Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

martes, 26 de mayo de 2015

La fotografía de Nelson Garrido no es convencional ni pura y se acerca más a una propuesta plástica, por eso se hace llamar hacedor de imágenes , no fotógrafo ni artista plástico.

Nelson Garrido, hacedor de imágenes , fotógrafo irreverente

Si no rompe esquemas no es arte

Nelson Garrido, hacedor de imágenes , fotógrafo irreverente (Notitarde/Luis Ceballos Bisamon)
  Si no rompe esquemas no es arte   (2422098)

Daniela Chirinos Arrieta Notitarde 23 de mayo 2015, pág. 8/CIUDAD 
(CONFABULARIO)

La fotografía de Nelson Garrido no es convencional ni pura y se acerca más a una propuesta 
plástica, por eso se hace llamar hacedor de imágenes , no fotógrafo ni artista plástico. Tampoco 
es bonita y tiene mucho que ver con la violencia del país, porque como él mismo lo explica uno 
tiene que expresar lo que le angustia .No le gustan las etiquetas ni los galardones, pero en 1991 
le entregaron el Premio Nacional de Artes Plásticas.- cuando me lo dieron, lo quemé , dice-. Y 
mañana la Asociación Nacional de Artistas Plásticos (Avap) le otorgará el Premio Armando 
Reverón, por sus 50 años de trayectoria y su propuesta visual a pesar de que para algunos resulta  
grotesca , fea u ofensiva .

Esa lista de adjetivos poco le importa. Al contrario, celebra que el espectador critique su obra, eso sí, 
también lo invita a cuestionarse sobre su actuación en función de lo que ve.


Él es un tipo frontal y de humor muy ácido, confiesa ser un agitador de oficio , así ha sido 
siempre y seguirá siéndolo, aunque aclara que su herramienta es el arte y su objetivo es  
sacudirle la cabeza al espectador, presentándole sin censura, su interpretación de esta 
Venezuela que, a su juicio, está sumida en el silencio, como lo dijo hace dos años en una entrevista 
a El Universal.

Hoy reitera esas palabras y lamenta que ese mutis social se haya afianzado porque cuando uno 
se queda callado, se hace cómplice de lo pasa . Por eso, opina que al silencio hay que hacerle frente 
y él lo hace con sus fotografías.

A los jóvenes, entre tanto, les recuerda que tienen una gran responsabilidad histórica que no 
pueden eludir. No paren la crítica ante lo que tienen alrededor. Hagan lo que quieran con lo 
que tengan. No es momento de quejarse sino de hacer .

El artista y su obra

En sus fotografías hay desnudos, religión, violencia, humor muy negro, cultura popular e 
irreverencia. Mi problema no es con la fe, soy profundamente religioso, mi problema es 
con las instituciones , subraya. Se trata de un trabajo de mucha producción, con el que lleva 
la realidad a un nivel grotesco, pero créanlo o no, la realidad siempre supera a la ficción .

Con cada imagen busca romper esquemas porque si no hay esa ruptura no es arte , dice. 
Además, sostiene que no me creo precursor de nada. Se puede ser tan radical como yo 
pero sin copiarme. Lo que sí creo es que hay buena fotografía y mala fotografía .

Tiene 30 años trabajando para la Fundación Bigott haciendo fotografías documentales 
de las tradiciones y expresiones populares venezolanas. De ese trabajo se siente muy 
orgulloso y afinca que la cultura popular es más contemporánea que lo que se muestra en 
los museos, y me nutro más de eso que de lo académico .

De Cruz-Diez, la constancia; y de Nicanor Parra, la locura

Los padres de Nelson Garrido eran venezolanos exiliados en París (Francia), por eso a los 13 
años de edad conoció y empezó a estudiar con Carlos Cruz-Diez. Fue fundamental en 
mi vida y fue tan buen maestro que no salí haciendo rayitas, sino lo que yo quería . De 
él aprendió la modestia, trabajo, disciplina y constancia, el conocimiento que es universal.

A Nicanor Parra lo conoció en Chile. Tenía 15 años, acababa de llegar de Francia y 
estaba empezando a hacer retratos. Y fue el propio escritor quien lo nombró su fotógrafo 
oficial. Parte de esos trabajos aparecen en el libro del poeta titulado Obra Gruesa (1969, 
Editorial Universitaria). De Nicanor aprendí la locura. Me marcó muchísimo con sus 
antipoemas .

Tres talleres y una exposición

Esta semana Nelson Garrido estuvo de visita en Carabobo, dictando talleres en la Escuela 
de Artes Plásticas Arturo Michelena y el Museo de Arte Valencia. En la sala Humberto Jaimes 
Sánchez de esta casa de estudios inauguró la exposición De lo profano a lo sagrado, en 
homenaje a su maestro y amigo, el también fotógrafo Luis Brito, recientemente fallecido.

Esta agenda continúa desde hoy hasta el lunes, en la Escuela de Artes Plásticas, donde 
hablará de La fotografía como metáfora, en los horarios: 9:00 a.m., 12:00 m., 2:00 p.m. 
y 5:00 p.m. Para más información se sugiere seguir a @arturomichelena_escuela en 
Instagram; y a @eapamval en Twitter.

ONG Fundación Nelson Garrido

Nelson Garrido no tiene cuentas en redes sociales. Sus obras se pueden ver en 
nelsongarrido.blogspot.com. Pero sí tiene una fundación y ONG que lleva su nombre, dirigida 
por su hija Gala Garrido, creada hace doce años como un espacio dedicado a la contracultura, 
y en el que hay sala de exposiciones, obras de teatro, escuela de fotografía, biblioteca, talleres y becas.

Con la ONG publicarán libros de fotografía de los artistas Luis Brito, otro de Nelson 
Garrido, Antolín Sánchez y Ricardo Armas. Éste es un trabajo conjunto con la editorial 
La Cueva. Para más se recomienda visitar www.organizacionnelsongarrido.com.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada