Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

martes, 26 de mayo de 2015

Aunque es rojo intenso, la expresión convencional condiciona a afirmar que se oscurece cada día más el negro panorama del ejercicio de la libertad de expresión y del derecho a la información de los venezolanos.

El Universal

Lucién: Hay un obsceno ventajismo en los medios tradicionales

 
(Archivo)
OCARINA ESPINOZA | 26/11/13 (7:10 AM)
Caracas.- El sociólogo Óscar Lucién cree que el rasgo más relevante de la campaña electoral para las elecciones del 8 de diciembre próximo ha sido "un obsceno ventajismo" de parte del partido de gobierno y una "exclusión y cerco rojo" de los opositores en el uso de medios públicos y privados.  "Se usan los medios públicos para la promoción de los candidatos oficialistas por un lado y para el descrédito de la alternativa democrática por el otro", apunta.

Recuerda que el uso sistemático de todos los canales públicos y la gestión de gobierno para la promoción de candidatos oficialistas violan no solo la Constitución sino la Ley Orgánica de Proceso Electorales y la Ley Contra la Corrupción.

El ventajismo del gobierno en campaña, tiene un agravante, según Lucién, porque durante los días o meses previos al inicio formal de la campaña el Consejo Nacional Electoral "no actúa" con sanciones a violaciones, bajo el supuesto de que la precampaña no tiene una normativa. "Eso algo que no puede calificarse sino de cinismo porque el CNE justamente es el ente obligado a regular ese tiempo".

Lucién señala que la "exclusión" de la que habla en contra de los opositores en medios públicos y privados obedece a una presión "directa e indirecta", agrega que el desequilibrio en la campaña también se da por la criminalización de la crítica que el gobierno ha tratado de instaurar en el país.

"Toda crítica se asocia a un supuesto plan de desestabilización con lo cual inhibe no solo a los actores políticos sino fundamentalmente a los medios a promocionar ciertos mensajes sopena de tener algún tipo de retaliación del gobierno", acota.

Explica que una campaña electoral es una convocatoria al debate público, a la discusión, a la evaluación de la gestión del gobierno y por lo tanto la crítica es un elemento fundamental para evaluar positivamente o negativamente. "Más importante aún es la crítica en esta elección en la que muchos de los candidatos van a la reelección".

Migración de la campaña a las redes sociales

Según opina Óscar Lucién la migración a las plataformas digitales se ha dado como consecuencia de la "exclusión y el cerco rojo" en los medios de comunicación pero señala que aunque la plataforma existe la "lógica de producción de mensajes no ha sido afinada adecuadamente".

Afinar la estrategia de campaña en redes, de acuerdo con Lucién, "significa incorporar gente joven que tienen mayor habilidad y comprensión de las nuevas tecnologías y cambiar el suiche hacia un nuevo paradigma de comunicación".

Otras consideraciones en el manejo de campañas en redes es entender que aunque las redes son universales y digitales, con un alcance a todo el mundo, no todos los usuarios reciben el mensaje a la vez. "Se trata más de una comunicación directa y de segmentación del mensaje", dice.

El problema de la campaña en las redes sociales, insiste Lucién, es que está "aún incipiente, porque son relativamente nuevas". "Uno no podría decir que ya existe una respuesta adecuada en materia de campaña en las redes, porque la manera de producir mensajes para las redes sociales es muy distinto al de los medios tradicionales. Es otra lógica de producir los mensajes y otra lógica de acceso, los niveles de competencia son mayores porque cada ciudadano no es solo un receptor sino al mismo tiempo un emisor".

El que está en la red, apunta Lucién, la utiliza con la expectativa de interacción y en muchos casos buscan la viralidad del mensaje. "La viralidad no siempre se logra y es un proceso, es un trabajo que hay que hacer. Pero de alguna manera las campañas deben ir hacia allá; hay experiencias paradigmáticas como la de Barack Obama en Estados Unidos".

Para Lucién no hay que confundir las herramientas, las redes sociales, con los resultados de un determinado fenómeno social. "Ciertos eventos (en este caso triunfos electorales) no ocurren solo porque se usan las redes, son solo un amplificador de lo que ya está ocurriendo en la sociedad". 

Cerco rojo al máximo

autro image
1. Aunque es rojo intenso, la expresión convencional condiciona a afirmar que se oscurece cada día más el negro panorama del ejercicio de la libertad de expresión y del derecho a la información de los venezolanos.
2015 inicia con la trágica constatación del cierre de la versión impresa del diario Tal Cual a partir del próximo marzo. Tal Cual, con catorce años de existencia, ha constituido una invalorable tribuna para el ejercicio de un periodismo no complaciente que abrió espacio a una nueva generación muy competente en sus perspectivas críticas de tratar la información y en la calidad de su expresión escrita. Desde sus páginas de opinión profesionales de muy distintas disciplinas y enfoques han nutrido el debate nacional. Y, sin duda alguna, su mayor contribución es la labor editorialista de su director Teodoro Petkoff, quien con fina pluma e inteligencia ha abordado los temas más sustanciales y controversiales del acontecer nacional, sirviendo de fuente insoslayable en el debate político, tanto en sus posiciones editoriales como en las crónicas de Simón Boccanegra. El cierre de la edición impresa del diario Tal Cuales un gran golpe para el periodismo independiente, que adicionalmente dejará un gran vacío los días viernes con la ausencia de las finas crónicas de humor de Laureano Márquez.
¿Por qué cierra Tal Cual? El diario es una víctima más de lo que llamo el cerco rojo a la libertad de expresión en Venezuela. La imposibilidad material de la permanencia de este periódico es el resultado de un plan sistemático de acoso, de criminalización y hostigamiento judicial que no solo inhabilita penalmente (sin juicio previo) a su director y los accionistas del cotidiano para el ejercicio pleno de sus labores, sino que apunta, con onerosas multas, a su inviabilidad financiera.
2. La gravedad del cierre compulsivo de Tal Cual se hace más patente porque pone en evidencia una vuelta de tuerca en el cerco rojo a la libertad de expresión y al derecho a la información. El gobierno “bolivarero”, una vez que ha logrado la poda absoluta en el sistema audiovisual, amparado tramposamente en la falsa legalidad de su condición de administrador del espacio radioeléctrico, que le ha permitido el cierre directo de canales de televisión y emisoras de radio, y, más recientemente, la adquisición de otros medios a través opacas operaciones financieras de transferencia de la titularidad accionaria, pasa a dar el zarpazo a los medios de comunicación impresos. El segundo semestre de 2014 marca un golpe de envergadura con los diarios Últimas Noticias y El Universal totalmente alineados con la agenda editorial e informativa del gobierno. Importantes diarios de provincia, entre ellos un diario de valor histórico como El Correo del Caroní y en la capital un diario con la tradición de El Nacional, son víctimas permanentes de otra de las modalidades del cerco como es la discriminación absoluta en la colocación de pautas de propaganda de la gestión oficial, lo cual es violatorio de la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión (Nº 13) instituida por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.
Durante todo el año pasado, con su impacto en este 2015, los pocos diarios independientes que van quedando siguen sometidos al yugo y espada de Damocles que significa la adquisición de divisas para comprar el papel que, para colmo de males, ahora es monopolizado por una empresa oficial. El cerco avanza esta semana con el anuncio del capitán presidente de la Asamblea Nacional de una demanda contra el portal digital La Patilla, El Nacional y otros medios, que atenta las fundamentales garantías constitucionales de libertad de expresión y derecho a la información.
3. El cerco rojo, hemos insistido, no solo afecta o es un problema exclusivo de los dueños de medios, directivos o periodistas. No basta el coraje y compromiso de comunicadores y propietarios que aún defienden políticas informativas y editoriales independientes, es fundamental la activación de la voluntad democrática de los usuarios, de consumidores de contenidos de los medios para enfrentar este cerco en las pocas ventanas que nos van quedando para defendernos de  la cúpula cívico militar que de espaldas a la Constitución pretende imponer a los venezolanos un modelo político anacrónico, corrupto e ineficiente que fue rechazado en el referendo popular del 2 de diciembre de 2007.
La Constitución Nacional no solo garantiza la libertad de expresión sino el derecho a la información. Como ciudadanos estamos obligados a defenderlo. Sin información no hay democracia. No al cerco rojo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada