Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

jueves, 19 de julio de 2012

Desde hoy ofrezco mis servicios para elaborar la carta natal como una forma de servicio personal a quien la solicite para ayudar, como lo ha hecho conmigo, en estos momentos cruciales de la vida personal y colectiva de toda la humanidad...Soy Cosmobióloga graduada después de 2 años de clases con la maestra FANTINA IRIBARREN, entre 1982-83. Creo que ya debo asumir mi papel conocido por muy pocos y aplicado más para analizar a Valencia, cuando estaba en ejercicio público como Investigadora en Carabobo


In memoriam de Fantina Iribarren, tercera
de izquierda a derecha en la fila del fondo de pie



OUTLET DE ASTROLOGÍA MUY BÁSICO. -EL LENGUAJE DE LOS ASTRÓLOGOS

Para el estudio de cualquier ciencia, o manifestación cultural, es necesario conocer previamente el lenguaje en el que se expresará, pues la manera de expresarse de las diferentes modalidades culturales no siempre se realiza a través de las palabras o de conceptos concretos.
.
-En las ciencias "formales", como las matemáticas, la química o la física, se utilizan como medio de expresión las abstracciones matemáticas, geométricas y el lenguaje concreto, mientras que para expresar el fenómeno cultural astrológico utilizamos las abstracciones matemáticas y los ángulos geométricos unidos al lenguaje simbólico.
.
En ambos casos se trata de lenguajes legados por la tradición cultural de los pueblos que nos han precedido en el tiempo. Se hable de matemáticas o de astrología.
.
En cierta medida se puede comparar la Astrología con las Matemáticas puras, ambas son ciencias muy antiguas y afines, tanto que en un principio estaban unidas, aún hoy día, la manera de designar un matemático y a un astrólogo en la India se realiza a través de la misma palabra.
.
Este lenguaje que utilizamos los astrólogos, de ningún modo es irracional, sólo tiene un orden de desarrollo lógico diferente, como ocurre con otras manifestaciones culturales como son la música, las artes o el psicoanálisis.
El mecanismo de la mente humana no es un programa informático sujeto a un código único de comunicación, percepción o comprensión de la realidad que nos rodea. No sólo pensamos utilizando palabras o números, sino que pensamos en imágenes.
.
Nuestra manera de pensar no se diferencia de la del hombre primitivo, salvo que el hombre actual ha desarrollado diferentes lenguajes con distintos signos para expresar palabras o pensamientos.
El hombre primitivo, al regresar a la caverna, después de un accidentado día de caza, solo podía narrar lo acontecido a través de sonidos que acompañaba con gestos e imágenes, como aún se pueden ver en ciertos afloramientos de pinturas rupestres. Las repetición de esas imágenes las fueron reduciendo a símbolos hasta formar palabras y por fin un lenguaje.
.
El lenguaje de la Astrología es un compuesto de símbolos y arquetipos o patrones de conducta humanos. Este lenguaje es muy parecido al proceso de sintetización del pensamiento, una vez aprendido es afín a cualquier otro idioma, de hecho el lenguaje astrológico transciende las fronteras lingüísticas naturales y es de índole universal.
.
-No importa la nacionalidad, la raza, el sexo o el idioma original de cada persona. Comprender el lenguaje astrológico es más parecido a entender la música, las artes o el alma humana, que al recuento numérico de las matemáticas o la inacabable clasificación de las especies botánicas.
.
El lenguaje simbólico y la comprensión de los arquetipos, se aprende activando el lado derecho del cerebro, cerca del área del sentido musical, del sentido del humor y del sentido religioso, es decir, el lado de la mente abstracta.
.
Los seres humanos de las épocas pasadas -quienes originaron la cultura en la cual estamos insertos en la actualidad- razonaban con números y con figuras geométricas para resolver problemas de toda índole, tanto en el terreno de lo práctico como en el de los conceptos abstractos. Estos mismos razonamientos geométricos y numéricos también se aplicaron para resolver problemas humanos y religiosos.
.
La Astrología de nuestro tiempo se ha quedado entre estos dos terrenos y se aplica preferentemente para resolver problemas humanos, manteniendo un lenguaje numérico y geométrico, y otro relacionado con los arquetipos o modelos primordiales que conservan el nombre de los dioses antiguos, de tal manera que en Astrología es muy corriente hablar de dioses, de figuras geométricas y de números.
.
En el lenguaje astrológico, los números , los ángulos geométricos y los dioses se entienden de manera diferente a como lo hacen las ciencias aplicadas cuando utilizan los números y la geometría, y por supuesto la referencia a los dioses nada tiene que ver con los conceptos religiosos al uso.
.
En el lenguaje astrológico, utilizamos los nombres de los dioses antiguos en un sentido simbólico, no religioso ni místico Para nosotros, los dioses antiguos son como campos mórficos de memoria que actúan como patrones de conducta que están insertos en el inconsciente colectivo de la humanidad, que nos afectan de una manera notable y que resultan posibles de conocer.
.
Desde el punto de vista astrológico, los arquetipos, son modelos humanos puros, patrones de conducta que nos unen con el cielo, que nos permiten conocernos mejor, pero nada tienen que ver con el sentimiento religioso, ni místico.
.
-Los dioses de los que hablamos en Astrología, solo pueden ser el reflejo velado y escindido de una presencia mistérica inextrincable, íntima con ella misma.
.
- La vereda que recorre el astrólogo, va bordeando el camino iluminado por donde transcurre la verdad, es decir, la experiencia del " Ser ".
.
-Sin embargo la Astrología no puede considerarse "camino " o " vía " de realización, a lo más, vereda de acercamiento difícil y poco recomendable, pues escasean los astrólogos místicos.-
.
Así que cuando hablamos de dioses nunca lo hacemos del " Ser ", sólo nos referimos a las veladuras escindidas que percibimos.
.
De tal manera que los dioses de la Astrología sólo son la sombra sobre un velo, de una verdad aún mayor que transciende al estudioso de esta ciencia. Por ello en la interpretación astrológica, las palabras " dioses " o sus nombres particulares están vacías de contenido religioso o místico, en contrapartida, están repletas de simbología y arquetipos o de patrones de conducta humanos como veremos mas adelante.
.
Para comprender el lenguaje astrológico resulta necesario tener un conocimiento previo de los mitos y las leyendas que dan sentido y vida a estos modelos o patrones de conducta humanos.
.
Es indudable que la mayor inquietud de ser humano, o lo que más le ha importado en todos los tiempos, a sido el conocimiento de si mismo. Por eso, antes de que existiera el lenguaje escrito y desde muy antiguo se han ido recogiendo las maneras de ser o comportarse que son reincidentes en el ser humano o que han dejado huellas lo suficientemente notables para que tuviera interés su registro.
.
Durante al menos 50.000 años de vida interglacial, con clima similar al del Brasil actual y como especie nómada, ni el tamaño del cerebro humano ni su inteligencia a variado mucho en estos años, si que lo a hecho la información que poseemos sobre nosotros mismos y sobre nuestro entorno, pero gracias a la capacidad de transmisión de la información de una generación a otra -no porque exista una diferencia cerebral entre los que habitaron el planeta hace 30.000 años- y nosotros los humanos actuales. - Asi es de importante la transmisión de comunicación.
Antes de que existiera el lenguaje escrito, nuestros ancestros diseñaron en el cielo imágenes que son un tesoro de contenido simbólico y de arquetipos, de patrones de conducta que han quedado registrados en el cielo. Los mitos y las leyendas, que tienen sus historias escritas en las imágenes compuestas por las constelaciones y los planetas, juegan un papel de reglas mnemotécnicas que han permitido retener un gran cúmulo de información.
.
En el lenguaje astrológico cada cuerpo celeste tiene un nombre de dios, cada constelación tiene una leyenda, un mito y una simbología cargada de conceptos que son fundamentalmente patrones de conducta humanos que han sido escritos en el firmamento. Cada uno de estos mitos o leyendas son como cajas herméticas, que al abrirlas nos muestran un rico contenido expresivo, fiel reflejo de una parcela del inconsciente colectivo de la humanidad.
.
El cielo estrellado y el movimiento de los planetas, son como una enorme pantalla de cine repleta de mensajes escritos en lenguaje simbólico, unos mensajes que contienen una información preciosa que habla sobre el ser humano, sobre nosotros mismos y nos permiten conocer el porqué del comportamiento de determinados grupos humanos, al mismo tiempo que son el lazo que nos une con el cielo, el rayo divino que ilumina nuestra conciencia. Pero este es un mensaje que viene escrito en símbolos y no en palabras.
.La característica fundamental, lo mejor y extraordinario del simbolismo y de los arquetipos que utilizamos en Astrología, es su naturaleza multiplicadora. Pues al tiempo que representan a una determinada fuerza planetaria, o un sector del cielo, significan un tipo de expresión humana, un modo de comportamiento reincidente en la conducta humana.
.
Los psicólogos, en cierta medida, operan de igual manera. Designan un comportamiento patológico como el complejo de Edipo, basado en exactamente las mismas fuentes mitológicas que lo hacemos en Astrología, la diferencia estriba en que en Psicología operan con patrones de conducta considerados patológicos, mientras que los astrólogos operamos con modelos de conducta que no lo son y que contienen y nos permiten reconocer todas las pautas de conducta humanas.
.
Cada símbolo astrológico o cada arquetipo identifica a un tipo de persona, a una cosa, un lugar o un acontecimiento y nos permite desvelar los efectos que cabe esperar de la influencia astrológica en la esfera personal o individual.
.
Jung, uno de los grandes psicólogos y pensadores del siglo pasado que tuvo la valentía de incluir a la Astrología en el campo de sus investigaciones sobre la conducta humana dice que: El símbolo es un lenguaje de imágenes y emociones basados en la condensación expresiva y precisa que habla de verdades transcendentes, exteriores al ser humano, - orden cósmico - y de sentimientos interiores - pensamiento, orden moral, evolución anímica -
.
Ese orden cósmico está escrito en el cielo de manera simbólica y para comprender un poco ese lenguaje simbólico podemos pensar en una gigantesco microchip capaz de almacenar y reciclar información exacta y concisa. El lenguaje simbólico que utilizamos en Astrología es toda una psicomaquinaria capaz de transformar energía y expresar conceptos precisos.
.
Otro de los grandes psicólogos que han dejado huella en el pensamiento del siglo pasado es Cirlot quien afirma que: El símbolo es una realidad casi exclusivamente anímica que se proyecta sobre la naturaleza, bien tomando a sus seres como elementos idiomáticos(como ocurre en la simbología astrológica, cuando utilizamos las formas de ciertos animales) o bien convirtiéndolos en personajes que participan en el drama de cada individuo.
.
Todo el entramado que contiene la mayor información sobre los dramas que puede vivir cada uno de nosotros está reflejado o previamente escrito en las leyendas y los mitos de los personajes mitológicos quienes desarrollan a la perfección todas las maneras de comportarse ante situaciones análogas de la vida y que al mismo tiempo que están escritos en el cielo, son un fiel reflejo de nuestro mundo inconsciente.
.
El símbolo por sí mismo no se puede conocer, porque en el símbolo lo particular representa lo general, no como en un sueño o una sombra, sino como viva y momentánea revelación de lo inescrutable. Como dice Saurier: Son la expresión sintética de una ciencia maravillosa de la cual los seres humanos han perdido el recuerdo - pero que - enseñan todo lo que ha sido y será, bajo una forma imperturbable.
.
El simbolismo astrológico y sus arquetipos forman parte de un lenguaje que transciende las barreras físicas, lingüísticas y temporales de todos los seres humanos, es un lenguaje inmutable pero que es posible llegar a conocer y que es una de las más importantes claves del autoconcimiento.
.
Buena parte de la labor del astrólogo y del psicólogo consiste en recordar, aclarar, actualizar y llevar a la conciencia individual el mensaje contenido en los símbolos y los arquetipos con el fin de ayudar a conocer cuales son los patrones de conducta que pastorean nuestra conciencia.
.
Para facilitar la tarea de aprendizaje del simbolismo astrológico, desarrollaré toda una serie de modelos de conducta relacionados con estos modelos celestes que se corresponden, en su mayor parbte con los dioses clásicos, procurando tomar la función de esa simbología o patrones de comportamiento como un elemento pedagógico.
.
Por último recordar que para entender y utilizar las correspondencias y las analogías es conveniente hacer uso del sentido artístico, pues como dice Coommaraswany, erudito orientalista, especialista en arte Indio, persa y árabe: " El simbolismo es el arte de pensar en imagenes ".
La imagen de Palas Atenea naciendo de la cabeza de su padre Júpiter, o la imagen de Venus Afrodita naciendo de la espuma del mar, no sólo tienen un contenido estético sino que representan un modo de expresión distinto de la naturaleza femenina que afecta a toda mujer. Al igual que el resto de los modelos astrológicos actúan o se manifiestan abiertamente sobre diferentes tipos de personas.

Quien quiera su carta natal, revolución solar, sinastría
estudio de su empresa pueden llamarme al 02418435712
ó al 0424 4177972  Josefina Fierro

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada