Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

domingo, 17 de mayo de 2015

Estilo de vida, clave en deterioro de la memoria y concentración

El Carabobeño 12 mayo 2015

Estilo de vida, clave en deterioro de la memoria y concentración

(Infografía Johanna Valbuena)
Ana Isabel Laguna || alaguna@el-carabobeno.com
Desde siempre, la pérdida de memoria ha sido un tema preocupante para muchas personas, independientemente de la edad que tengan: cuando se es joven, porque se está en pleno aprendizaje; en la madurez resulta imprescindible para el día a día y, con los años, la pérdida progresiva de memoria puede significar desdibujar tanto el pasado como el presente.
“En este proceso de pérdida de memoria y disminución de capacidad de concentración influyen dos factores sobre los cuales las personas pueden tener cierto control”, afirma Margarita Botero, médico especialista en medicina antienvejecimiento. Entre éstos, los estilos de vida. Estudios científicos han determinado que la depresión, el bajo nivel educativo, la inactividad física y la presión arterial alta son los factores que más podrían aumentar la probabilidad de pérdida de memoria en todos los grupos de edad. En el caso de los más jóvenes, el estrés, sumado a la multitarea provocada por la presencia continua de la tecnología, también puede tener un mayor impacto en su capacidad de atención, lo que podría redundar en problemas para concentrarse y recordar cosas a todos los niveles. Por ello, la elección de un estilo de vida en la juventud puede impactar en la memoria a lo largo de los años.
El otro factor: la alimentación. Consumir grasas trans (tipo de ácido graso insaturado que se encuentra principalmente en alimentos industrializados) está ligado a la disminución de la memoria en los adultos. Según investigaciones recientes, el consumo diario de cada gramo adicional de grasas trans se asoció con una estimación de 0,76 menos palabras recordadas correctamente.
Para retrasar el deterioro cognitivo
Resulta crucial cuidar la materia gris y sus neuronas, pues ellas ejercen un papel fundamental en la sinapsis y transmisión de los mensajes al cerebro, detalla la doctora Botero. Para ello existen terapias efectivas que optimizan la memoria:
La terapia celular psicoestabilizante: consiste en administrar preparados celulares que aporten biomoléculas prefabricadas que activen rápidamente los núcleos productores de serotonina y noradrenalina, así como también extractos celulares heterólogos o autólogos que sustituyan las neuronas que han muerto por patología o envejecimiento.
Los sueros neuroemocionales:
contienen aminoácidos precursores, vitaminas activadoras del metabolismo energético, minerales y bioterápicos activadores del metabolismo específico y repolarizantes de membrana que aportan a las neuronas la materia prima y los activadores del metabolismo de los neurotransmisores antidepresivos.
- Es importante también mantener al cerebro activo realizando ejercicios mentales como jugar juegos de estrategias (ajedrez, cartas), hacer crucigramas, sudokus, leer, comprometerse con proyectos que necesiten planificación, hacer cursos de interés, etc.
- Si la persona observa pérdidas de memorias de forma recurrente conviene consultar con especialistas que evalúen la situación personal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada