y por un equipo de expertos, entre ellos Oswaldo Feo Caballero y Julio Centeno. Tras algunas correcciones al dibujo de Moller, realizadas por Pedro Gramcko, la Cámara Municipal lo aprobó, de acuerdo a una ordenanza publicada en Gaceta Municipal en 1992.

Por tal motivo, el párroco espera que las personas nombradas por el Concejo Municipal para ahora cambiar el Escudo, “que viene de los tiempos de la Colonia, sino tienen conocimientos de heráldica, historia, ni de la tradición cultural de Valencia, tengan prudencia. Que sepan respetar la identidad, manifiestamente religiosa, expresada en ese símbolo con la imagen de la Anunciación a María, bajo cuya advocación fue puesta la ciudad y de San Juan Bautista, patrono de Borburata, de donde vinieron nuestros primeros pobladores", declaró el padre Pedro De Freitas.

El escudo de Valencia es el símbolo cívico más antiguo que tiene la ciudad, cuyo primer dibujo se dio a conocer en el año 1804, que al igual que el acta de fundación de Valencia, el original del escudo nunca apareció, pues se supone que fue quemado por piratas franceses que asaltaron la ciudad en 1677, según testimonios de historiadores.

Para 1955, con motivo de la celebración del cuatricentenario de Valencia, el ayuntamiento aprobó una versión del escudo con la cual no estuvieron de acuerdo los especialistas, por lo cual hubo una controversia que condujo a que se le encargara a don Carlos Moller, experto en historia colonial y heráldica, una reproducción lo más ajustada a la verdad histórica.

El proyecto fue respaldado por el alcalde Omar Sanoja; el Cronista de la Ciudad, Guillermo Mujica Sevilla, y por un equipo de expertos, entre ellos Oswaldo Feo Caballero y Julio Centeno. Tras algunas correcciones al dibujo de Moller, realizadas por Pedro Gramcko, la cámara municipal lo aprobó, de acuerdo a ordenanza publicada en Gaceta Municipal en 1992.

Colaboraron en el rescate del escudo, Oswaldo Feo Caballero y Julio Centeno, sobre bases de las actas del Concejo Municipal de Valencia, con contribución de otros historiadores, entre ellos Rafael Saturno Guerra, primer cronista oficial de Valencia y Enrique Bernardo Núñez, primer cronista oficial de Caracas, y con contribución artística de Pedro Gramcko.
__________________
{...}Paco se fue, pero su obra está allí. Obras y no palabras. Obras y no promesas. Obras y nada más. Suficiente para decir que Paco Cabrera fue el gran Alcalde de Valencia, que la balanza de su juicio está inclinada a su favor y que sus palabras íDalo por Hecho! fueron la más grande verdad de su gestión y también de su vida.
*NEOValencianidad ©

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada