Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

sábado, 3 de noviembre de 2012

Justamente Ingenieros expertos como Alberto Bockh vinieron de otros países con su carga de conocimientos que pusieron a la orden del país. Bockh, Janos Magasrevy, Julio Bando son húngaros, y no se les menciona en nada, cuando dejaron una huella imborrable en las especialidades donde ejercieron sus profesiones...(Historia de una tragedia X)





Título: Centro de recepción de inmigrantes. El Trompillo
Autor: Oswaldo Feo Caballero
Año: 1997
No. Pág. 69
Resumen: La inmigración ha sido un factor decisivo en el crecimiento y desarrollo de los pueblos. Prácticamente todas las naciones del mundo han tenido la posibilidad de recibir en su suelo a contingentes migratorios que ratifican la condición misma de la especie humana.
Necesidades y penurias; afanes y sueños; deseos de conocer o de cambiar de vida, han sido elementos que han significado la rotación del hombre de un lugar a otro. Ciertamente, el balance de la inmigración en Venezuela es notable, pues buena parte de la evolución socio-económica y cultural del país se debe al esfuerzo y la capacidad de trabajo de venida de otros predios que, pacífica y voluntariamente, se han integrado a la dinámica de nuestra nación.
En estas páginas, Oswaldo Feo Caballero nos relata en forma amena y detallada las vivencias y situaciones diversas que ocurrieron durante la cuarta década del siglo, en el Centro de Inmigración “El Trompillo”, ubicado en la población de Güigüe del estado Carabobo. El Trompillo significo una suerte de espacio simbólico donde los inmigrantes de entonces tuvieron la seguridad de albergarse y recibir el afecto necesario de los difíciles “primeros días” en cualquier tierra extraña.
Libro documento que recoge historia fundamental de Carabobo, uno de los estados con mayor inmigración en Venezuela, antes y ahora. Para Carabobo esta realidad se ha convertido en factor esencial para que sea la región más desarrolladas del país, tanto social como económicamente y la más atractiva para la inversión privada.
Con este libro, Feo Caballero, confirma su vocación de estudio por el tema de las inmigraciones, de importancia capital en el abordaje del conocimiento que queremos tener de este nuevo país, que es Venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada