Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

sábado, 3 de noviembre de 2012

Oswaldo Feo Caballero, quien ha dedicado su vida al estudio de la historia valenciana, manifestó que en otra oportunidad el actual concejo municipal hizo el mismo anuncio "por el empeño que existe en borrar la historia de la ciudad para imponer la versión del gobierno, que no se adapta a la realidad histórica".


Artículo publicado el: 30/11/08




Diario El Carabobeño

Oswaldo Feo Caballero, "No podemos borrar el pasado"
Valencia es una ciudad de origen auténticamente español
Alfredo Fermín

Oswaldo Feo Caballero considera que el alcalde electo, ingeniero Edgardo Parra, debería consultar la opinión de todos los sectores y de las instituciones antes de cambiar los símbolos de esta ciudad, especialmente de su escudo, que data desde 1804, antes de la Independencia.

"El alcalde Parra dijo que una de sus primeras decisiones será cambiar los símbolos de Valencia para ponerlos más autóctonos. Pero no creo que los que imponga el nuevo gobierno tendrán mayor validez que los que tradicionalmente ha tenido nuestra ciudad", comentó el historiador.

Oswaldo Feo Caballero, quien ha dedicado su vida al estudio de la historia valenciana, manifestó que en otra oportunidad el actual concejo municipal hizo el mismo anuncio "por el empeño que existe en borrar la historia de la ciudad para imponer la versión del gobierno, que no se adapta a la realidad histórica".

Valencia -aseguró- es una ciudad de origen auténticamente español, porque fue fundada por conquistadores que vinieron con sus familias, procedentes de Borburata, huyendo de los piratas que tenían azotado a aquel puerto. Aquí no había poblados indígenas. Y fue por esa tradición ancestral que nuestra ciudad se mantuvo fiel a la corona española durante los primeros tiempos de Independencia. Esto ha sido muy criticado, pero fue la decisión de un pueblo".

Feo Caballero argumenta que "ésa es la verdadera tradición autóctona, que debe respetarse. El actual escudo no puede cambiarse porque es un símbolo que viene desde 1804, cuando el ayuntamiento así lo declaró. Para mí, ese escudo tendrá más validez que el que diseñe la comisión que nombre el señor alcalde, porque lo respalda una tradición de más de 200 años".

"Las tradiciones de los pueblos hay que respetarlas, sean criollas o venidas de España. Lo importante es que el pueblo las tenga como suyas. Porque si nos atenemos al propósito del alcalde tendremos que cambiar como patrona de Valencia a la Virgen del Socorro, que la trajeron de España, y denigrar del Libertador Simón Bolívar que era de linaje aristocrático", argumentó.

El escudo de Valencia está dividido en cuarteles, en los que está la Virgen de la Anunciación, cuya fiesta es el 25 de marzo por lo cual en esa fecha se celebra el día de la ciudad. En otro cuartel está San Juan Bautista, en recuerdo a que sus fundadores vinieron de San Juan de Borburata. Y está rodeado de un águila bicéfala que era el símbolo de los Ausburgo, que era la casa reinante en España cuando tuvo lugar la fundación. No podemos borrar el pasado. Tiene además un par de columnas, una dice plus y otra ultra, significando que desde el descubrimiento de América más allá hay otro mundo.

El destacado cronista de Valencia recordó que la bandera de Valencia tiene colores que recuerdan a los de la bandera española, pero no porque se trate de un culto a la Madre Patria sino porque, de acuerdo a investigaciones que se hicieron durante el gobierno del alcalde Argenis Ecarri, son los colores que han caracterizado a Valencia.

"Pienso que el alcalde Parra tiene buenos proyectos pero creo que, cuando se trate de tomar decisiones sobre la historia, debe haber una consulta amplia con todos los sectores y no sólo atendiendo principios ideológicos. No hay que perder tiempo en estas cosas, hay otras prioritarias. Porque los símbolos sólo los impone el pueblo y la gente está muy contenta, al menos con el escudo", sentenció Feo Caballero.

Seguridad y su limpieza, prioridades para la ciudad

Ante el anuncio del alcalde electo, Edgardo Parra, de cambiar los símbolos de Valencia, el dirigente político Miguel Parra, señala que antes de tomar decisiones hay que preocuparse por devolverle a la ciudad su seguridad y su limpieza.

"Hay que preocuparse -propone- por los servicios públicos que son competencia de la alcaldía: control del tránsito, limpieza de los drenajes, ornato, entre muchas otras funciones que son de su competencia".

"Miguel Parra dijo que los símbolos de la ciudad, entre otros su escudo, tienen una tradición desde la fundación. Nuestra tradición española se ha mantenido, por ser la Valencia del Rey, cuya connotación histórica es de gran importancia en el país. El escudo de la ciudad es uno de los elementos, que forma parte del sentido de pertenencia entre la urbe Valenciana y sus habitantes, por lo cual, mal podría este ciudadano pretenderle quitar o cambiar un elemento fundamental de conexión entre los valencianos y su ciudad".

El ex presidente de la Asamblea Legislativa asegura que, hasta ahora, "no hay nada claro sobre el aporte cultural que, sobre la ciudad, produjo la comunidad indígena que pobló las inmediaciones de la Laguna de Tacarigua o Lago de Valencia, por lo que cualquier interpretación, en este sentido, para cambiar los símbolos, es pura "patraña revolucionaria" de los comunistas que usurpan la alcaldía de Valencia.

"Quiero decirle al alcalde electo que, el único movimiento cultural, nacido en la ciudad bajo la inspiración del Indio Guacamaya, fue el Imperio del Norte, por lo que le invito a que averigüe sobre él", expresó Miguel Parra. (AF)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada