Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

viernes, 15 de mayo de 2015

El Comité Seccional de Acción Democrática,CES,celebró, en la sede de El Carabobeño, un comité ampliado en el cual fue aprobado un documento en respaldo a este diario y a los demás medios independientes que sufren el acoso de un gobierno temeroso de la opinión pública por saber que está muy cerca el cambio que anhela todo el país.

El Carabobeño 14 mayo 2015

AD Carabobo: Con El Carabobeño cerraría una de las entradas al estado

El comité de AD Carabobo sesionó en las instalaciones de El Carabobeño. (Foto Eduardo Valencia)
Alfredo Fermín
El Comité Seccional de Acción Democrática,CES,celebró, en la sede de El Carabobeño, un comité ampliado en el cual fue aprobado un documento en respaldo a este diario y a los demás medios independientes que sufren el acoso de un gobierno temeroso de la opinión pública por saber que está muy cerca el cambio que anhela todo el país.
Presidido por Rubén Limas, secretario general de AD, en Carabobo, y Antonio Ecarri, vicepresidente nacional del partido, el comité ampliado reunió a decenas de dirigentes que fueron recibidos por Carmen Grillet, gerente general y Carolina González, Jefe de Redacción de El Carabobeño.
La reunión tuvo como punto único la presentación del siguiente documento que fue aprobado por unanimidad de los asistentes.
El documento, dirigido a Eduardo Alemán, director de El Carabobeño comienza expresando que la totalidad de los miembros del Comité Ejecutivo Seccional de Acción Democrática en el estado Carabobo, hemos querido hacer acto de presencia, este jueves, en la sede del diario que usted acertadamente dirige, para evidenciar nuestra irrestricta solidaridad con todos los trabajadores de este importante medio de comunicación en este momento aciago que vive la República cuando se trata de cercenar, por los medios más deleznables, la libertad de expresión en Venezuela.
Con El Carabobeño se cerraría una de las puertas de entrada a nuestro estado. En efecto, el inolvidable Cronista de Valencia, Don Alfonso Marín, sostenía que El Carabobeño, junto al Ateneo y la Universidad de Carabobo eran las tres puertas de entrada a nuestro estado.
De materializarse el infame atentado dirigido por este gobierno a través de la empresa monopólica del Estado para la distribución de papel, Maneiro, que discrimina a la prensa libre en el otorgamiento de ese material imprescindible para sus publicaciones, se clausuraría una de esas puertas de llegada a Carabobo. Aunque no escapa a nuestro conocimiento que las otras dos: el ateneo de Valencia y la Universidad de Carabobo, también están corriendo la misma suerte por el ahogo discriminatorio que mantiene el gobierno nacional contra estas tres instituciones fundamentales de nuestro estado.
Estamos convencidos, señor Director, que el afán de este régimen en instaurar en Venezuela una hegemonía comunicacional, con intenciones totalitarias, no va a prosperar habida cuenta de la resistencia que el pueblo venezolano ha podido ejercer, en estos últimos dieciséis años, contra esa tratativa, por tener en sus venas el germen de la libertad y la democracia inoculado por nuestros padres fundadores de la civilidad, durante los únicos cuarenta años de toda nuestra historia republicana cuando vivimos bajo un sistema democrático, que lejos de reprimir la disidencia la estimulaba constantemente.
Acción Democrática tiene una historia, de 73 años de vida que ha compartido con El Carabobeño porque ambas instituciones nacieron a la vida pública en la primera mitad mitad del siglo XX.Por eso, queremos manifestarles que la solidaridad que hemos mantenido con ustedes, en más de siete décadas, no va a sufrir mella por la arremetida de este régimen contra la libertad de expresión, sino que, por el contrario, será cada vez más estrecha nuestra solidaridad con El Carabobeño y todos sus trabajadores.
Los gobierno democráticos que disfrutamos los venezolanos, desde la presidencia de Rómulo Betancourt hasta el segundo mandato del Presidente Rafael Caldera, se empeñaron en hacer prevalecer la libertad de información y, en consecuencia, los medios de comunicación independientes pudieron ejercer su función pedagógica libremente, hasta que este régimen comenzó a pretender instaurar una dictadura de nuevo tipo, cercenando el libre juego de las ideas con la esperanza inútil de convertir a Venezuela en otra tiranía como la cubana, donde existe un solo periódico, una sola radio y un solo canal de televisión, todos propiedad del Estado y del Partido Comunista que ejercen, para desgracia de nuestros hermanos cubanos, una tiranía solo comparable con las peores que ha vivido la humanidad en los países más atrasados de la tierra.
Tenga la seguridad, señor Director, que Acción Democrática no solo en Carabobo, sino en toda Venezuela estará al lado de El Carabobeño, El Nacional, El Impulso, Tal Cual y todos aquellos medios de comunicación que hoy sufren el acoso de un gobierno temeroso de la opinión pública por saber que está muy cerca el cambio que anhela todo el país. Al ratificarle nuestra solidaridad, queremos que la haga extensiva a todos los compatriotas que laboran en ese diario y que llevan el sustento a sus familias gracias a su trabajo hoy en peligro,
Y, por favor, dígales a los trabajadores de El Carabobeño que no están solos, que estamos a su lado junto al todo el pueblo carabobeño, que hoy sufrimos juntos esta pesadilla, pero que muy pronto saldremos de ellalogrando así la restitución, de la democracia y la libertad, que tanto esfuerzo costó al pueblo venezolano para su conquista y preservación.
Notas relacionadas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada