Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

domingo, 11 de noviembre de 2012

Nuestras palabras de condolencias al Arq. Franz de Jesús Rísquez Clemente, su sobrino

El carabobeño 11 noviembre 2012
“Rosario Clemente entregó su vida a Dios”

Rosario Clemente fue la eterna secretaria de la Arquidiócesis de Valencia

 Rosario Clemente Lange, la eterna secretaria de la Arquidiócesis de Valencia, falleció ayer al mediodía en el santuario de María Auxiliadora del Colegio Don Bosco, después que recibió la comunión en la misa solemne de ordenación de cuatro sacerdotes y de un diácono, que fueron sus alumnos en el Seminario Nuestra Señora del Socorro. 
La profesora se encontraba delicada de salud, pero ayer pidió que la llevaran a la misa de ordenación de sus alumnos  los diáconos Juan Rodríguez, Edwin Jiménez, Wernjer Colmenares y Javier Rodríguez y del diácono Joel Zerpa. La liturgia fue presidida por el señor arzobispo Reinaldo Del Prette y concelebrada por Joel Núñez, rector del Seminario y por monseñor Ricardo Guerra. 
En silla de ruedas fue conducida al altar para comulgar y, una vez recibido el sacramento de  la comunión, expiró lo que conmovió tanto a los sacerdotes como a la feligresía que llenaba el espacioso templo en el Colegio Don Bosco. 
Después de que fuera directora del Colegio de Lourdes y de haber dejado la vida religiosa en la congregación de San José de Tarbes, Rosario Clemente estuvo al frente de la secretaría de la arquidiócesis donde fue asistente de los cardenales José Alí Lebrún Moratinos y Jorge Urosa Savino y de los arzobispos Luis Eduardo Henríquez y Reinaldo Del Prette. Colaboró además con el tercer obispo de Valencia, monseñor Gregorio Adam. 
Había nacido en en La Haya, cuando su padre Jesús Clemente Rovaina ejercía en aquella ciudad holandesa el cargo de ministro consejero de la embajada de Venezuela en los Países Bajo, acompañado de su esposa Rebeca Lange Ricardo  y sus demás hijos. 
A los doce años vino a Venezuela para continuar su educación y en 1943 ingresó a la congregación de San José de Tarbes, que poco tiempo después la designó directora del Colegio de Lourdes de Valencia. En ese cargo estuvo hasta 1955 cuando debió seguir la licenciatura para continuar al frente de esa unidad educativa, cuya sede en la avenida Bolívar fue construida durante su gestión. 
En una entrevista concedida a El Carabobeño el 17 de abril de 2011, le fueron consultadas las razones por las cuales dejó la congregación: “una tiene que tomar decisiones en la vida. Dios tiene sus caminos y nos los marca. A raíz de mi retiro de la congregación yo seguí trabajando igual con la Iglesia. Monseñor Henríquez me autorizó para que hiciera efectiva mi decisión, él sabía por qué. Hubo muchos cambios después del Concilio Vaticano II que no me gustaron”. 
Como profesora de Idiomas,de Arte y Literatura, Rosario Clemente estuvo ejerciendo en el Colegio Lourdes y en el Seminario de Nuestra Señora del Socorro durante 60 años. Se le consideraba una excelente profesora pero muy estricta.Como secretaria de la arquidiócesis trabajó hasta el año pasado, cuando su salud comenzó a disminuir. 
Su cuerpo está siendo velado en la funeraria Quo Vadis, al lado de la torre Exterior de la avenida Bolívar. El próximo lunes, a las 8 de la mañana, en la Catedral será celebrada una misa exequial de cuerpo presente. Atendiendo su voluntad será cremada y sus cenizas reposarán en la iglesia de El Viñedo.(AF)


El Carabobeño 13 noviembre 2012

Arquidiócesis despidió con honores a Rosario Clemente

 Rosario Clemente, secretaria de la Arquidiócesis de Valencia durante 40 años, fue despedida con honores durante un funeral celebrado en la Catedral, presidido por el arzobispo Reinaldo Del Prette, quien calificó a la distinguida educadora, de virgen entregada a Cristo al servicio de su  Iglesia”. 
En la Arquidiócesis de Valencia Rosario Clemente fue  asistente de los cardenales José Alí Lebrún y Jorge Urosa Savino y de los arzobispos Luis Eduardo Henríquez y Reinaldo  Del Prette. Antes de ese ejemplar desempeño fue religiosa de la congregación de San José de Tarbes, con el nombre de sor Teresa, y directora del Colegio de Lourdes en esta ciudad, cuya sede en la avenida Bolívar fue construida durante su gestión. 
El fallecimiento de la muy estimada dama fue tan sorprendente, que ha sido calificado de un privilegio concedido por Dios, debido a que estando enferma pidió que la llevaran el sábado al santuario de María Auxiliadora a la misa de ordenación de cuatro sacerdotes y un diácono, quienes fueron sus alumnos. Inmediatamente después de comulgar expiró dulcemente.
Al finalizar la misa la soprano Margarita Marrero interpretó canciones religiosas y se efectuó el rezo del santo rosario. El cadáver fue cremado en el cementerio Campos de Paz, de San Joaquín. 
El velatorio se efectuó en la funeraria Quo Vadis y luego el cuerpo fue  trasladado a la Catedral donde monseñor Del Prette presidió una misa exequial de cuerpo presente con la participación de monseñor Tulio Ramírez Padilla, obispo auxilar de Caracas, vicarios  y sacerdotes de la arquidiócesis y alumnos del Seminario Nuestra Señora del Socorro, cuyo coro estuvo encargado de los cantos religiosos. 
En la oración fúnebre, monseñor Del Prette destacó la amistad, la compañía y la permanente presencia de Rosario en nuestra Arquidiócesis de Valencia. 
El cardenal Jorge Urosa Savino, arzobispo de Caracas, envió un mensaje en el que recordó que, durante los 15 años de su episcopado en Valencia, Rosario Clemente fue una insigne asistente siempre leal, atenta y cordial, cercana y diligente, pues veía, en los obispos, a Cristo presente en la Tierra.(AF)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada