Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

domingo, 17 de mayo de 2015

Tan demócrata el carajo de Rodrigo Cabezas!!! Y después dicen que sufrieron persecuciones en la "Cuarta República", la cual ante el despotismo y tiranía de estos carajos son uno "niños de pecho" Hasta el general Juan Vicente Gómez es un "tierno infante"

El Carabobeño 16 mayo 2015

Cabezas garantiza papel a diario El Impulso pero lo niega a El Carabobeño

El presidente de la Corporación Alfredo Maneiro hizo el anuncio a través de Twitter. (Foto Archivo/ El Carabobeño)
Alfredo Fermín
Hugo Cabezas, presidente de la Corporación Alfredo Maneiro informó al diario El Impulso, de Barquisimeto, su disposición a venderle papel del que recibirá, en los próximos dias, la mencionada empresa del estado.
En su cuenta Twitter @hugocabezas78, Cabezas informó; “En los próximos días hemos de recibir papel, y le venderemos al @elimpulsocom, con la seriedad que caracteriza al Presidente @NicolasMaduro”,
Se presume que esta reacción tenga que ver con las palabras del gobernador del estado Lara, Henry Falcón, quien criticó que en el país se estén cerrando las ventanas democráticas. Esta es una actitud distinta a la del gobernador del estado Carabobo, Francisco Ameliach, que ha hecho silencio absoluto en torno a la situación de El Carabobeño
Ese mismo silencio es el que mantiene la Corporación Alfredo Maneiro respecto a las solicitudes de compra de papel que han sido dirigidas a Hugo Cabezas y a otros funcionarios del gobierno, por lo cual este diario se ha visto en la dolorosa necesidad de reducir sus ediciones a 16 páginas, de las cuales buena parte son de publicidad para cumplir con compromisos contraídos con anterioridad.
Es evidente que, en contra de El Carabobeño, hay un ensañamiento por su línea editorial, que no es del agrado del gobierno, por informar libremente sin complacer su aspiración de que el Periodismo se convierta en un medio de propaganda a la gestión gubernamental, olvidando los gravísimos problemas que enfrenta el país, los desaciertos de sus funcionarios y hechos relevantes.
Al señor Cabezas se le envió una comunicación exponiendo la situación del diario, por solicitud de funcionarios del complejo Maneiro. Se esperaba que la misiva permitiera agilizar los trámites para la venta de papel. Sin embargo, no ha dado respuesta, como tampoco lo hizo Tarek William Saab, defensor del Pueblo, a quien se le dirigió un informe sobre nuestro caso.
El ensañamiento contra este diario, fundado hace 81 años, quedó evidenciado, además, con el rechazo de la Asamblea Nacional a la proposición de la diputada Deyalitza Aray para discutir nuestra situación en la Comisión de Medios, instancia que ya había negado el debate sobre el tema, propuesto por el diputado Biagio Pillieri. Personalidades del estado Carabobo, consejos comunales y agrupaciones estudiantiles se han dirigido al gobernador Francisco Ameliach solicitándole sus buenos oficios ante esta situación pero -como es su costumbre- se mantiene en silencio.
Mientras tanto 308 trabajadores de El Carabobeño se mantienen en la incertidumbre por el peligro de quedar desempleados ante la posibilidad de que este diario, deje de circular porque sencillamente no tiene papel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada