Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

sábado, 14 de julio de 2012

Ojalá el Jefe de redacción de esa excelente revista hubiera solicitado un artículo sobre el erotismo al Dr. José Enrique González del grupo de profesores de la UC, hubiera sido un deleite

Columnistas del Día
10:20 pm 13-07-12 | 

Laberinto

/

La aventura comenzó en la mente siempre activa de Rafael Simón Hurtado cuando llegó 
a la Dirección de Medios y Publicaciones (venía de la Dirección de Cultura de la Escuela de 
Odontología), y se entregó de lleno a la edición del Semanario "Tiempo Universitario", del 
cual, entre otras cosas, fue un gran renovador. Y precisamente en esta Dirección asumió, 
prácticamente como proyecto personal, la edición de "Laberinto de Papel", una revista 
sencillamente extraordinaria por su contenido, su impecable edición –mezcla impecable 
de tecnología y estética- y su proyección intelectual que va mucho más allá de las 
propias fronteras universitarias. Con razón el entonces Rector Magnífico Ricardo Maldonado 
dijo que "Laberinto de Papel" debía ser la revista insignia de la Universidad de Carabobo. 
Y con mucha razón, también, la rectora Divo auspicia el retorno de tan exquisita publicación.
Hoy, después de un silencio de más de seis años, regresa esta publicación. Esta vez, 
con dos ventanas: La Galería Universitaria "Braulio Salazar" (la galería dentro de la ciudad 
y la ciudad dentro de la galería); y, como en las anteriores ediciones, un tema específico 
como motivo central , tratado desde diversos ángulos y con trabajos y autores de 
lujo, por decirlo sin ambages ni hipocresías. Esta vez, el tema central es el 
erotismo. Y los textos, realmente apasionantes, son de Jorge Enrique Adoum, 
Harold Alvarado Tenorio, Giancarlo Huapanga C., Mario Vargas Llosa, el propio Rafael 
Simón Hurtado y, Angel Orcajo, cuyo excepcional trabajo: "El apogeo de la sensualidad" 
merece todos los honores de este triunfal retorno de "Laberinto de Papel".
Este número extraordinario de laberinto de papel tiene como tema central el erotismo, 
bien diferenciado por cierto de lo que es sexualidad y pornografía. Por eso vale la pena 
leerla, por artículos con trabajos como "La necesidad estética del amor" de Jorge 
Enrique Adoum, el trabajo de Mario Vargas Llosa: "Sin erotismo no hay gran literatura" 
muy a la altura del premio nobel que es su autor y "El español lengua erótica" de Rafael 
Simón Hurtado.
Enhorabuena a la Universidad de Carabobo por esta magnífica muestra de su universalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada