Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

sábado, 23 de mayo de 2015

La crisis de Venezuela se agrava con el desplome del bolívar El Gobierno de Maduro no tiene capacidad para frenar el ascenso del dólar ALFREDO MEZA Caracas 23 MAY 2015

Foto de archivo. Banqueros cuentan los bolívares. / FERNANDO LLANO (AP)
Los venezolanos han comenzado a tener la sensación de que en su cartera guardan billetes de Monopoly, un juego de mesa que utiliza dinero de mentira. La moneda local, el bolívar, cruzó este jueves la barrera de los 400 bolívares por dólar, el doble de la cotización del Sistema Marginal de Divisas (199 bolívares por dólar), la tasa de mayor valor establecida hace tres meses por el Gobierno en un esfuerzo por detener el imparable ascenso de la moneda estadounidense en el mercado negro.
El jueves la divisa norteamericana aumentó 40 bolívares en un día y ha escalado casi 130 bolívares en un mes. En el demencial sistema cambiario venezolano, que mantiene un control de cambios desde febrero de 2003, hay otras dos cotizaciones que permutan cada dólar a cambio de 6,30 bolívares, reservado para la importación de alimentos básicos, y 12 bolívares por dólar, para otros insumos menos prioritarios.
De la cotización del dólar en el mercado negro, que es el marcador del costo de reposición de los artículos que no están regulados, los venezolanos tienen noticias a través de Internet. En un esfuerzo por evitar que se conozca el precio, la Comisión Nacional de Telecomunicaciones ha bloqueado algunos dominios, pero sus creadores abren perfiles en las redes sociales para darla a conocer. El portal más conocido es Dólar Today, manejado por un grupo de venezolanos que residen fuera del país y que podrían pasar como ciudadanos inmigrantes sin vinculación alguna con la web. El presidente Nicolás Maduro los ha acusado de encabezar una “guerra económica”, al distorsionar el rígido control de precios establecido.
El precio parece responder menos a una creación diabólica y sí a las inexorables reglas del juego de la oferta y la demanda. Dólar Todayha explicado su metodología: colocan tres valores de referencia para fijar la cotización de la divisa estadounidense. El primero es el resultado de la tasa de cambio entre el bolívar y el peso colombiano en la fronteriza ciudad de Cúcuta; el segundo se calcula dividiendo la liquidez monetaria entre las reservas internacionales de Venezuela; y el tercero es el promedio de los dos anteriores.
Que el bolívar se deprecie con tanta velocidad es otra prueba del colapso del modelo económico chavista. Caracas necesita unacotización elevada del barril de petróleo, que ingresa el 96% de las divisas al fisco nacional, para pagar el elevado gasto público que se revierte en apoyo popular

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada